Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El bipartito de Alicante ofrece al ocio y la hostelería extender las exenciones fiscales y ampliar las terrazas

El equipo de gobierno pide que se acelere el ritmo de vacunación y que se administren las dosis durante las 24 horas para alcanzar a comunidades que inmunizan a partir de los 16 años

9

El bipartito de Alicante ofrece al ocio y la hostelería extender las exenciones fiscales y ampliar las terrazas

El equipo de gobierno formado por PP y Ciudadanos exige que se aumente el ritmo de vacunación y que se deje de “criminalizar a los hosteleros y los jóvenes porque estamos sufriendo una crisis sanitaria mal gestionada y no una crisis turística”. El alcalde de Alicante, Luis Barcala, y la vicealcaldesa, Mari Carmen Sánchez, han comprometido este jueves “todo el apoyo” del Ayuntamiento a los profesionales de la hostelería, el ocio y el turismo, “que pasan por su peor momento desde el final del estado de alarma”, ha precisado el primer edil, “a consecuencia del nuevo toque de queda anunciado por la Generalitat Valenciana". El equipo municipal de gobierno se ha reunido este mediodía con los representantes del sector en la ciudad, a los que han confirmado que la administración local mantendrá su ayuda económica, como los 7,2 millones inyectados a través del Plan Resistir, y otras medidas de apoyo como la exención de impuestos y la ampliación de los veladores “mientras se prolonguen los recortes y restricciones del Consell".

Barcala y Mari Carmen Sánchez han traslado el respaldo del gobierno municipal a los representantes de los sectores de la hostelería, restauración y ocio César Anca de ARA (Asociación de Restaurantes de Alicante), Javier Gadeano de ALROA (Asociación de de Locales de Ocio y Restauración de Alicante), Victoria Puche presidenta de APHA (Asociación de Hoteles de Alicante) e Irene Más vicepresidenta de FEPHA (Federación de Empresarios de la Hostelería de Alicante), en un encuentro celebrado en el Ayuntamiento.

80.000 empleados

Tras recalcar su compromiso “con un gremio que representa el 8,9% del PIB y da empleo a más de 80.000 personas en la provincia”, el alcalde y la vicealcaldesa han reclamado al Consell que se aumente la vacunación y no se criminalice a los sectores de la hostelería, restauración y ocio, así como a los jóvenes, al tiempo que han exigido que se reincorporen a sus puestos los 3.000 sanitarios despedidos por la Generalitat y se atienda las necesidades de los centros de salud para hacer frente a la emergencia sanitaria. 

“Vamos a seguir exigiendo una vacunación masiva, un incremento del ritmo de vacunación, que se haga 24 horas, con cita previa, cuestiones que están realizando en otros sitios con buenos resultados”, ha enfatizado Barcala. “Son muchas las comunidades que están vacunando ya a mayores de 16 años, pero el Consell sigue sin hacer los deberes, ni justificar los criterios científicos por los que impone el toque de queda en 77 municipios, que no está dando los resultados que esperaban y sólo en seis localidades con restricción de la movilidad han bajado los contagios”, ha añadido.

Desfase

El primer edil ha subrayado que la Comunidad Valenciana arrastra “un desfase de 300.000 dosis de vacunas y que no se han compensado otras 100.000 inoculadas a ciudadanos desplazados”. También ha criticado la “improvisación” de la Conselleria de Sanidad, “que fue incapaz de modificar su plan de vacunación ante el final del curso académico y ahora pretende culpabilizar a los jóvenes de esta quinta ola cuando está demostrado que una vacuna hace mucho más que cerrar un bar”.

Por su parte, Mari Carmen Sánchez, ha criticado que las nuevas restricciones de la Generalitat trasladan una imagen de Alicante y de la Comunidad “tremendamente nociva en plena temporada alta”, por lo que ha considerado que “se denigra a todo el sector turístico, que se ha volcado en cumplir las medidas e incluso las ampliaron, como quedó reflejado en el Plan Estratégico y en la campaña Alicante Segura”.

La vicealcaldesa ha incidido en que “en el peor momento tras 16 meses esperando, luchando y cumpliendo la hostelería y el sector turístico, se han tirado por los suelos todos los esfuerzos realizados”, y, en referencia a la imposición del toque de queda, ha manifestado que “el virus no entiende de horarios y se contagia igual a las ocho de la mañana que a la una de la madrugada”.

Sánchez ha defendido que el sector turístico “es seguro porque así lo demuestran los informes, y se está desviando la atención” desde la Generalitat del problema de fondo, que es “estrictamente sanitario”. A su vez, ha pedido al Consell que “analice qué está haciendo en materia sanitaria para frenar la crisis y las cifras de contagios. Esta es una crisis sanitaria y no turística porque estamos sufriendo una pandemia, y por ello pedimos a la Generalitat que mejore las cifras de vacunación y recupere los tres mil sanitarios despedidos porque no es una crisis turística”.

Compartir el artículo

stats