Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El coronavirus y el «boom» por la FP desbordan la demanda en los ciclos sanitarios

El auge de la Formación Profesional, con un aumento total del 20% de la matriculación este curso, equipara el número de alumnos al del Bachillerato

Trabajos de construccióndel Instituto Vicente Verdúde Elche, en una imagen deesta semana ANTONIO AMORÓS

El hecho de que cada vez más jóvenes apuesten por la Formación Profesional (FP) ya no se puede calificar como una moda, sino que se trata de una tendencia consolidada los últimos años. Prueba de ello son las cifras con las que se presenta el curso que arrancará en pocas semanas. La matriculación ha crecido un 20%, con lo que prácticamente se equipara el número de estudiantes que cursan FP y Bachillerato, y la demanda es muy superior a la oferta en varias familias, especialmente llamativa la que está vinculada a los ciclos del sector sanitario, donde hay que sumar la influencia de la pandemia.

Ante este boom la Conselleria de Educación, siguiendo las directrices nacionales, puso en marcha un plan a cuatro años vista para la creación de 20.000 nuevas plazas. Este plan se encuentra en su ecuador, lo que supone que este curso se crearán entre 5.000 y 6.000 plazas adicionales. «En la familia de sanidad es en la que más demanda hay. Lo venimos constatando los últimos años, por lo que podemos afirmar que no se trata de un fenómeno vinculado solo a la pandemia», asegura el secretario autonómico de Educación, Miguel Soler. El otro foco importante de demanda es el relacionado a la tecnología. Para dar respuesta a esto, entre otras cuestiones, se ha creado el Centro de Innovación Digital Avanzado, que se ubica en el Distrito Digital de Ciudad de la Luz, en Alicante. Al frente de este centro se situará la exdirectora del instituto Severo Ochoa de Elche, Elvira Quiles.

Desde Alcoy comparte una visión similar el director del IES Pare Vitòria, Toni Gonzàlez Picornell. «La percepción es que el aumento de la demanda es enorme en sanidad y que en todo lo vinculado a la tecnología también hay un auge increíble. Llevamos años adaptándonos a las exigencias que implica la FP y se están empezando a recoger los frutos. El contacto cada vez es mayor con el sector empresarial, por lo que se ofrece una mejor respuesta a lo que requiere el mercado laboral», sostiene Gonzàlez Picornell, quien también es el presidente de la Asociación de Centros de Educación Secundaria de la Comunidad Valenciana.

La elevada tasa de desempleo juvenil, que roza el 40%, es uno de los principales factores del aumento de la demanda de la FP, según considera el tutor de Prácticas en Empresa del IES La Torreta de Elche, Pedro Soriano, quien también afirma que en algunos centros la demanda de la familia de sanidad llega a ser diez veces mayor que la oferta de plazas. «Muchos jóvenes que ya estaban trabajando han perdido el empleo a consecuencia de la pandemia y ahora se están reciclando. La FP es la mejor manera de volver a meter la cabeza en alguna empresa y cada vez se requieren unas competencias mayores», añade.

Sobre el trasvase que se está produciendo del Bachillerato a la FP, los datos confirman que, mientras en el primer sector se llevan años manteniendo las cifras de matriculados, en el segundo el crecimiento es constante. «No se trata de quitar alumnos al Bachillerato y la Universidad, ahí estamos dentro de los parámetros europeos. Pero en la FP todavía estamos por debajo de algunos países de nuestro entorno. Por eso se ha puesto en marcha el programa para crear 200.000 plazas adicionales en España», explica el secretario autonómico. De las nuevas plazas previstas para este curso en la Comunidad Valenciana, unas 800 no se crearán hasta septiembre. Con ello se pretende que los grupos que más demanda han recibido doblen su oferta.

Los expertos consultados coinciden a la hora de señalar que se ha producido un cambio de tendencia entre las dos ramas. «Si antes un 55% de los jóvenes estudiaba Bachillerato por un 45% que se decantaba por la FP, ahora la situación está al 50% o es incluso superior para la FP», señala Gonzàlez Picornell, antes de añadir: «Es cada vez más habitual que nos encontremos con alumnos que han terminado el Bachillerato y la Selectividad y que se decantan después por estudiar un grado medio o superior».

En los últimos años ha entrado en vigor la modalidad de FP Dual, en la que se combina la enseñanza teórica en los centros de educación con las prácticas en las empresas. El buen funcionamiento de esta modalidad ha generado mucho debate. «Cada especialización tiene una problemática distinta y lo más importante es que se encuentre un equilibrio entre el interés de los jóvenes por sectores concretos y la oferta de puestos de trabajo. Como es lógico, la mayoría de los alumnos prefieren llegar a las empresas con un contrato y no con una beca, pero es un buen método para ponerles en contacto con el mundo profesional y, en general, funciona bien», indica Soriano.

En términos similares «La FP Dual va mejorando con los años, aunque queda camino por recorrer», apostilla el representante del Consell, quien señala que la nueva ley en tramitación, que fue aprobada hacse expresa Soler.e dos meses por el Consejo de Ministros, plantea que la formación en las empresas pase del 20% actual al 35% y, en algunos casos, al 50%. Esto supondría que de las 400 horas de ahora se llegue a 700 o 1.000, del total de 2.000 horas que componen un ciclo formativo, lo que conllevaría una mayor implicación empresarial.

Compartir el artículo

stats