Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los suicidios en jóvenes aumentan un 30% en el primer año de la pandemia

El Consell anuncia un plan de choque para atajar los problemas mentales en niños y adolescentes, que contempla la creación de un hospital de día y la contratación de más psicólogos y psiquiatras

Consulta en una Unidad de Salud Mental Infantil, en imagen de archivo.

La pandemia está dejando datos demoledores en cuanto a su repercusión en la salud mental de niños y jóvenes, especialmente en el aumento de suicidios. Así, en el año 2019 se produjeron 445 muertes por suicidio en la Comunidad Valenciana y en el año 2020, 430. Pese a esta ligera disminución, cuando se pone la lupa en las franjas de edad se constata que ha aumentado un 30% el número de jóvenes que se quitan la vida. Así, en el año 2019 se produjeron 128 suicidios en personas mayores de 70 años y en 2020 fueron 101, un 21% menos. En la franja de edad entre los 40 y 69 años se mantiene el número de muertes. Sin embargo, entre los 20 y los 39 las muertes han aumentado de 57 a 82 en 2020.

Estas cifras fueron dadas a conocer este miércoles por el comisionado de la Generalitat para el Plan Valenciano de Acción para la Salud Mental, Drogodependencias y Conductas Adictivas, Rafael Tabarés, quien precisó que aunque en el caso de los menores de 19 años se mantiene la tasa de suicidio, según los datos de la Dirección General de Inclusión Educativa, se han registrado en los centros educativos un mayor número de autolesiones y amenazas de suicidio.

Sentimos una preocupación extraordinaria por lo que ha supuesto el covid en salud mental

Ximo Puig - Presidente de la Generalitat

decoration

Y es que la pandemia está provocando una auténtica ola de problemas mentales en niños y jóvenes a los que la red de salud mental está siendo incapaz de dar una respuesta: las demoras para una primera cita superan los seis meses y apenas hay camas para ingresar a los niños y jóvenes con problemas. Para tratar de paliar estas carencias, la Generalitat Valenciana ha anunciado este miércoles un plan de choque que incluye «de manera inmediata» la contratación de 69 personas para reforzar las Unidades de Salud Mental Infantil y creación de tres hospitales de día, uno por provincia, para atender a niños y jóvenes con problemas. Este recurso viene siendo desde hace años muy demandado por psiquiatras y psicólogos, ya que supone un paso intermedio entre el hospital y el domicilio de los pacientes y permite resolver muchos problemas que en los centros de salud no tienen cabida por falta de tiempo y de profesionales y que no necesitan de un a hospitalización. En estos hospitales, los chavales pueden estar toda la mañana recibiendo la ayuda de profesionales para regresar por las tardes a sus casas. En otras autonomías este es un recurso plenamente implantado, por ejemplo en Cataluña, donde disponen de 400 plazas en hospitales de día.

Al margen de la puesta en marcha de estos centros, la Generalitat también ha anunciado la creación de tres equipos de intervención comunitaria especializados y otros tantos para casos de alta complejidad. Estos equipos, que hace años funcionaban en la Comunidad Valenciana para adultos y que se desmantelaron, se encargan de visitar al niño, en su casa o en el colegio, para prevenir recaídas, controlar los efectos de la medicación o programar posibles ingresos.

Trabajadores de una Unidad de Salud Mental. ANTONIO AMORÓS

Rafael Tabarés, señaló en el transcurso de la presentación de este plan de choque que el presupuesto para ejecutarlo irá con cargo a los presupuestos de 2021, por lo que antes de que finalice el año deberían estar en marcha estos nuevos recursos. El comisionado recordó que la mitad de los problemas de salud mental más frecuentes surgen antes de los 15 años y el 75% se originan antes de los 25 años. El 20% de los jóvenes de menos de 30 años tienen problemas mentales y con el alcohol. «La enfermedad mental es la principal causa de carga de enfermedad en jóvenes. Produce más carga que el cáncer o la diabetes pero sin el estigma que conlleva esta dolencia», precisó Tabarés.

La mitad de los problemas de salud mental surgen antes de los 15 años y el 75% antes de los 25

Rafael Tabarés - Comisionado del Consell en Salud Mental

decoration

Al margen de este plan de choque para paliar de manera urgente los problemas derivados de la pandemia, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, presentó este miércoles un plan más amplio que hasta 2027 prevé invertir 70 millones de euros. Se contratará a 270 profesionales y se construirá una red de 10 hospitales de día de atención infantil y juvenil, entre otros recursos. Ximo Puig mostró su «preocupación extraordinaria por lo que ha supuesto el covid para la salud mental». En la primera conferencia de presidentes, añadió Puig, «ya plantee la necesidad de abordar esta cuestión porque hemos visto cómo más del 50% de la población ha tenido alguna incidencia y yo creo que esa cifra va más allá».

