Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los sindicatos desconvocan la huelga prevista en el aeropuerto de Alicante-Elche en plena operación salida de agosto

Aena se compromete a solucionar los problemas en el departamento de informática

Aviones estacionados en frente a la terminal del aeropuerto provincial

Aviones estacionados en frente a la terminal del aeropuerto provincial

El comité de empresa de Aena en el aeropuerto de Alicante-Elche/Miguel Hernández ha desconvocado las  dos jornadas de huelga los días 2 y 3 del próximo agosto, que había programado en plena operación salida en el principal mes de vacaciones, para denunciar el deterioro de las condiciones laborales en el Servicio de Información y Comunicaciones de la termina, según consta en el documento remitido por el presidente del comité, Javier Grau, a la Dirección Provincial de Trabajo. La convocatoria está apoyada por los sindicatos con presencia en el aeropuerto: USO, UGT, CC.OO, CGT y CSPA.

Ayer se celebró una última reunión y tras un amplio debate sobre los cuatro puntos que motivaban la huelga, la empresa se comprometió a solucionar las reivindicaciones de los trabajadores. Por la que se firmó un acuerdo de desconvocatoria de huelga

El comité justificaba las dos jornadas de paro por la falta de formación específica para las ocupaciones informáticas en su campo, “lo que conlleva una desactualización de conocimientos en dicho campo y, de facto, una desprofesionalización de dichas ocupaciones en el aeropuerto”.

Por otra parte, según el comité, hay un déficit de personal en el departamento a causa de no cubrirse las bajas,. permisos y cambios temporales de ocupación “desde hace años y porque la plantilla es insuficiente “por el aumento de cargas de trabajo generadas a lo largo del tiempo, provocadas por una mayor digitalización de la empresa desde la ampliación del aeropuerto, cuyo aumento de plantilla ya fue precario”, subraya Grau.

Los sindicatos también denuncian que los equipos informáticos se han quedado obsoletos en una proporción importante del aeropuerto, lo que genera unas cargas de trabajo y estrés en la plantilla. En principio, no osbtante, fuentes del sector apuntaron que los paros no tienen por qué afectar a la operativa normal de los vuelos, a no ser que se caigan los sistemas y los servicios mínimos que se decreten tarden más tiempo en solucionar las incidencias.

Compartir el artículo

stats