Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La provincia duplica sus playas libres de humo y suma más calas que Valencia y Castellón juntas

La iniciativa de concienciación se extiende ya por 50 arenales de Alicante, el doble que el resto de la Comunidad - La capital, Elche y El Campello estudian imponer sanciones en 2022

Una bañista fuma un cigarro en la playa de El Postiguet de Alicante, uno de los arenales declarados libres de humo dentro de la red de concienciación de Sanidad. | PILAR CORTÉS

Las playas sin humo parecen un fenómeno imparable en el que Alicante es una de sus locomotoras. La provincia ha duplicado este año las calas donde está prohibido fumar, hasta alcanzar las 50, sumando 51 kilómetros de litoral libres de colillas y malos humos. Con la pandemia, la eliminación del tabaco en las playas se hace aún más importante para la salud pública. Y la provincia aglutina el doble de calas sin humo que Valencia (12) y Castellón (15) juntas, y también más kilómetros que la suma de ambas (49 km).

Esta iniciativa de la Generalitat cumple su segundo verano, y aunque es solo de concienciación y no contempla sanciones para los infractores, municipios como Alicante, Elche y El Campello estudian para el año que viene instaurar sanciones, para lo que sería necesario incorporar las multas a sus ordenanzas. Por ahora solo Finestrat, desde el pasado verano, impone multas. De cualquier forma la experiencia está siendo muy positiva y poco a poco se está erradicando de los arenales este mal hábito tan perjudicial para la salud... y también para el medio ambiente, por el impacto de las colillas en estos espacios naturales.

El pasado verano hasta 27 playas fueron incorporando la bandera de playa sin humo en julio y agosto: El Campello con sus 17 calas, Benissa con 5, Alicante con 2 y Dénia, Elche y Finestrat con 1.

Y para este año se ha ampliado la red. La Vila -que se adhirió el año pasado pero ya el 10 de septiembre- incorpora sus 13 calas; Alicante pasa de 2 a todos sus arenales, 7; y Elche también amplía a todo su litoral la restricción, de 1 a 6 playas. En cuanto a Benissa, aunque no aparece este año en el mapa de la Generalitat de playas sin humo a fecha 31 de julio, en su web municipal informan que está prohibido fumar dentro de su protocolo anticovid.

Además, de cara al próximo verano, poblaciones como Santa Pola y Orihuela estudian adherirse a la iniciativa. En cambio, otras poblaciones como Torrevieja no se plantean dar el paso y Benidorm, referente turístico de la provincia, no se ha manifestado al respecto.

Esta adhesión al programa de la Conselleria de Sanidad hasta ahora se tiene que solicitar cada año, aunque de cara al próximo ejercicio la Generalitat quiere que sea permanente, para que no haya que repetir los trámites cada verano, y si algún municipio desea retirar la playa sin humo, lo tendrá que comunicar, según anunció Isaura Navarro, secretaria de Salud Pública.

Un bañista se sale al paseo en El Campello para fumar. | INFORMACIÓN

Navarro destacó la extraordinaria acogida que esta iniciativa en Alicante, que encabeza la Comunidad en número de banderas, y explicó que «estamos muy satisfechos con la implicación de los ayuntamientos. Queremos que sigan creciendo las playas sin humo» y recordó que «este es un proyecto de concienciación, no busca sancionar. El objetivo es tener unas playas libres de humo y colillas, porque hay que recordar que los restos del tabaco contienen residuos tóxicos que contaminan nuestras playas. Y por otra parte, con el covid-19, hay más conciencia del riesgo de fumar. Por eso, no hay que fumar ni dentro ni fuera de las playas».

La secretaria de Salud Pública recordó que a las policías locales e informadores de playas se les ha dado formación para que informen a los bañistas de la prohibición y de los perjuicios que supone fumar. E incidió en que si se fuma en la playa «se normaliza un hábito que ven los niños, que lo imitan todo», destacando que 7.000 personas mueren en la Comunidad por enfermedades relacionadas con el tabaco.

Por su parte la edil de Turismo de Alicante, Mari Carmen Sánchez (Cs), señaló que este año han ampliado a todas las playas la declaración de libres de humo «con el objetivo de sensibilizar y concienciar a nuestros usuarios de playa en relación a la necesidad de proteger el entorno marino. Sin duda, las colillas constituyen uno de los pequeños residuos más habituales en nuestros arenales, cuya degradación es muy larga, y su limpieza mecánica resulta extremadamente complicada».

LA CIFRA

51 KM - Extensión de los arenales libres de humo en la provincia de Alicante

La Comunidad Valenciana cuenta con 77 calas libres de humo este verano: 50 arenales en Alicante, que suman 51 km, 15 en Castellón, con 16,9 km, y 12 en Valencia con 32,1 km.

Multas

Sánchez, preguntada por si se plantean incorporar sanciones a los infractores, señaló que no se descartan, aunque aclaró que «actualmente nos encontramos en mitad de la temporada estival. Una vez finalizada analizaremos con la UTE, técnicos municipales y agentes implicados posibles acciones a realizar el próximo año».

Elche también baraja la posibilidad de incorporar sanciones para garantizar que las playas estén libres de humo, al igual que El Campello. Este último municipio fue uno de los pioneros el pasado año prohibiendo fumar en todos sus arenales. y es el que más kilómetros cuenta libres de humo. Y para el año estudia modificar la ordenanza de playas para incorporar multas, según avanzó su edil de Playas y Medio Ambiente, Julio Oca (Cs).

Desde El Campello recordaron que sus socorristas e informadores dan a conocer a los bañistas la prohibición de fumar, destacando que «los usuarios cada vez están más concienciados y ya podemos observar la imagen del bañista que se retira al paseo marítimo a fumar para no hacerlo en los arenales». Poco a poco, esta red va calando.

La provincia duplica sus playas libres de humo y suma más calas que Valencia y Castellón juntas

Compartir el artículo

stats