Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El descontrol de la pandemia se cobra 200.000 turistas británicos este mes

El Reino Unido decide mañana si recupera la cuarentena, incluso para los viajeros vacunados - El sector turístico da por perdido agosto, asegurando que los ingleses están «mareados y decepcionados» con tanta restricción

Un grupo de turistas británicos en una terraza de Benidorm. |

Un grupo de turistas británicos en una terraza de Benidorm. |

Doscientos mil turistas británicos menos este mes y un volumen de negocio de 250 millones de euros de pérdidas en la Costa Blanca en comparación con agosto de 2019, el último año de referencia porque 2020 fue un ejercicio perdido. Sin seguridad es sanitaria difícil recuperar a los turistas ingleses. La incertidumbre que rodea todo lo relacionado con la movilidad de los turistas entre España y el Reino Unido ha terminado por dar la estocada definitiva al turismo británico que llena los hoteles este verano, pese a que desde el pasado 19 de julio los viajeros vacunados con las dos dosis estén exentos de pasar cuarenta al regreso. Agosto parece un mes maldito en lo que se refiere a los ingleses, sobre todo a los visitantes que se alojan en hoteles. Apenas entran reservas y, para colmo, este jueves, tres semanas después de la apertura total, el Gobierno de Boris Johnson tiene previsto revisar su semáforo de restricciones y decidir si restablece la cuarentena para los vacunados al regreso de las vacaciones. Aunque por los municipios de la provincia también se vean turistas del Reino Unido, estos son los menos y pertenecen a la colonia de 70.000 residentes, sus familiares o amigos. Las compañías aéreas que conectan el aeropuerto de Alicante-Elche con Gran Bretaña mantienen su programación, pero la ocupación media no supera el 50%.

La zona «guiri» de Benidorm lleva ya más de un año prácticamente cerrada por falta de clientes. | VICENTE MARTÍNEZ

El refuerzo de la variante Delta en España amenaza, por lo tanto, con volver a complicar la movilidad de los turistas británicos y, en concreto, en sus viajes a España. El Gobierno del Reino Unido baraja colocar a España en «ámbar-plus» en su semáforo de restricciones, lo que implicaría volver a implantar una cuarentena de diez días al regreso, incluso para los turistas vacunados, que no deben hacerlo sin están en ámbar, como sucede actualmente. España entraría en el mismo lote que Grecia, y en el que ahora mismo también está Francia. La decisión acabaría con las pocas esperanzas que quedan de recuperar al turismo británico que se aloja en los hoteles este verano.

La industria turística presiona para lo contrario e, incluso, desde esta semana los alicantinos vacunados que viajen a Gran Bretaña tampoco necesitan cuarentena pero quien sabe lo que pasa por la cabeza de Johnson. Algunos periódicos como el Daily Mail o el Times dan por hecho la vuelta a la cuarentena y el propio presidente de la patronal Hosbec, Toni Mayor, admite que los británicos están «mareados y decepcionados» con los cambio en las restricciones. El presidente de los hoteleros no descarta, sin embargo, que este mes sea aceptable pero gracias a turismo español, que ya reservó en junio y julio porque «ahora mismo solo hay cosas puntuales».

El levantamiento de las restricciones no ha tenido un efecto positivo en el sector turístico. Apenas entran reservas de ingleses para agosto. «Los ingleses están espera a que, «al menos haya dos meses seguidos de tranquilidad. No hay certeza sobre si en cualquier momento puede cambiar el nivel de las restricciones y lo que menos desea un turista es encontrarse con problemas durante su viaje de vacaciones, y mucho menos la posibilidad de quedarse colgado. Esto les preocupa incluso más que la posibilidad de contagiarse porque prácticamente todos los británicos están vacunados», subrayaron ayer fuentes de colectivo de hoteles de la Costa Blanca.

Gran Bretaña supone el 30% de los turistas extranjeros

El turismo británico representa el 30% del total extranjero en agosto. Es el mes en el que tradicionalmente vienen menos pero son importantes. Las noticias que llegan desde el Reino Unido son contradictorias porque mientras se debate sin reimplantar la cuarentena, desde este semana los españoles completamente vacunados pueden entrar en Inglaterra sin necesidad de hacer cuarentena. Con todo, el turismo nacional, que ha optado mayoritariamente por quedarse en España ha salvado julio a muchos hoteles.

Compartir el artículo

stats