El bipartito urge al Consell el desbloqueo de las obras del Centro 14

La Generalitat arrancará en septiembre la reforma del barrio Miguel Hernández con 3,4 millones de inversión

El barrio Miguel Hernández de Alicante, cuya rehabilitación ha programado Vivienda

El barrio Miguel Hernández de Alicante, cuya rehabilitación ha programado Vivienda / Pilar Cortés

J. Hernández

J. Hernández

El Ayuntamiento de Alicante reclama agilidad al Consell en los trámites para desbloquear las obras del Centro 14 de la Concejalía de Juventud, paralizadas desde hace más de 4 años, en cumplimiento del acuerdo por el que la administración local asume la dirección de los trabajos y el encargo de la redacción del proyecto para poder licitarlo con un valor de 100.000 euros, mientras que la Generalitat Valenciana se compromete a financiar las obras con un presupuesto aproximado de 2,6 millones.

Este asunto se coló en la reunión que mantuvieron este miércoles en Alicante el presidente del Patronato Municipal de la Vivienda, José Ramón González, y el concejal de Urbanismo, Adrián Santos, con la directora general de Vivienda de la Generalitat, Elena Azcárraga, y el subdirector y la subdirector general de la Entidad de Vivienda autonómica (Evha), César Jiménez, y María Oliver, respectivamente. En el encuentro, el concejal de Vivienda expuso que la Generalitat «continúa sin firmar el convenio remitido al Consell para terminar las obras del Centro 14». «El Ayuntamiento ha cumplido y encargado la redacción del proyecto arquitectónico para poder licitar las obras cuando el convenio sea suscrito pero el documento está pendiente desde diciembre de 2020».

La directora general de Vivienda defiende la cesión de parcelas públicas para pisos de alquiler social

Según informa el bipartito, la directora general puso de relieve las dificultades administrativas para cancelar el antiguo contrato comprometiéndose a que el convenio quedará terminado esta misma semana. A este diario, Elena Azcárraga explicó que el convenio del Centro 14 no es competencia de la dirección general de Vivienda sino de Rehabilitación.

Azcárraga destacó por otra parte que en septiembre comenzarán las obras de rehabilitación del barrio Miguel Hernández con la primera fase que afecta a un edificio de 20 viviendas que ha obligado al realojo de familias. Este arreglo, que forma parte de un plan más ambicioso, cuesta 3,4 millones de euros. También dijo que ya se trabaja en la segunda fase, que afectará a otras 40 viviendas, y destacó la creación de equipos de mediación social que trabajarán en este barrio y en Virgen del Carmen. La directora general compartió con el Ayuntamiento, según explicó, el deseo de impulsar la cesión de parcelas públicas de suelo municipal sin movilizar a promotoras privadas para hacer vivienda de alquiler social con fondos europeos inicialmente en el barrio de Rabasa.

Suscríbete para seguir leyendo