Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PSOE pide al bipartito que se plantee un cambio de gestión del servicio de limpieza y recogida de residuos

Los socialistas propondrán en el pleno la creación de una comisión que estudie las ventajas de la remunicipalización o la creación de una empresa mixta

Un trabajador del servicio de limpieza viaria, en una calle de Alicante

Un trabajador del servicio de limpieza viaria, en una calle de Alicante

El Grupo Municipal Socialista (GMS) reclamará en el próximo Pleno la creación de una Comisión No Permanente del Pleno para el "estudio e implantación de la "gestión directa del servicio de recogida de residuos, mediante la constitución de una empresa mixta que gestione la limpieza y recogida de residuos, o la creación de empresa pública de servicios".

El PSOE considera que" está injustificada la obstinación del alcalde en negarse a estudiar la eficiencia de otros tipos de gestión antes de emitir su propuesta", mientras que otros ayuntamientos gobernados por el PP, como Orihuela o Torrevieja, "han promovido la creación de empresas públicas o mixtas como estructura más eficaz para gestionar este servicio". 

El edil socialista Raúl Ruiz indica que la próxima planificación de la limpieza, la recogida y la gestión de los residuos municipales de Alicante se enfrentará "al reto de impulsar el servicio con más quejas entre los alicantinos, pese a estar dotado con la mayor disposición presupuestaria del Ayuntamiento". Una decisión, para el socialista, que "debería producirse en poco más de dos meses pero que Barcala pospone desesperadamente con prórrogas parciales, para compensar el tiempo perdido" en el diseño de esta nueva planificación. “El Ayuntamiento de Alicante ha incumplido cada fecha y cada compromiso de forma sistemática siempre bajo el paraguas de un contrato que el PP recortó un 30% por el endeudamiento que dejó Castedo. Un endeudamiento que generó precisamente este servicio gestionado externamente”, añade Ruiz, quien apunta que "por ello que el alcalde es consciente de que desde el 1 de septiembre ya no le quedan excusas, no le servirá tampoco aludir a la obsolescencia del contrato porque en campaña electoral ya prometió no prorrogarlo por ese motivo".

Por eso, los socialistas creen que es "fundamental" afrontar "cuanto antes una definición del servicio reflexionada, responsable y capaz de dar respuesta a la dimensión presente y futura de Alicante, ya que esta planificación tendrá impacto en la próxima década de la ciudad y en el destino de buena parte de nuestros recursos". Al respecto, los socialistas pretenden que el gobierno de Barcala explique "por qué lo que quiere el Partido Popular para Orihuela o Torrevieja no lo quieren para Alicante cuando allí reconocen haberlo hecho bajo criterios de eficacia y económicos, como acreditan distintos informes de técnicos municipales y del bufete Garrigues, quien asegura que la gestión directa o mixta son más eficientes, así como casi un 20% más económica".

Ante esa situación, el grupo socialista considera la necesidad de una "comisión que plantee un debate único y específico sobre todas las formas de gestión del servicio sin obstinaciones de ningún tipo ni tampoco vicios del pasado".

Compartir el artículo

stats