Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El sector turístico de la Costa Blanca abre la puerta a recuperar 240.000 visitantes británicos desde el lunes

El Ejecutivo de Reino Unido no cambia el color del semáforo de las restricciones y elimina la obligación de pasar cuarentena a su vuelta a los turistas que viajen tras haber sido vacunados

Benidorm va a recuperando turistas lentamente, pero necesita a los británicos para tener un buen verano.

Benidorm va a recuperando turistas lentamente, pero necesita a los británicos para tener un buen verano. DAVID REVENGA

Un respiro para el sector turístico de la provincia de Alicante. El Gobierno británico ha optado por seguir adelante y convivir con el covid, y en la revisión del semáforo que mide las restricciones para sus turistas al regreso de las vacaciones mantiene a España, pese al aumento de la incidencia de los contagios, en «ámbar», con lo cual, desde el próximo lunes, los turistas ingleses que vuelvan de la Costa Blanca y hayan sido vacunados con la doble dosis no tendrán que someterse a un cuarentena de diez días en su casa, aunque se mantiene la obligación de realizarse dos PCR para ratificar el negativo en covid.

La decisión abre la puerta a la esperanza de que el sector turístico pueda recuperar unos 240.000 visitantes ingleses en agosto y un volumen de negocio de 200 millones de euros aunque, de momento, los hoteles no han recibido la supuesta explosión de reservas que se esperaba un vez que Boris Johnson levantara las restricciones frente al covid en el Reino Unido. El ejecutivo británico anunció anteayer, sin embargo, 42.302 nuevos contagios de covid, su máximo desde el 15 de enero, con 49 muertes más, hasta un total de 128.530 desde el inicio de la pandemia en marzo de 2020, pero aún así y, dado el buen ritmo de vacunación, se levantan todos los vetos desde el lunes. En la decisión del Reino Unido ha sido clave que la tasa de ocupación de las UCI en hoteles españoles sea del 3,7%, mientras en enero era del 21%. La vacunación ayuda, según apuntaron ayer fuentes del Ministerio de Turismo.

Una azafata de Ryanair comprueba la documentación. | HÉCTOR FUENTES

Según el semáforo británico, el hecho de que España está en ámbar implica que si el turista inglés está vacunado con las dos dosis y han pasado 14 días desde la segunda dosis, no necesitará someterse a la cuarentena a su regreso. Deberá aportar, antes de subirse al avión, prueba documental de que cumple con el requisito de la doble vacunación, tendrá que rellenar un formulario con sus datos, hacerse un test PCR antes de salir del destino y otro test PCR al segundo día después de llegar de nuevo al Reino Unido. Si está doblemente vacunado y han pasado 14 días de la última vacuna, no hará falta que se haga otro test PCR en el octavo día de su regreso a Inglaterra.

LA CIFRA: 200 

En un agosto normal los turistas británicos dejan 200 millones de euros

El regreso de los turistas británicos en agosto es clave para el sector turístico provincial, ya que el mercado inglés movía 200 millones.

Los niños ingleses que no han sido vacunados tampoco tendrán que pasar cuarentena a su regreso de un país ámbar, aunque sí deberán realizarse los test previstos, medida que afecta a todos los niños, viajen solos o con adultos. Los niños de entre 5 y 10 años solamente se harán el test previsto en el segundo día de su regreso a Inglaterra, y de 4 años o menos, seguirán exentos de test y cuarentena. Sin embargo, los niños y adolescentes de entre 11 y 18 años deberán hacerse los dos test previstos antes de regresar y al segundo día de su llegada a Inglaterra, tanto si proceden de países en ámbar como de la lista verde, según recogió ayer Hosteltur.

Por otro lado, Francia, aprobó que desde hoy los turistas que no estén vacunados deben presentar al regreso una PCR que demuestre que no tienen covid y debe haberse realizado 24 horas antes del viaje.

LA CLAVE

Los hoteleros esperan que no haya nuevos cambios de criterio de Johnson

Los hoteleros no terminan de creerse el posible regreso de los turistas británicos por la falta de reservas. Esperan que Johnson no cambie.

Inglaterra excluyó anteayer a las islas Baleares de su lista verde de destinos seguros y la colocó en ámbar -como el resto de España-, lo que implica que las personas no vacunadas tendrán que hacer cuarentena a su regreso al Reino Unido, anunció el ministro británico de Transportes, Grant Shapps. «Movemos a la lista ámbar las islas Baleares y las islas Vírgenes Británicas, previamente en la lista verde en observación», escribió en Twitter el ministro. Pese a ello, recordó que, a partir del próximo lunes, los viajeros que regresen de destinos en ámbar y que hayan recibido la pauta completa de vacunación estarán exentos de someterse a una cuarentena. Esta modificación podría llevar a que las personas aún no vacunadas -en general adultos jóvenes- que actualmente están en Mallorca, Ibiza, Menorca o Formentera se den prisa para regresar al Reino Unido. Como parte de los cambios, Bulgaria y Hong Kong pasan a la lista verde , mientras que Croacia y Taiwán figuran en el listado verde pero «bajo observación».

Que Baleares se quede sin ingleses no es bueno para la Cosa Blanca, al tener muchas camas vacías que querrá llenar en agosto, apuntan desde el sector hotelero.

Compartir el artículo

stats