Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La UA alerta de que el cambio climático multiplicará los «reventones térmicos»

Alicante registra 46º de sensación térmica al alcanzar una máxima de 38 grados con una humedad del 45% del aire, que eleva ocho grados la temperatura. El registro del domingo es el más alto en los últimos 142 años

La ola de calor comienza a remitir y ayer las máximas se ajustaron al mes de agosto PILAR CORTÉS

«Reventones térmicos» -pequeños huracanes en un breve espacio de tiempo- por el cambio climático. La ola de calor también ha traído un fenómeno asociado pero nada habitual hasta ahora en la provincia, lo que los meteorólogos denominan «reventón cálido». Es un fenómeno poco frecuente que suele ocurrir en días muy calurosos como el del domingo cuando la masa de aire sahariano se va retirando hacia el mar Mediterráneo y permite la formación de algunas nubes «de calor», como las que se formaron ayer por la tarde entre el sur de la provincia de Valencia y norte de Alicante.

En este caso, dentro de estas nubes se produce un descenso brusco de aire cálido y seco, que llega a tierra acompañado de vientos fuertes, explica Jorge Olcina. «Es como si en este tipo de nubes se abriese una tapa y cayese de golpe, en lugar de precipitación, un aire muy caliente y seco que provoca una subida súbita de temperaturas (hasta 10/5 grados en apenas 10 minutos) y una caída brusca de humedad (del 60% al 30%). Y todo ello con vientos racheados de 70-80 km/hora».

Meteorología prevé que desde este martes el tiempo se normalice con hasta 33º, más propio de agosto

decoration

El fenómeno es momentáneo, apenas dura 15-30 minutos como máximo, y supone una alteración drástica de las condiciones de temperatura, humedad y viento. En esta ocasión, Olcina subraya que fue el coletazo final de la ola de calor que hemos padecido en toda España y también en la Comunidad Valenciana y que ha sido especialmente intensa durante el fin de semana. «Este tipo de fenómenos, según las previsiones del panel de expertos de la ONU irán a más en el litoral mediterráneo español durante las próximas décadas, y tiene relación directa con el proceso de calentamiento y muy especialmente con el incremento de temperatura del agua del mar Mediterráneo», asevera Jorge Olcina.

Por otro lado, la ola de calor sahariano que achicharró la provincia el pasado fin de semana comienza despedirse, y las temperaturas no pasarán ya esta semana de los de los 30/35 grados, pero tras una nueva noche «ecuatorial» la madrugada de este lunes en la costa. En muchos municipios no se bajó de los 27 grados con una humedad del 60%. La ciudad de Alicante ha batido su récord histórico de sensación térmica y con él el de la provincia, tras registrar el domingo, además, la segunda temperatura más alta de la historia de la ciudad con 39,5 grados, a 1,9 grados del récord de la ola de calor de julio de 1994 (41,4 grados), según los datos del Laboratorio de Climatología de la Universidad de Alicante.

Las temperaturas de la jornada de ayer

Las temperaturas de la jornada de ayer INFORMACIÓN

El domingo fue el día más bochornoso de la historia de la provincia, pues a las 14 horas el termómetro marcó 38 grados en Alicante con un 45% de humedad, por lo que la sensación térmica fue la más alta de los últimos 142 años, al ser de 46 grados a la sombra, según explica Jorge Olcina, director del Laboratorio de Climatología de la UA. La Generalitat mantiene la alerta por incendios forestales pero ha levantado la de altas temperaturas al finalizar esta ola.

La primera entrega del Sexto Informe de Evaluación del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático publicada la semana corrobora que la escala de las perturbaciones del clima global no tiene precedentes en siglos o incluso milenios, y proyecta subidas de las temperaturas superiores a los 1,50 o incluso a los 20 en menos de 30 años.

Cambiar el comportamiento con el medio

La pandemia del covid también nos ha avisado de forma brusca de la necesidad de cambiar nuestro discurso en la relación del ser humano con su medio, con su territorio. La apuesta por la sostenibilidad es un camino sin vuelta atrás. Lo que se haga en estos próximos meses para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos es la hoja de ruta que se debe mantener en las próximas décadas, subraya Jorge Olcina. Los datos están ahí: el decenio 2010-20 fue el más cálido de la historia reciente, desde 1850 con un aumento 1,2 grados ya, por lo que solo quedan 0,8º C de margen según el Acuerdo de París.

Compartir el artículo

stats