Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Puig ya asume el recorte del trasvase y cita la tesis del cambio climático del Gobierno

El jefe del Consell recurrirá el plan de cuenca del Tajo, que contempla una reducción de los envíos del 40% - El PP acusa al PSOE de «enterrar» la infraestructura y moviliza a los alcaldes de la Vega Baja mientras Asaja llama a los regantes «a echar a Pedro Sánchez»

Imagen aérea de los tubos del postrasvase a su paso por la huerta de Orihuela. | TONY SEVILLA

Imagen aérea de los tubos del postrasvase a su paso por la huerta de Orihuela. | TONY SEVILLA

La previsión de aumento del caudal ecológico del Tajo en el borrador del nuevo plan hidrológico, que implica la pérdida de hasta 80 hectómetros del trasvase a Alicante y Murcia, ha desatado un aluvión de reacciones. Anticipa otro episodio de la guerra del agua, expresado ayer en una nueva apelación del jefe del Consell al diálogo, pero también en la mucho menos conciliadora petición de Asaja de que los regantes y agricultores «echen» al PSOE y a Pedro Sánchez del Gobierno en las próximas elecciones, y en el anuncio de movilizaciones que ya maneja el Partido Popular con los alcaldes en la Vega Baja.

XIMO PUIG, PRESIDENTE DE LA GENERALITAT: «Hasta que no esté garantizada el agua para siempre, el Tajo-Segura es imprescindible»

decoration

Entre la reiteración de Ximo Puig de que va a defender la continuidad del trasvase, el jefe del Consell coló ayer el concepto del cambio climático como justificación del aumento del caudal. En concreto Puig dijo que desde la Generalitat «se seguirá intentando que el Ministerio acepte rebajar ese caudal que se ha fijado para el Tajo», pero puso de manifiesto «que el Consell es consciente de que hay un cambio climático y no es ajeno a esa realidad». Puig, a la hora de insistir en el apoyo del Consell, citó en varias ocasiones a la Vega Baja, aunque el impacto del recorte se extiende a Elche y Alicante, para que «tenga agua para siempre, y para eso hay que hacer las inversiones», para facilitar los recursos en el sur de Alicante e, igualmente, «mejorar la reutilización y depuración de aguas desde Madrid para mejorar también el Tajo». Puig abrió la puerta a la presentación de alegaciones en contra del nuevo plan de cuenca. El jefe del Consell dijo que se va a estudiar el borrador del plan hidrológico presentado por la ministra Teresa Ribera una vez que se analice el documento que contiene la propuesta, en fase ahora de exposición pública.

JOSÉ VICENTE ANDREU, PRESIDENTE DE ASAJA Alicante: «Pedro Sánchez y el PSOE van a arruinar a la agricultura con la subida del caudal ecológico del Tajo»

decoration

Puig expresó, no obstante, que desde su gobierno «valoran positivamente» el paso que ha dado el Ministerio de fijar en 7 m3 por segundo el paso del Tajo por Aranjuez frente a los 8,5 planteados inicialmente; aunque ese es un volumen que, en realidad, se prevé alcanzar progresivamente hasta 2026.

LUCAS JIMÉNEZ, PRESIDENTE DEL SCRATS: «Vamos a recurrir en todos los frentes legales para impedir la ejecución del plan de cuenca del Tajo»

decoration

El líder autonómico dijo que es «positivo» el hecho de que desde el Ministerio para la Transición Ecológica se vaya a impulsar un plan de inversiones de 500 millones de euros para modernizar las infraestructuras hídricas en la provincia e impulsar la desalinización.

CARLOS MAZÓN, PRESIDENTE DE LA DIPUTACIÓN: : «Pedro Sánchez lleva a la provincia a ser el desierto de Europa con el aplauso del Consell»

decoration

El presidente aseguró que si en 2026 no están acabadas las infraestructuras prometidas, «no se podrá llevar a cabo una reserva mayor» de agua del Tajo. Con este nuevo escenario, Puig reclamó la puesta en marcha de una mesa de diálogo permanente entre el Ministerio, la Generalitat y los regantes con tal de acercar posiciones porque, al final, ha destacado, «se trata de garantizar agua para siempre y que el progreso de la Vega y de otras comarcas de Alicante no esté puesto en cuestión por falta de agua».

CARLOS GONZÁLEZ, ALCALDE DE ELCHE: «Defenderemos un trasvase que consideramos esencial e irrenunciable para el sur de la provincia»

decoration

El final de la agricultura

La valoración del presidente de la Diputación y presidente del PP de la Comunidad, Carlos Mazón fue mucho más crítica. Dijo que si se confirma lo dispuesto en el borrador del plan de cuenca del Tajo supondría la «muerte inminente» del trasvase. En el mismo tono señaló que «vamos a acabar enterrando al trasvase» y aseguró que Pedro Sánchez «nos está llevando a la provincia a ser el desierto de Europa con el aplauso, el silencio y el disimulo de la Generalitat Valenciana».

El sindicato agrario Jóvenes Agricultores ASAJA Alicante mostró su oposición rotunda a la propuesta presentada ayer por el Ministerio para la Transición Ecológica. El presidente de la organización agraria, Jose Vicente Andreu pidió directamente que en los próximos comicios los empresarios agrarios y regantes saquen al PSOE del Gobierno, «o se firmará el final definitivo e irrevocable de la agricultura de regadío en Alicante» y lamentó el papel de Ximo Puig al plegarse a los intereses del PSOE en Madrid.

Compartir el artículo

stats