Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Obras al ralentí en la Explanada

La segunda quincena de agosto arranca con solo dos trabajadores en una actuación sobre unos 700 metros que debía estar finalizada en abril

Dos obreros trabajaban este lunes en el lateral de la Explanada, en una obra que se extiende desde Canalejas hasta el entorno de la Rambla y que acumula retrasos.

Al ralentí. Con un ritmo impropio en una obra que acumula una demora tan importante pese a tratarse de la «postal» turística de la ciudad de Alicante. La segunda quincena del mes de agosto arrancó este lunes con solo dos operarios trabajando en el tramo sur del lateral de la Explanada de España, de unos 700 metros de longitud. Esta precaria situación no parece que vaya a impulsar un incremento en el lento ritmo de una actuación que arrastra unos cuatro meses de retrasos, ante la desesperación de los locales de la zona. El proyecto empezó tras el puente del 9 d’Octubre y el Pilar del año 2020 y tenía un plazo de ejecución inicial de seis meses, que posteriormente se prolongó dos meses más tras los primeros retrasos. Es decir, en un principio tenía que estar finiquitada para Semana Santa. «No entendemos la escasez de trabajadores. El Ayuntamiento no nos dice nada, no nos informa de nada. En agosto se ha quedado una cuadrilla, y en mínimos. Tampoco nos sorprende visto lo visto en los últimos meses», señala María José Delgado, portavoz de los hosteleros afectados por las obras del paseo de la Explanada de Alicante.

Desde el Ayuntamiento, tras varias fechas dadas y posteriormente incumplidas, ya no estiman el final de una actuación presupuestadas en unos 1,2 millones de euros. Tampoco explicaron este lunes la escasez de trabajadores en el arranque de la segunda quincena del mes. «No sabemos ya ni cuándo acabarán las obras. Solo sabemos que nos ponen vallas y luego no vemos a nadie trabajar. Tampoco nos creeríamos si nos dijeran una fecha para terminar las obras», añade la portavoz de unos hosteleros que no han dejado de alzar la voz en los últimos meses por los retrasos de una obra que ha lastrado a unos negocios ya afectados por la crisis del covid.

Un detalle este lunes de zonas valladas en la Explanada, sin obreros en sus proximidades

Un detalle este lunes de zonas valladas en la Explanada, sin obreros en sus proximidades Pilar Cortés

Entre los locales no existe optimismo respecto al final del proyecto. «No espero que finalice antes de Navidad, visto el ritmo que llevan. Esto es un caos. Parece ser que les faltan materiales, pero no lo entendemos porque la obra tenía que estar terminada en abril... También nos da la impresión de que se van cambiando cosas sobre la marcha, como la situación de las rampas para unir el lateral con la zona central del paseo», añade la portavoz.

La obra arrancó en octubre y tenía un plazo de ejecución inicial de seis meses La actuación empezó tras el puente del 9 d’Octubre e iba a finalizar para Semana Santa. Hoy sigue en marcha

decoration

Lo único evidente es que la obra no terminará en agosto, el mes más turístico para Alicante. De hecho, pese a tratarse de una de las zonas más transitadas por los visitantes, la Explanada no ha presentado este verano de la recuperación su mejor imagen, al verse afectada por las obras de reurbanización que se acometen en el lateral entre el entorno de la Rambla y Canalejas, donde todavía queda mucho por hacer. A esa situación se ha sumado el estado puntual de otras zonas del paseo central, con evidentes calvas.

Otro detalle de la obra

Otro detalle de la obra Pilar Cortés

Tal era el estado de abandono que el Ayuntamiento de Alicante se ha visto obligado a realizar una actuación de urgencia en alcorques situados junto al quiosco del Peret, en el otro extremo del emblemático paseo. Estos trabajos de reparación de aceras, calles, plazas y otros espacios públicos forman parte del nuevo contrato de servicios aprobado en junio por un importe global de 4,1 millones y un plazo de ejecución de cuatro años, según informó el bipartito. Esta actuación puntual arrancó a mediados de la pasada semana y este lunes aún seguía con la colocación de las primeras teselas en el entorno de una palmera. Con todo, esta zona no es la única que presenta importantes desperfectos. De hecho, hay agujeros en el suelo que son visibles desde finales del pasado año.

Compartir el artículo

stats