Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los veinteañeros se empiezan a vacunar con la mirada puesta en la familia y amigos

Jóvenes recién inoculados confiesan las ganas que tenían de recibir la dosis para ganar tranquilidad - Esta semana los «vacunódromos» recuperan en Alicante y Elche el volumen de citas de la primera semana de julio con más de 4.000 al día

Vacunación de veinteañeros en San Vicente del Raspeig y en IFA, Elche. | PILAR CORTÉS/ANTONIO AMORÓS

Vacunación de veinteañeros en San Vicente del Raspeig y en IFA, Elche. | PILAR CORTÉS/ANTONIO AMORÓS

Con dos semanas de adelanto sobre el avance que de por sí se había previsto para empezar a inmunizar a los veinteañeros frente al covid, los «vacunódromos» de la provincia han recibido este martes a los primeros jóvenes de 20 a 29 años para iniciar su proceso de inmunización, en este caso con la primera dosis de Pfizer.

Algo nerviosos pero también con «muchísimas ganas» como confesaban a preguntas de este diario, los veinteañeros consultados coinciden en subrayar que la vacuna les da más tranquilidad a la hora de compartir momentos con sus familiares y sus amigos, aunque aseguran por otro lado que no pierden de vista seguir manteniendo las habituales medidas de seguridad contra el coronavirus.

18

Comienza la inmunización de los veinteañeros en los vacunódromos de la provincia de Alicante PILAR CORTÉS

«No significa que tengamos plena inmunidad, hay que seguir con las medidas higiénicas, la mascarilla y la distancia, pero tenemos ganas de olvidarnos un poco del miedo al contagio. Yo que sepa no lo he cogido, y habitualmente uso inhalador», apunta Francesc Martínez conforme se acerca al box donde le esperan para vacunarle en San Vicente del Raspeig.

Dani entra poco después más que nervioso. «Tenía muchas ganas, era un momento muy esperado sobre todo por la relación con mis familiares. También están citados esta semana la mayoría de mis amigos y hay ganas de volver, entre comillas, a una cierta normalidad», añade.

En el «vacunódromo» de IFA, la Institución Ferial Alicantina, Juan Cascales confiesa asimismo sus nervios porque le haya llegado la hora. Opina que la vacuna es, hoy por hoy, la única solución para que la gente pueda seguir adelante con una relativa normalidad. «Tenía ganas de vacunarme, muchísimas ganas. Mi novia es enfermera y sabe lo que hay, lo está viendo a diario y me lo transmite», concreta.

Los veinteañeros se empiezan a vacunar con la mirada puesta en la familia y amigos

De entrada apunta que es «un poco reticente» a reunirse con mucha gente hasta el punto de que a sus amigos hace «relativamente poco» que ha empezado a verles. En diciembre pasado se contagió y dice que aún después de vacunarse «voy a seguir con mi mascarilla y voy a juntarme lo menos posible».

Eso sí, para los encuentros con su familia admite que la inyección le aporta más tranquilidad, porque sus padres son personas de riesgo frente al coronavirus, por el reciente ictus que sufrió su madre y la operación de corazón de su padre. «Me va a dar mucha más tranquilidad, es verdad, aunque seguiré con la mascarilla. Saber que al vacunarte el covid ya no es tan mortal es mucho», concluye.

A Lidia Giménez, otra veinteañera ilicitana, la vacuna también le da más «libertad y confianza» para ver a a sus familiares y quedar con sus amigos «aunque sigas teniendo precaución», advierte. Lo que más le va a cambiar la vacuna es «sobre todo poder estar con mis tías, que son personas mayores».

Arranca la vacunación de los veinteañeros de la provincia de Alicante informaciontv

No sabía si le iba a dar alguna reacción y los nervios le han acompañado durante la inyección. «He notado dolor en el brazo y algo de mareo en los quince minutos de reposo». Nada que no haya solucionado un paracetamol para incorporarse más tarde al trabajo, «y deseando que me llegue la segunda dosis para tener la pauta completa y que todo vaya por buen camino», apunta.

Tanto Alicante, en San Vicente y Ciudad de la Luz, como IFA, recuperan esta semana los niveles de citas para vacunar de la primera semana de julio, más de 4.000 al día. Según los datos de Sanidad se han distribuido 24.914 vacunas en el departamento del General de Alicante, 3.500 en el del Hospital de Sant Joan y 19.215 en IFA. Para la semana próxima se espera superar estas cifras.

El certificado covid en la hostelería debe esperar

Ximo Puig y Ana Barceló coinciden en posponerlo hasta que esté vacunada toda la población

Tanto el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, como la consellera de Sanidad, Ana Barceló, han concretado que el certificado covid implantado en la Unión Europea para favorecer la movilidad, tendrá que esperar hasta poder ser aplicado en otro tipo de actividades y espacios como pueda ser la hostelería.

Aunque no descartan que este pasaporte pueda ser una realidad, lo relegan de entrada hasta poder contar con una norma nacional que debe tener rango de ley, como ya adelantó la consellera durante su comparecencia en Las Cortes, para que lo regule de igual forma en todos los territorios. De otra forma, como especifica Barceló, podría generar discriminaciones.

Puig descarta la utilización del certificado covid hasta que se ofrezcan vacunas a toda la población informaciontv

El propio Puig precisó asimismo que este pasaporte no se pondrá en marcha mientras no se haya completado el proceso de vacunación a toda la población, o que al menos se haya ofrecido a todos la oportunidad de inoculación frente al covid.

La consellera abunda en que hay que tener garantías de que nadie pueda impugnar una medida de este tipo, por lo que efectivamente habrá que esperar a que todos hayan tenido la opción de las dos dosis. No obstante concluye que «estar vacunados no significa que no volvamos a contraer el covid», e incluso calcula que se llegará en la Comunidad a la inmunidad de grupo antes de poder aplicar el citado certificado.

Compartir el artículo

stats