Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La provincia de Alicante suma 1.110 casos más de coronavirus en los últimos dos días

La presión hospitalaria sigue aumentando de manera acelerada aunque las altas durante el fin de semana se acercan a los nuevos positivos - El brote declarado en Fontcalent afecta a 116 de 201 reclusos en los módulos aislados

Punto de vacunación contra el coronavirus en Sant Joan d'Alacant.

Punto de vacunación contra el coronavirus en Sant Joan d'Alacant.

El impacto de la pandemia continúa en ascenso en la provincia. En los últimos dos días se han diagnosticado otros 1.110 positivos, según el balance que dio a conocer ayer la Conselleria de Sanidad. Hacía más de cinco meses que no se notificaban más de un millar de casos de una sola vez, si bien hay que tener en cuenta que el dato corresponde al acumulado de dos jornadas, por lo que no se puede afirmar que estemos ante un nuevo máximo de la quinta ola, aunque las cifras de los últimos días hacen temer que ese dato pueda llegar pronto. El total de contagios desde marzo de 2020 asciende ya a 161.608.

En toda la Comunidad Valenciana se notificaron 3.482 positivos, 400 en la provincia de Castellón y 1.972 en la de Valencia. El acumulado de afectados a lo largo de estos más de 16 meses de crisis sanitaria se sitúa en 452.283. Las altas, sin embargo, ofrecieron un dato algo esperanzador, al superar a los contagios en el conjunto del territorio autonómico. Así, en dos días han superado la enfermedad 4.700 personas, 1.228 más que las que la han contraído. Sin embargo, en la provincia de Alicante los nuevos positivos aún se mantienen por encima, ya que las altas han sido 974. Por lo tanto, no se atisba todavía un punto álgido de esta quinta ola. Los casos activos en el ámbito de las tres provincias son 29.972, casi un 6% más que el pasado viernes.

Por su parte, la presión hospitalaria aumenta de una forma cada vez más vertiginosa. En los centros sanitarios de la provincia de Alicante hay ya 140 pacientes con coronavirus, 27 más que el viernes. Es la cifra más alta desde el pasado 14 de febrero. Asimismo, en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) son 23 las personas ingresadas, seis más en tres días. Hay que remontarse al 23 de abril para encontrar ese mismo dato con anterioridad.

No se ha registrado ningún nuevo fallecimiento en la provincia de Alicante, por lo que se mantiene la cifra de 2.851 decesos a lo largo de toda la pandemia. No obstante, sí se informó ayer de tres muertes en el resto de la Comunidad, una en la demarcación de Castellón y dos en la de Valencia, con lo que el acumulado de víctimas mortales asciende a 7.482.

Alerta en Fontcalent

Uno de los brotes que más preocupa en estos momentos es el que apareció hace dos semanas en la prisión alicantina de Fontcalent, donde el número de positivos llega ya a los 116 de un total de 201 presos en las zonas aisladas, tras haber comenzado con 20 positivos. La asociación profesional de trabajadores penitenciarios Tu Abandono Me Puede Matar (TAMPM) aseguró ayer que es uno de los casos más graves que han tenido lugar en las prisiones españolas y culpó directamente de la situación «a la dejadez de Instituciones Penitenciarias» por la tardanza en hacer las tareas de cribado a los residentes en los dos departamentos confinados. 

«La falta grave de personal sanitario que sufre desde hace años el centro alicantino hizo que las PCR las realizasen profesionales de la sanidad autonómica valenciana diez días después de la detección de los primeros casos», aseguró esta entidad. Para complicar el panorama, el sindicato Acaip-UGT alertó de un nuevo caso detectado ayer en otro módulo, «lo que invita a pensar que el brote haya escapado a las medidas que se habían impuesto». El módulo 1, agregaron «comparte bloque residencial con los internos denominados destino, que son quienes se encargan de trabajar en la prisión en departamentos como la cocina o mantenimiento, por lo que tienen mayor movilidad por el centro, lo que puede dificultar el control de los contagios». 

Tanto TAMPM como Acaip denunciaron que el sábado «los internos protagonizaron protestas por su situación tras diez días de encierro, golpeando puertas y gritando por las ventanas. Exigían conocer los resultados de los tests que les habían realizado y manifestaban haber sido engañados. Igualmente, se quejaban del hecho de haber compartido celdas internos sanos con otros que finalmente han resultado estar contagiados, algo que ha podido haber aumentado los casos. Alguno se ha referido a los funcionarios como verdaderos héroes, tras afrontar la situación con profesionalidad intachable. Los hechos han recordado al motín que tuvo lugar en el mismo Módulo durante la primera ola de 2020». Desde hace dos semanas, la prisión permanece totalmente aislada e incluso se ha suspendido el traslado de presos a juicios.

A pesar de que el centro se ha ofrecido a hacer pruebas a los trabajadores en contacto con los positivos, TAMPM relaciona el 35% de vacantes de la Enfermería de la prisión con el déficit de las condiciones sanitarias y de control del Covid 19. «Las protestas de los reclusos, que ponen en peligro la seguridad, son un claro ejemplo de la dejadez del Ministerio del Interior», aseguran los trabajadores penitenciarios.

La vacunación abarca ya a casi la mitad de alicantinos

En paralelo al nuevo rosario de datos negativos que arrojó el balance de ayer de Sanidad, con la salvedad de la mínima esperanza que ofrecen las altas, la vacunación continúa su ritmo. Ya son 3.107.318 las personas que han recibido al menos una dosis en la Comunidad. Cuentan con la pauta completa 2.589.521 personas, de las cuales 931.550 viven en la provincia de Alicante. Esto supone el 49,55% del total de la población de la demarcación; si se cuentan solamente los mayores de 15 años, el porcentaje sube al 57,91%.

Compartir el artículo

stats