El plan anunciado este miércoles por la Generalitat ha causado un moderado optimismo entre los profesionales que están viviendo el impacto del covid en la salud mental infantil. «Estamos muy contentos de que se apoye la salud mental de niños y adolescentes porque todo lo que sea invertir en este terreno supone un gran beneficio para ellos y para la sociedad», señala Tomás Cantó, presidente de la junta promotora en la recién fundada Asociación Valenciana de Psiquiatría de la Infancia y Adolescencia. Cantó cree que este «es el camino y ahora esperamos ver los tiempos y cuál es la letra pequeña». En todo caso, desde esta entidad se muestran abiertos a colaborar con la Administración «y a facilitar toda la orientación que crean que sea necesaria». Por parte de los pediatras, idéntica valoración. «El impacto de la pandemia en salud mental está siendo significativo. Los recursos no están siendo suficientes, por lo que cualquier incremento que para atender a los niños y jóvenes es una gran noticia», sostiene María Garcés, vocal de la Sociedad Valenciana de Pediatría.

El plan supone el camino correcto, ahora hay que ver los plazos y la letra pequeña

Tomás Cantó - Presidente de Avalpia

decoration

La desesperación de las familias afectadas

Las familias con hijos afectados por problemas mentales son las que más están sufriendo la falta de medios de la red de salud mental hasta el punto de renunciar a su tutela. Así se pone de manifiesto en el informe del Síndic de Greuges. «La falta de apoyo y formación y la insuficiente dotación de recursos (no residenciales y residenciales) da lugar a que algunas familias promuevan ante la Conselleria de Igualdad y Políticas inclusivas la asunción de guarda voluntaria de sus hijos, al verse desbordados por la sintomatología que presentan su hijos». Este hecho supone en la práctica que se adopten medidas de protección jurídica por falta de «suficientes recursos en la red sanitaria, educativa y social».

Unas plantillas que apenas han crecido en los últimos cuatro años

El Síndic de Greuges advierte del aumento en el consumo de fármacos por falta de otros recursos

En cuatro años el número de profesionales que trabajan en las Unidades de Salud Mental Infantil de la Comunidad Valenciana apenas ha aumentado. Esta es una de las principales conclusiones de un informe elaborado por el Síndic de Greuges sobre la salud mental infantil y de adolescentes, que incluye también las consecuencias del covid.

De los datos se este estudio se desprende que en cuatro años se ha aumentado la red con 7 psiquiatras más en toda la Comunidad Valenciana (dos en Castelló, cuatro en València y uno en Alicante); dos psicólogos más en toda la autonomía (ya que aunque se han contratado a 4 profesionales en València, se ha despedido/jubilado a dos); tres enfermeros (ya que ha habido cuatro contrataciones y un despido/jubilación); y tres trabajadores sociales (tras cinco contrataciones y dos bajas de personal). En los datos destaca también que solo hay 6 auxiliares de enfermería en toda la Comunidad Valenciana y 12 auxiliares administrativos.

El impacto del covid en la salud mental está siendo significativo y los recursos insuficientes

María Garcés - Miembro de la Sociedad Valenciana de Pediatría

decoration

«La dotación de profesionales de las unidades de salud mental infantil y adolescente sigue sin adecuarse a los parámetros y recomendaciones formuladas por organismos internacionales, resultando claramente insuficientes, lo que produce importantes demoras en la atención a casos ya detectados e incluso derivados desde la atención primaria», señala el informe del Síndic.

También suspende la provincia en recursos de hospitalización, con tan sólo 8 camas de ingreso en Orihuela para niños y jóvenes con problemas de salud mental. Una falta de recursos que, unida a la insuficiente intervención psicoterapéutica, están provocando, según el informe del Síndic, «un aumento importante de las intervenciones farmacológicas que comienzan en edades tempranas y se prolongan durante importantes periodos de tiempo». La ausencia de recursos residenciales de corta y media estancia da lugar a que, en el mejor de los casos, las personas menores de edad que lo requieren sean remitidos a centros privados situados en otras comunidades autónomas.

Compartir el artículo

stats