Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un nuevo pico de calor dejará a partir del sábado temperaturas de más de 35 grados

Climatología considera que julio ha sido más fresco de lo esperado con olas de calor extremo puntuales y que agosto va a ser mucho más caluroso

Una de las jornadas de julio en Alicante en las que el termómetro pasó de los 35 grados. |

Una de las jornadas de julio en Alicante en las que el termómetro pasó de los 35 grados. | JOSE NAVARRO

Julio se ha despedido dejando un mes más fresco de lo habitual en la provincia de Alicante y también bastante seco, con apenas tormentas. Pese a que los termómetros han ofrecido una pequeña tregua, la previsión para agosto no es tan alentadora. De hecho, a partir del sábado está previsto una subida de las temperaturas que desembocará en una segunda semana del mes en la que se alcanzarán grandes picos de calor. «Julio ha sido un mes bastante estable en cuanto a las temperaturas, en el que apenas se han registrados cuatro momentos puntuales de calor intenso, provocado por los vientos de poniente y el aire sahariano», explica el director del Laboratorio de Climatología de la Universidad de Alicante (UA), Jorge Olcina.

Según los modelos predictivos, se esperaba que en julio se registrara un calor constante pero los picos se han concentrado en pocas jornadas, en las que la temperatura ha sido de 35 grados en la costa y de 38 grados en el interior de la provincia. Lo que ha sido una constante ha sido el fenómeno conocido como «noches tropicales», por encima de los 20 grados.

Otra de las situaciones que se han dado durante julio que han llamado la atención del experto de la UA es la de la elevada temperatura que ha registrado el mar. «El calentamiento ha sido excesivo. Los últimos datos que se han publicado sobre julio registran 25 o 26 grados en el aguda del mar, lo que está por encima de la media en esta época del año», sostiene un Olcina que acaba su análisis sobre las semanas pasadas destacando la diferencia entre lo que se ha vivido en Alicante, con una única tormenta reseñable, con lo que ha sucedido en el resto de la Comunidad Valenciana, con las provincias de Castellón y Valencia viviendo varias jornadas de tormentas y granizadas.

Jornadas sofocantes

Puesta la vista en lo que ocurrirá los próximos días, la predicción apunta a que se vivirá una segunda semana de agosto muy calurosa en la provincia de Alicante. «Esta que está terminado está siendo bastante llevadera pero no tendrá nada que ver con la próxima. Las temperaturas empezarán a subir a partir de este sábado y se mantendrán altas durante toda la próxima semana», añade un Olcina que pronostica que agosto será tan seco como lo ha sido julio.

Lo registrado en Alicante ha seguido la misma tónica que prácticamente el resto del país, donde tanto las temperaturas máximas como las mínimas han quedado ligeramente por debajo de lo normal. En lo que va de siglo XXI once meses de julio han sido más cálidos que el actual, mientras que los otros nueve han sido más fríos.

Compartir el artículo

stats