Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los jóvenes que se reúnan en espacios exteriores deberán usar mascarilla si no son convivientes

La Policía Local de Alicante realizará una labor educativa para que se use el tapabocas en calles donde no se pueda mantener la distancia de 1,5 metros

Un hombre se coloca la mascarilla en presencia de la Policía Local de Alicante en el Postiguet. |

Un hombre se coloca la mascarilla en presencia de la Policía Local de Alicante en el Postiguet. | RAFA ARJONES

El fin de la obligatoriedad de llevar la mascarilla en exteriores cuando pueda mantenerse una distancia de seguridad de al menos un metro y medio parece que no supondrá cambios drásticos porque, a falta de la publicación del decreto que regulará su uso y fue aprobado ayer por el Consejo de Ministros, deberá seguir utilizándose en la gran mayoría de sitios como hasta ahora. Eso es lo que opinan diferentes fuentes policiales de Alicante consultadas por este diario, que coinciden en señalar que la mascarilla seguirá siendo obligatoria en todas las calles y zonas donde haya un trasiego constante de personas que impida mantener los 1,5 metros de distancia de seguridad.

Por tanto, los ciudadanos tendrán que llevarla por paseos y calles comerciales o de ocio en las que se registran aglomeraciones, así como por las orillas de las playas. Únicamente si se está solo o muy separado se estará exento de la utilización del tapabocas en espacios exteriores.

La Policía Local de Alicante no parece que vaya a ir a la caza de infractores y se dedicará inicialmente a llevar a cabo una labor educadora y de concienciación para que la gente use la mascarilla en las zonas exteriores donde una persona se esté cruzando de forma continua con otras y no pueda mantener la distancia de 1,5 metros.

Los agentes consideran que en las calles con mucho trasiego de personas la protección es obligatoria

decoration

El paseo de Gomis junto al Postiguet, la Explanada o cualquier otra vía pública donde suele haber gran cantidad de personas a lo largo de todo el día son ejemplos de zonas donde la Policía Local estima que no se puede garantizar la distancia de seguridad de 1,5 metros y por tanto procede llevar la mascarilla.

Lo mismo ocurre con los paseos por la orilla de las playas. Una persona se cruza de forma constante con otras y por tanto debe llevar la mascarilla puesta, según las fuentes policiales consultadas.

La medida sanitaria seguirá siendo obligatoria en espacios interiores y medios de transporte público

decoration

Otro claro ejemplo con el que se puede encontrar la Policía Local es el de una reuniones de muchos jóvenes en una zona exterior. Salvo que sean convivientes, tendrán que llevar puesta la mascarilla, por lo que no parece que se vayan a producir cambios drásticos a partir de este sábado. «Tendrá que utilizarse en el 90% de los sitios donde ya debe llevarse puesta la mascarilla actualmente», según asegura un responsable policial.

Eventos

Además de la no obligatoriedad del uso de la mascarilla en espacios exteriores cuando pueda mantenerse una distancia de seguridad de al menos 1,5 metros, el Gobierno central contempla que seguirá siendo obligatoria en eventos multitudinarios donde no pueda guardarse la distancia, en espacios interiores y en los autobuses y otros medios de transporte público, como trenes y aviones.

La flexibilización del uso de la mascarilla no conllevará cambios en la lucha de la Policía Local de Alicante para combatir el botellón. Los jóvenes que sean sorprendidos bebiendo alcohol en la vía pública serán sancionados, independientemente de que lleven o no el tapabocas.

Las sanciones por no llevar puesta la mascarilla se han reducido sensiblemente. Así, durante la noche de San Juan la Policía Local solo multó a cinco personas en Alicante por el tapabocas. Al cierre de esta edición se desconocía si el decreto gubernamental hacía alguna referencia a sanciones por no llevar la mascarilla.

Compartir el artículo

stats