Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los especialistas elevan el umbral de inmunidad de grupo a más del 80%

Los profesionales recomiendan aumentar el ritmo de vacunación contra el covid-19 para llegar cuanto antes a la población joven

Proceso de vacunación masiva contra el coronavirus. | ÁXEL ÁLVAREZ

Proceso de vacunación masiva contra el coronavirus. | ÁXEL ÁLVAREZ

Los expertos elevan el umbral de la inmunidad de grupo, también conocida como colectiva o de rebaño, a más del 80% debido a variantes del covid-19 como la Delta. Los profesionales recomiendan aumentar el ritmo de vacunación para, sobre todo, llegar cuanto antes a la población joven, que es la más afectada en esta quinta ola.

Desde que empezó el proceso de vacunación masiva contra el coronavirus se viene hablando de la «inmunidad colectiva o de grupo». El término se refiere a la protección indirecta contra una enfermedad infecciosa, en este caso el covid-19, que se consigue cuando una parte de la población se vuelve inmune, bien por la vacunación o por el contagio.

Según los epidemiólogos, la inmunidad de rebaño frente a este virus se alcanzaría cuando el 70% de la población tuviese la pauta completa. Sin embargo, la expansión de la variante Delta, también conocida como India, les ha llevado a replantearse este dato.

En este sentido, el jefe de Sección de Medicina Preventiva del Hospital General Universitario de Elche y presidente de la Sociedad Valenciana de Medicina Preventiva y Salud Pública (SVMPSP), Juan Francisco Navarro, explica que el porcentaje de personas que deben ser inmunes para conseguir la inmunidad colectiva varía en cada caso, dependiendo de lo contagiosa que sea la enfermedad, y pone como ejemplo que en el caso del sarampión es necesario vacunar al 95% de una población, mientras que con la poliomielitis el umbral ronda el 80%. Con ello, Navarro demuestra que si las nuevas variantes son más contagiosas, y a su vez reducen la efectividad de las vacunas entre un 8 y un 10%, habría que replantearse el porcentaje con el que se alcanzaría la inmunidad de grupo frente al coronavirus.

«Es demasiado variable el tablero en el que nos movemos», lo cual lleva al profesional a «no poder dar una cifra en estos momentos». No obstante, insiste en la importancia de «continuar con la vacunación» y en el «estricto cumplimiento de las medidas de seguridad».

Víctor Pedrera, Secretario Provincial del Sindicato Médico en Alicante, destaca que «muchos epidemiólogos ya están cifrando el porcentaje por encima del 80%», una cifra que el catedrático del Área de Inmunología de la Universidad de Alicante (UA), José Miguel Sempere, eleva a más del 85%. «Este dato varía en función de la enfermedad», lo que lleva a Sempere a considerar que «no hay que ir marcha atrás» y a apostar por «mantener todas las medidas de seguridad y protección».

El epidemiólogo José María López Lozano, asimismo, insiste en que «hacen falta estudios complejos y amplios para demostrar que la variante Delta es más contagiosa». Pese a ello, asegura que sí hay cambios en el umbral de inmunidad colectiva, dado que el 70% fue «una estimación inicial basada en una contagiosidad determinada».

En cualquier caso, todos los especialistas coinciden en la necesidad de acelerar el ritmo de vacunación para llegar cuanto antes a la población joven, que es la que más está sufriendo los efectos de esta quinta ola. De hecho, López Lozano indica que «yo daría prioridad a este sector de la población al margen del proceso de vacunación establecido», e insiste en que «hay que buscar a los jóvenes y ofrecerles la vacuna».

Víctor Pedrera, por su parte, recuerda que «con la tasa de vacunación actual estamos lejos de ese umbral de inmunidad que da seguridad», así como lamente que, pese a ello, «se hayan relajado las medidas». La parte positiva de esta quinta ola, apunta, «es que está afectando sobre todo a las personas que no están vacunadas, o si lo están no les está afectando tanto, lo cual demuestra que las vacunas están resultando efectivas».

Sin embargo, esta situación también conlleva que el mayor peso en el sistema médico recaiga en Atención Primaria. «Ahora tenemos el problema en los centros de salud», los cuales ya vienen arrastrando dificultades de las anteriores olas, indica Pedrera.

En estos momentos el porcentaje de población inmunizada, según los diferentes profesionales consultados, ronda entre el 55 y el 65%, y se confía en llegar al 70% a finales de agosto. Si bien esta era la meta inicial, la contagiosidad de la variante Delta replantea todo lo dicho hasta el momento y eleva el porcentaje a más del 80%, razón por la cual los expertos inciden en la necesidad de «mantener las medidas» y «no bajar la guardia» contra el virus.

Compartir el artículo

stats