Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Foro Alicante

Sanidad adelanta la vacunación a los veinteañeros a la segunda semana de agosto

La consellera Ana Barceló concreta en el Foro Alicante organizado por el Club INFORMACIÓN que se agilizan las dosis sin adelantar a otros grupos de edad - Anuncia 265 millones para tecnología punta e infraestructuras en la provincia

13

Ana Barceló aborda la situación de la pandemia en el Foro de INFORMACIÓN ALEX DOMÍNGUEZ

La Conselleria de Sanidad se ha propuesto avanzar con el actual ritmo de vacunación y llegar al mes de septiembre con los universitarios vacunados, tal y como aventuró esta misma semana el propio presidente, Ximo Puig.

La titular del área, Ana Barceló, concretó este jueves en Alicante su esperanza en que dicho ritmo de vacunación lleve a empezar a vacunar a los veinteañeros desde la segunda semana de agosto. Lo hizo en el marco del Foro Alicante organizado por el Club INFORMACIÓN, la Universidad de Alicante, la Confederación Empresarial CEV y Baleària, ante representantes de los distintos ámbitos y sectores de la sociedad alicantina de toda la provincia.

Bajo la premisa señalada por la consellera, a partir del día 9 de agosto se citará a las personas de 20 a 29 años en orden decreciente, porque lo que sí enfatiza Barceló es que no se altera la vacunación preestablecida por grupos de edad. «No nos planteamos saltar a ningún grupo etario, pero lo importante es que cuando empiece el curso, los jóvenes estén vacunados con la pauta completa», concretó a preguntas de los periodistas poco después de su intervención en el Foro Alicante.

Descarta, no obstante, que se vaya a disponer en todo el verano del volumen de vacunas recibido esta semana, por lo que «será raro que tengamos tantas personas citadas» y, por lo mismo, que se repitan las colas al sol en Ciudad de la Luz o en IFA, aunque admitió a su vez la necesidad de revisar si la capacidad de vacunación en estos centros es proporcional al volumen de dosis.

En distintos momentos de su intervención, la consellera entonó el mea culpa y pidió perdón por los errores cometidos para corroborar de motu propio, como ya han insistido en alertar los distintos colectivos sanitarios, que «la pandemia ha tensado las costuras y ha revelado las carencias estructurales en el sistema sanitario». Confirma Barceló las debilidades que la crisis del coronavirus ha evidenciado en la Salud Pública, pero a un tiempo destaca que también ha puesto en valor la elevada profesionalidad de los sanitarios.

Retos

«Hemos comprobado que nuestro sistema sanitario y económico puede venirse abajo como un castillo de naipes. De las lecciones aprendidas -abunda la consellera- emerge con fuerza la necesidad de contar con un sistema sanitario público universal de calidad, que dé respuestas a las necesidades asistenciales y que no deje a nadie detrás».

Dispuesta a afrontar los retos de futuro de los próximos años «para fortalecer el sistema de salud», la titular de Sanidad anuncia reformas que considera inaplazables tanto a nivel tecnológico como de nuevas infraestructuras y que cifra en una inversión global de 265 millones de euros para la provincia de Alicante.

Tras la experiencia adquirida en el último año a causa de la pandemia, Barceló apuesta por tener en Atención Primaria infraestructuras «flexibles, adaptativas, sostenibles y eficientes para las necesidades de cada momento». La consellera detalló un próximo plan de infraestructuras con inversiones de 658 millones de euros en la Comunidad, de los que se destinarán 244 millones a la provincia de Alicante, con tres actuaciones en centros hospitalarios, diez nuevos centros de salud y la ampliación y reforma de otros diez.

Incluye por otra parte otros 81 millones de euros para la Comunidad procedentes del Plan 'Inveat' europeo, 21 millones de ellos para la provincia, y que se destinarán a reforzar y renovar la tecnología punta los hospitales de la provincia. «Es prioritario contar con equipos de diagnóstico y tratamiento precoz de enfermos crónicos, oncológicos y neurológicos, para que no suponga una brecha entre las personas», enfatiza la titular de Sanidad.

Teleasistencia

El futuro de innovación tecnológica que pinta la consellera entronca con un presente en el que la teleasistencia «ha venido para quedarse», como ella misma recalca. Cifra en un millón las consultas telefónicas registradas al mes en la etapa más reciente, frente a las 420.000 habituales con anterioridad. «No siempre es necesario ir presencialmente a la consulta y durante la pandemia hemos tenido que llevar a cabo un despliegue tecnológico sin precedentes que no hubiéramos hecho en una situación normalizada», admite. «Todo esto ha venido para quedarse», asegura su vez. Según los datos que expuso, el 57% de los pacientes solicitan consultas telefónicas y el 43% presenciales, aunque Barceló insiste en que «siempre que sea necesario» se debe tener una asistencia presencial. De la misma forma han aumentado «sustancialmente», llegando a triplicarse, las consultas sobre el historial clínico personal, a través de las aplicaciones móviles o de la web.

La titular del sistema sanitario no contempla una cuarta ola de contagios aunque los datos siguen subiendo

decoration

La consellera no duda de que saldremos fortalecidos de esta crisis, pero que nos acompañarán las secuelas del covid que debemos afrontar «unidos», concluyó. En el turno de preguntas de los asistentes que siguió a su intervención, y que le fue trasladando el director del Club INFORMACIÓN, Toni Cabot, la máxima responsable de Sanidad expuso que no contempla en estos momentos una cuarta ola de contagios, pese a que «los datos indican que estamos subiendo. El riesgo es bajo», asegura. Barceló explica que las cifras que irán advirtiendo si se pasa de la actual tasa de riesgo bajo son los ingresos hospitalarios, las pruebas PCR, el nivel de contagios positivos y la asistencia en las UCI, además de la posibles variantes que surjan del covid. También destacó la diferencia que marca el mayor nivel de protección de las personas mayores y enfatizó la necesidad de trasladara os jóvenes y organizadores de posibles fiestas que se deben seguir cumpliendo la medidas covid y que, entre ellas, la mascarilla sigue siendo imprescindible para evitar contagios si no se da la distancia necesaria. «Pido responsabilidad», subrayó.

Futuro personal

Ni las dudas que periódicamente planean sobre su posible dimisión tras un duro año de gestión, ni las conversaciones que le sitúan más recientemente como candidata a la alcaldía de Alicante, desvían a la máxima responsable de Sanidad de proseguir en su objetivo por hacer llegar los servicios sanitarios de forma «equitativa y eficiente a toda la población», aseveró a preguntas de los asistentes al Foro Alicante. Su última intervención arrancó a un tiempo un murmullo de sonrisas y un sonoro aplauso, al afirmar que no se ha parado a pensar en nada que no sea «seguir batallando por la salud pública», y subrayar que su única preocupación son «los datos y atender a la ciudadanía para dar respuesta a sus necesidades y poder pasar cuanto antes esta pandemia».

Compartir el artículo

stats