Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alicante mira a la Navidad en pleno agosto y revisa el cableado para poder instalar las luces

El bipartito estudia novedades en las calles que disfrutarán de la iluminación, marcada por la polémica en los últimos años tras los retrasos

Un operario de la contrata realiza trabajos en el cableado y los boletines, en una imagen de archivo

A falta todavía de cuatro meses para la celebración de la Nochebuena, el Ayuntamiento de Alicante ya piensa en la Navidad de 2021. No quiere repetir, así, el fiasco de las luces del año 2019, cuando terminaron de instalarse el 20 de diciembre, entre quejas de los comerciantes por las pérdidas en la facturación.

Operarios de la contrata del servicio de diseño, instalación, mantenimiento y desmontaje del alumbrado ornamental de Navidad ya estaban este lunes por las calles de Alicante revisando los boletines eléctricos y los cables, según confirmaron fuentes municipales. En concreto se dejaron ver, entre otras vías, por Alfonso el Sabio. Este es el paso previo a la colocación de los arcos de luz, que no se prevé que empiece antes de septiembre. El bipartito, según confirmaron las mismas fuentes, estudia posibles cambios en las calles a iluminar. El último encendido, en 2020, tuvo lugar a finales de noviembre, para tener la lista con aroma navideño antes del Black Friday y del puente de la Constitución.

Con todo, Alicante no será el primer municipio del país que se pone manos a la obra con la colocación de la iluminación navideña en un año, el segundo, de nuevo marcado por la pandemia. Ya hay, al menos, dos grandes municipios que han tomado la delantera. Tampoco es novedad dada la batalla que existe por tierras gallegas. En Vigo, el alcalde, Abel Caballero, dio el pistoletazo de salida a la instalación a principios de agosto (el día 4). Un día antes arrancó en la vecina localidad de Ourense. Esa antelación provocó muchos comentarios en redes sociales.

En la capital alicantina, el pasado año, los arcos con las luces de Navidad empezaron a verse por las calles a finales de septiembre. Es decir, dos meses antes que en 2019. A principios de octubre ya lucían las guirnaldas en una de las avenidas principales, al céntrica Alfonso el Sabio.

Desde el pasado 2020, Iluminaciones Ximénez es la concesionaria del servicio en Alicante. Se trata de una empresa cordobesa que ha iluminado ciudades como Nueva York o Moscú, que triunfa en Vigo y que anteriormente ya puso luces a la Navidad de Alicante en 2018.

El Ayuntamiento de Alicante aprobó el pasado agosto de 2020 la adjudicación a la empresa que contemplaba el alumbrado de Navidad, Año Nuevo y Reyes, Carnavales, Hogueras y fiestas patronales en el término municipal. El contrato tiene una duración de tres años, con una posible prórroga de otros dos, y un presupuesto de poco más de un millón de euros. Es decir, la de 2021 es la segunda Navidad del contrato.

Antes de esa adjudicación, el pasado 2019, las luces no se terminaron de instalar hasta el 20 de diciembre. El colectivo de comerciantes estimó en un 30% la pérdida de facturación por la falta de animación navideña en la última Navidad prepandémica. La entonces empresa adjudicataria, la alicantina Destello Iluminación, culpó de lo sucedido a la lentitud del cumplimiento de los plazos que había seguido el Consistorio. Tras ese fiasco, un técnico municipal fue apartado de las labores que realizaba en relación a trámites que tienen que ver con estos tiempos. La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Alicante aprobó sustituir al responsable del contrato del alumbrado de fiestas de Navidad, Carnaval y Hogueras, dejando sin efecto su designación, y nombrar en su lugar al jefe del departamento técnico de Alumbrado, que hoy sigue al frente del contrato.

Ahora, el bipartito de Alicante pretende mantener la buena crítica, en general, que tuvo la iluminación navideña el pasado año.

Compartir el artículo

stats