Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los SAMU acuden sin médicos a las emergencias sanitarias en la provincia de Alicante

El Sindicato Médico critica que hasta 18 bases de ambulancias de la provincia han sufrido la falta de personal en el último mes

Una ambulancia del SAMU atiende un accidente de tráfico. |

Una ambulancia del SAMU atiende un accidente de tráfico. | MATÍAS SEGARRA

La falta de facultativos que sufre la provincia de Alicante está provocando que muchos días las ambulancias SAMU tengan que acudir a las emergencias sin médico este verano. Así lo denuncia el Sindicato Médico y lo corroboran trabajadores de este servicio, que apuntan a que ha habido días en los que, por ejemplo, ninguna de las dos bases de la ciudad de Alicante ha contado con un facultativo para prestar el servicio.

Según datos proporcionados por el Sindicato Médico, en la provincia de Alicante 18 bases en el último mes han sufrido este problema de falta de facultativos. Una situación que afecta a bases de 12 horas y bases de 24 horas, «incluyendo el helicóptero de conselleria que traslada pacientes críticos, acude a sitios no accesibles o va a Tabarca entre otras funciones», señala Jorge Esteller, vocal del SAMU en el Sindicato Médico. Aunque la falta de médicos en los meses estivales es habitual desde hace años, este verano la situación es más grave e impacta en servicios como el SAMU, ya que con el coronavirus la demanda de especialistas por parte de todas las comunidades autónomas es mayor. «Hay compañeros que están haciendo guardias extra y personas a las que se les ha llamado para trabajar estando de vacaciones. A diario hay que hacer un rompecabezas para asegurar las guardias», lamenta un trabajador de este servicio. Otra de las opciones a las que se está recurriendo es el desplazamiento del personal médico de unas bases a otras, y en consecuencia dejar sin cobertura médica otras zonas. El Sindicato Médico también critica que Sanidad está ofertando horas extraordinarias al los facultativos disfrazadas de «productividad» para la cobertura de vacaciones, permisos o sustituciones de personal en situación de incapacidad temporal, «a un importe por debajo de la remuneración ordinaria de estos facultativos y sin reconocimiento como horas extraordinarias».

A falta de médicos en estas ambulancias, que son UCIs móviles para pacientes cuya gravedad es extrema, son los enfermeros quienes deben asumir la asistencia a los enfermos.

El Sindicato Médico destaca la importancia que tiene para la población, de cara a la asistencia sanitaria prestada, contar sin un médico en estos servicios. «El manejo precoz de determinados procesos tiempo-dependientes, como pueden ser los accidentes de tráfico, infartos o semiahogamientos, por parte de personal médico cualificado es de vital importancia para el pronóstico de estos pacientes». La ausencia de la figura del médico en unidades SAMU, añaden, «acarrea consecuencias dramáticas para la población además de trasladar la responsabilidad jurídica a personal sin la cualificación necesaria para el ejercicio de estas funciones», señalan desde el sindicato.

Esta entidad critica que, al margen de la pandemia, a esta situación ha contribuido la amortización de plazas de médicos jubilados y la eliminación del sexto equipo de médicos, cuya función era, entre otras, facilitar la cobertura durante el periodo vacacional.

También «la precarización de la formación proporcionada por la Escuela Valenciana de Estudios de la Salud para la obtención del Diploma de Transporte Sanitario Medicalizado, de forma que de las 150 horas iniciales, se ha pasado a las actuales 44 horas».

Compartir el artículo

stats