Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El 53,4% del pescado y marisco comercializado en la Comunidad Valenciana en 2020 procede de la provincia

Las lonjas de Alicante capturaron cerca de 11.374 toneladas de pescado fresco y marisco local comercializado en 2020, generando 50 millones de euros de negocio

Lonja de pescado en el puerto de Dénia

Las lonjas de la provincia capturaron cerca de 11.374 toneladas de pescado fresco y marisco local comercializado en 2020, generando 50 millones de euros de negocio. Estos datos suponen el 53,4% del pescado y marisco total en la Comunidad Valenciana, en un contexto donde las ventas autonómicas han aumentado un 2,5% a lo largo del último año pese a la difícil situación sanitaria y económica que se está viviendo a nivel global a consecuencia de la Covid-19.

El Mercado Central de Alicante ha sido el lugar elegido por la Comisión Interfederativa de las Cofradías de Pescadores (COINCOPESCA) para celebrar, este sábado, un acto en el que ha tratado de concienciar a los y las alicantinos sobre la importancia de consumir producto local, capturado en las lonjas de Denia, Jávea, Moraira, Calpe, Altea, Villajoyosa, El Campello, Alicante, Santa Pola, Guardamar del Segura y Torrevieja, que son 11 de las cerca de 20 cofradías que tiene la Comunidad Valenciana en la actualidad. Todas ellas trabajan bajo la marca de garantía ‘Peix de Llotja’ gestionada por Coincopesca, una propuesta que nació en 2017 de la mano de la Conselleria de Agricultura, Desenvolupament Rural, Emergència Climática y Transició Ecològica, junto con las federaciones provinciales de cofradías de pescadores de la Comunidad Valenciana.

En el acto celebrado en el corazón del comercio local de la capital alicantina, el Director General de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Generalitat Valenciana, Antonio Quintana, ha manifestado que la marca ‘Peix de Llotja’ “es muy importante por lo que representa más allá de a nivel económico, ya que hasta que la gente compra el pescado en los mercados hay mucho trabajo detrás de los pescadores, y queremos que esto se vea y se valore en las políticas europeas que son, cada vez más restrictivas con el sector”. Por su parte, el presidente de la federación provincial de pescadores de Alicante, Nacho Llorca, ha afirmado que “el producto que se pesca en las costas de Alicante y de la Comunidad es de gran calidad y tiene muchos beneficios para la salud, especialmente para la infancia y para los más mayores. Es un producto ‘kilómetro cero’ y debemos fomentar su consumo entre la sociedad”. El evento también contó con la presencia de la Concejala de Comercio y Hostelería de Alicante, Lidia López, que manifestó su “total apoyo y el del Ayuntamiento en este tipo de campañas, además en nuestra tierra, que ama la pesca”.

En el caso de la provincia de Alicante, la labor de los pescadores valencianos generó un total de 50 millones de euros por la captura de pesca de lonja gracias al esfuerzo de 269 buques que realizan tareas de pesca en alta mar y que, por lonjas, corresponden 5 de Alicante, 17 de Altea, 3 de Benidorm, 18 de Calpe, 8 del Campello, 29 de Denia, 10 de Guardamar del Segura, 7 de la Isla de Tabarca, 18 de Jávea, 3 de Moraira, 90 de Santa Pola, 11 de Torrevieja y 46 de Villajoyosa. Por especies, las más capturadas en las costas alicantinas son el boquerón o anchoa, la sardina, el salmonete de fango y la corvina, por este orden.

El distintivo ‘Peix de Llotja’ pretende dar valor y reconocimiento a los trabajadores del sector, que proporciona empleo a cerca de 8.000 personas, de las cuales 3.000 lo hacen a través de empleos directos. A través de los 588 buques de la Comunidad Valenciana, 170 en la provincia de Castellón, se consiguió desembarcar más de 22.000 toneladas de pescado y marisco recogido en los más de 500 kilómetros de costa en la Comunidad Valenciana.

Actualmente, más de 8000 pescadores y pescadoras de la Comunidad Valenciana se dedican a la pesca, de forma directa o indirecta. Durante 2020, más de 350 embarcaciones recogieron cerca de decenas de miles de toneladas de pescado fresco, y su porvenir está en el aire ante las restricciones que se plantean desde Bruselas. Y es que el sector pesquero valenciano se ve amenazado por las medidas del nuevo Plan de Gestión Plurianual adoptado por la Unión Europea, que plantea limitar el número máximo de días de pesca para cada modalidad de flota y también restringir la actividad de las embarcaciones de arrastre en los fondos marinos hasta 100 metros de profundidad. Por este motivo y también por apoyar el producto local, comprar ‘Peix de Llotja’ es más importante que nunca.

Peix de Llotja: un sello de garantía y sostenibilidad

‘Peix de Llotja’ es una marca de garantía de la Comunidad Valenciana que gestiona la Comisión Interfederativa de las Cofradías de Pescadores (COINCOPESCA). Su elemento diferencial es que los productos recogidos por las cofradías valencianas se obtienen de manera sostenible y respetuosa con el medioambiente. El ‘Peix de Llotja’ es un producto ecológico y de kilómetro cero, es decir, la distancia entre su captura y el consumo es reducida lo que supone un descenso de las emisiones de CO2 por el transporte. El pescado y marisco de lonja es garantía de frescor y sostenibilidad, y con su consumo se establece un compromiso por el sector y todos los trabajadores que hacen posible su pesca y distribución. Desde Torrevieja a Vinaròs, las distintas cofradías adquieren los alimentos de temporada frescos, sabrosos, saludables y sostenibles, que formarán parte de la cultura autóctona, así como de una gastronomía sana y equilibrada. El ‘Peix de Llotja’ es un producto único, sostenible y de mucha calidad extraído de los puertos valencianos, castellonenses y alicantinos. Este emblema diferenciador de COINCOPESCA pretende estimular el consumo sostenible del pescado y marisco, recogido en los más de 500km de costa en la Comunidad Valenciana.

Compartir el artículo

stats