Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los bomberos del Consorcio Provincial de Alicante reconocen la labor de la Unidad Canina

Los profesionales aprovechan el "Día Mundial del Perro" para subrayar la importancia de este recurso en su trabajo

Un bombero sujeta a uno de los perros de la Unidad en una operación .

Los bomberos del Consorcio Provincial de Bomberos de Alicante han querido rendir hoy su particular a homenaje a cuatro miembros especiales. Cuatro perros adscritos a la Unidad Canina, que desde su creación, hace ya ocho años, han participado ya en más de cien servicios de rescate. Los profesionales del Speis Provincial de Alicante celebran de esta manera el “Día Mundial del Perro”, el mejor amigo del hombre y de la mujer. Nunca fallan y los bomberos lo saben mejor que nadie. El día en el que se celebra esta efeméride se constituyó en 2004.

Por todos son conocidas las capacidades que pueden desarrollar estos animales, desde simplemente como compañía, perros guía, hasta detección de cáncer, drogas, billetes y un largo etc. En el caso de los perros de búsqueda además de desarrollar su olfato para detectar a las personas, cuentan con unas cualidades físicas espectaculares, para recorrer grandes distancias en la montaña en poco tiempo o desenvolverse con soltura en grandes cantidades de escombros, cuando colapsa una estructura.

“En nuestro servicio contamos con varios binomios, (perro-guía bombero), algunos de ellos con más de 15 años de experiencia en este campo y otros más jóvenes que se van enganchando a este apasionante mundo”, subrayan fuentes del Consorcio Provincial. En los inicios se realzaban servicios de búsqueda de personas de forma voluntaria, desde ONGs vinculadas a los guías. A partir de 2013 fue cuando el servicio apostó por reconocer a estas personas su labor, dando más oficialidad a este servicio.

Bomberos preparando a sus canes para un servicio. Informacion

Desde aquel entonces se han realizado cerca de 100 servicios de búsqueda de personas, tanto en la montaña como en estructuras colapsadas, mayoritariamente gente perdida en montaña o zonas rurales, con muy buenos resultados. Hemos seguido incesantemente con nuestra formación, en la ENPC, (Escuela Nacional de Protección Civil), y con otras entidades y asociaciones de reconocido prestigio, apuntan las mismas fuentes.

Un perro entra al rescate en una nave tras un incendio Informacion

“Creemos en la importancia de este recurso, de hecho, en la formación para los bomberos de nuevo ingreso de reciente incorporación, hemos impartido un módulo exclusivo de estructuras colapsadas, donde se imparte, lógicamente una pincelada del apartado de búsqueda canina”, apuntan. “Queremos aprovechar la ocasión para destacar la importancia de este servicio y recalcar la necesidad de seguir avanzando y mejorando”.

Actualmente se está trabajando por culminar con la total oficialidad de esta sección en el servicio, que quedará integrada en el GER, (Grupo Especial de Rescate), realizando un reglamento y una selección de sus integrantes.

Compartir el artículo

stats