Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Generalitat refuerza la vigilancia en las playas con drones para evitar ahogamientos

Benidorm, Guardamar, Xábia y Dénia entran en un proyecto piloto que durará tres meses para evaluar la viabilidad de este sistema u Hasta el 3 de agosto, 25 personas han perdido la vida ahogadas en la Comunidad Valenciana

Un socorrista da indicaciones a una señora en las playa de Levante de Benidorm

Un socorrista da indicaciones a una señora en las playa de Levante de Benidorm

Drones al servicio de los socorristas de la playas para evitar ahogamientos. En lo que va de verano han fallecido 25 personas entre Vinaroz y Pilar de Horadada. El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, presentó este martes en Xábia un programa piloto que utilizará drones para tratar de frenar ahogamientos en las playas de la Comunidad Valenciana. En concreto en diez arenales, cuatro en los municipios alicantinos de Benidorm, Dénia, Guardamar y Xàbia. El criterio elegido para seleccionar las localidades piloto ha sido el número de llamadas al teléfono de Emergencias, las plazas hoteleras, kilómetros de playas, recursos municipales, y el hecho de que sean iconos turísticos, como es el caso de Peñíscola, Gandia y Benidorm.

Ximo Puig reclamó prudencia a los bañistas para disfrutar de unos espacios naturales en los que el Consell pone los instrumentos a su alcance para garantizar tanto la seguridad en el baño como la protección frente al covid. Así lo subrayó en Xàbia durante la presentación de la campaña «Stop ahogamientos» y del plan para el empleo de aeronaves no tripuladas en labores de salvamento y emergencias. 

El proyecto piloto para la realización de labores de apoyo a los servicios de socorrismo y salvamento a través de aeronaves no tripuladas se desarrollará en 10 municipios de la Comunidad Valenciana. En concreto, en las playas de Guardamar, Dénia, Xàbia y Benidorm, en la provincia de Alicante; Alboraya, Gandia y Cullera, en la provincia de Valencia, y Burriana, Oropesa y Peñíscola, en la provincia de Castellón.

El proyecto se ejecutará durante tres meses de lunes a domingo y puede ajustarse a las necesidades de cada municipio. Los drones trabajarán junto a los servicios de salvamento de estas playas para desplegar tareas de apoyo a la vigilancia en la zona de baño y realizar lanzamiento de flotadores a bañistas en situaciones de riesgo.

El presidente destacó que la iniciativa se enmarca dentro de la voluntad de la Generalitat de utilizar todos los instrumentos que la innovación en comunicaciones pone al alcance de las instituciones para reforzar la seguridad en unas playas, que son también seguras en materia de protección sanitaria. El uso de aeronaves no tripuladas «abre un espacio extraordinario de posibilidades para mejorar la efectividad de los servicios públicos», indicó.

Puig también destacó la importancia de la campaña «Stop ahogamientos», que busca concienciar a la ciudadanía sobre la necesidad de actuar con «prudencia» para evitar situaciones de peligro. El presidente señaló, en este punto, que «el ahogamiento es en la actualidad la tercera causa de mortalidad en el mundo en niños y niñas con edades comprendidas entre los 5 y los 14 años», aseveró Puig.

Tanto la campaña «Stop Ahogamientos», que se difundirá a través de medios audiovisuales, cuñas de radio, publicidad en soportes exteriores y redes sociales, como el proyecto piloto de vigilancia de playas con drones están enmarcados en la estrategia «Platges segures» que trata de facilitar la mayor información posible sobre las características físicas de las playas, detallando los riesgos que existen y los servicios de socorrismo con los que cuentan. El portal www.platgessegures.gva.es incluye información actualizada de las zonas de baño, así como consejos para prevenir incidentes.

Compartir el artículo

stats