Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El cambio climático aumentará la virulencia de los temporales y la intensidad de sequías y gotas frías

Los expertos definen ya a nivel local las consecuencias del calentamiento atmosférico como «mediterranización» del clima - El gran aumento de la temperatura del mar es clave

Una mujer fotografía los daños provocados por un temporal marítimo en diciembre de 2020 en la Vega Baja. | TONY SEVILLA

Sequías prolongadas, gotas frías más intensas y temporales marítimos que incrementarán su virulencia en sus embates contra la costa de la provincia y de todo el litoral mediterráneo, en un fenómeno que los científicos denominan ya nivel local como la «mediterranización del cambio climático», según subraya Jorge Olcina, director del Laboratorio de Climatología de la Universidad de Alicante. El climatólogo alicantino insiste en que para explicar esta sucesión de fenómenos hay que echar un vistazo al aumento de la temperatura del mar Mediterráneo, un factor clave que afecta a la circulación atmosférica en general.

Estas son las principales conclusiones que se extraen de la primera entrega del Sexto Informe de Evaluación del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático publicado este lunes, y que añade nuevas evidencias a la realidad del cambio climático y a la responsabilidad de la actividad humana como causante de las graves alteraciones del sistema climático y responsable último del calentamiento global, que va a aumentar el nivel del mar, hasta dos metros en 50 años, aunque no será tan ostensible en el mar Mediterráneo.

La temperatura global superficial seguirá incrementándose al menos hasta mediados del presente siglo en todos los escenarios de emisiones analizados. Al menos de que en las próximas décadas se logren fuertes reducciones en las emisiones de gases de efecto invernadero, a lo largo del presente siglo se superarán tanto los ascensos globales de 1,5 grados como los de 2 grados.

Los expertos advierten de muchos de los cambios provocados ya por las emisiones de gases de efecto invernadero serán irreversibles en siglos e incluso milenios, muy especialmente los cambios que afectan a los océanos, los casquetes polares y el nivel del mar.

El estudio, dedicado a las bases físicas de la ciencia del clima, corrobora que la escala de las perturbaciones del clima global no tiene precedentes en siglos o incluso milenios, y proyecta subidas de las temperaturas superiores a los 1,5º -o incluso a los 2º- a menos que la comunidad internacional logre drásticas reducciones de las emisiones de gases. «Es tiempo de actuar y de hacerlo ya», subraya la ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera. Las nuevas aportaciones de la primera entrega del Sexto Informe de Evaluación «no dejan margen a la duda, ni caben paliativos. Las alteraciones del clima se suceden a un ritmo cada vez más acelerado y la evidencia científica nos empuja a los gobiernos y al conjunto de la sociedad mundial a acelerar el ritmo de transformación de nuestro modelo de desarrollo y de nuestro sistema económico». Esa transformación es, para Ribera, inaplazable «y no podemos posponer la adopción de medidas correctoras no ya con el horizonte de 2050, sino ni siquiera el del 2030», subraya la vicepresidenta.

El informe destaca que en el periodo 2011-2020 la temperatura media en la superficie ha sido 1,09 grados superior a la existente en el periodo 1850-1900, un incremento que ha sido mayor sobre las zonas terrestres (1,590) que sobre las marinas (0,88 0). Además, la capa superior del océano (entre 0 y 700 metros de profundidad) ha estado calentándose desde los años 70 del siglo pasado siendo extremadamente probable que el principal factor causante sean la influencia humana. Las emisiones de CO2 son la causa principal de la acidificación de los océanos. El nivel medio global del mar se ha incrementado unos 20 cm entre 1901 y 2018. Entre 1901 y 1971 el nivel del mar ascendió a una media de 1,3 mm/año. Pasó a 1,9 mm/año entre 1971 y 2006 y ascendió a 3,7 mm/año en el periodo 2006-2018, según los datos recogidos en el informe.

Concentraciones de C02 sin precedente en dos millones de años

El informe del panel de expertos evidencia la magnitud de una larga lista de graves alteraciones climáticas de intensidad inédita. Los científicos constatan que las actuales concentraciones de CO2 en la atmósfera terrestre no tienen precedentes al menos en los últimos dos millones de años. Por su parte, las concentraciones de metano (CH4) y óxido de nitrógeno (N2O) son mayores que las registradas en los últimos 800.000 años. Asimismo, el ascenso en el nivel medio del mar observado a partir de 1900 ha sido más rápido que el registrado en cualquier siglo anterior, al menos en los últimos 3.000 años y todo provocado por la acción del ser humano.

Compartir el artículo

stats