Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alicante es el único de los grandes municipios que renuncia a las subvenciones de las extraescolares

Siete localidades de más de 50.000 habitantes, tres gobernadas por la derecha, optarán a la subvención de la conselleria, mientras la capital renuncia a casi 500.000 € por la «dificultad para presentar el proyecto»

La concejala Julia Llopis, durante un pleno previo a la pandemia. | JOSE NAVARRO

Siete de los ocho grandes municipios de la provincia (los que tienen más de 50.000 habitantes) volverán este curso escolar a solicitar la subvención de la Conselleria de Educación para apoyo educativo y otras actividades extraescolares, culturales y deportivas dirigidas a escolares de entre tres y dieciocho años para «compensar los efectos negativos» derivados de la pandemia. Sólo un ayuntamiento renunciará a esa ayuda autonómica: Alicante, que el pasado curso recibió casi medio millón de euros. La concejala de Educación de Alicante, la popular Julia Llopis, justificó recientemente la marcha atrás en «la dificultar para presentar los proyectos educativos en fechas vacacionales y la imposibilidad de desarrollarlas hasta final de curso por los tiempos de contratación de la administración». En el resto de grandes municipios, que la subvención se active en agosto no supone un problema insalvable.

Así, esa visión que defiende la edil alicantina choca con lo que opina el resto de grandes ayuntamientos, tres de ellos gobernados por la derecha y cuatro por la izquierda. «El año pasado tuvimos un problema para la ejecución por el covid, pero este año volveremos a pedir el dinero. Tenemos un proyecto muy interesante. Por ejemplo, ofreceremos la iniciativa ‘El cole en el mar’, para fomentar los deportes acuáticos. El dinero nos viene muy bien», asegura el concejal de Educación de Orihuela, Antonio Sánchez (Ciudadanos). Su concejalía recibió 130.000 euros el pasado curso. En la misma línea se mostró su homólogo de Torrevieja, Ricardo Recuero (PP), que viene de gestionar 89.000 euros de esta misma subvención: «Por supuesto que optaremos. Ya estamos preparando el proyecto con actividades también culturales. El año pasado funcionó muy bien, aunque es cierto que al ser el primer año fue todo rápido. Este curso seguro que mejoramos la oferta. El dinero nos viene muy bien». También repetirán en Benidorm, que el pasado curso recibió 103.000 euros de ayudas: «Aún no ha salido la convocatoria, pero seguro que repetiremos para optar a la subvención para actividades deportivas y culturales. Hemos pedido a la conselleria que mantenga también las de apoyo educativo», apunta la edil de Educación en la capital turística, Maite Moreno (PP).

Al margen de la ciudad de Alicante, la localidad que más dinero gestionó fue Elche. La concejala de Educación, la socialista María José Martínez, agradece también las ayudas autonómicas: «Claro que repetiremos. Ya estamos trabajando en el proyecto para el curso con las áreas de Cultura y Deportes, porque es un trabajo transversal. Los colegios estaban muy contentos. Se hizo de todo, refuerzo escolar, apoyo psicológico, actividades culturales y deportivas... Empezamos en enero, aunque nos hubiera gustado empezar antes. Aún así, seguro que podemos justificar toda la subvención».

En torno a los 100.000 euros de subvención para extraescolares se encontraban los otros tres municipios restantes, todos gobernados por los socialistas. En Alcoy, su alcalde, Toni Francés, confirma que volverán a pedir las ayudas: «Nos volveremos a presentar, vino muy bien. Fue un buen instrumento para complementar, y también ayudar a un sector económico que estaba muy tocado». En Alcoy, desde el Ayuntamiento, se destinaron a actividades extraescolares incluso más dinero del recibido por la conselleria.

En Elda también tienen la intención de volver a pedir las ayudas. «Por supuesto que las vamos a pedir. El pasado curso no llegamos a poner en marcha todo lo que teníamos previsto porque el covid nos pegó fuerte. Podremos justificar sobre la mitad de la subvención. Para este curso ya tenemos hecho el proyecto. Las actividades de inglés, apoyo escolar, teatro, música y danza y artes plásticas empezarán el 11 de octubre. El coste total es de 207.000 euros, así que la subvención nos viene muy bien», señala el concejal de Educación, Fernando Gómez. Similar es la valoración desde San Vicente: «Funcionó bien. Lo único que fue un poco precipitado y eso nos impidió hacer todas las actividades que nos hubiera gustado, pero la intención es repetir», finaliza la concejala de Bienestar Social, Isabel Candela.

En Alicante, sin embargo, salvo que el alcalde, Luis Barcala, decida dar marcha atrás a lo ya anunciado, se perderá medio millón de euros para extraescolares para este curso.

Unidas Podemos llevará a Pleno el bloqueo a la retirada del amianto

Otro frente en Educación es el proyecto fallido de retirar el amianto de tres colegios (Azorín, Tossal y Emilio Varela), que al final no se ha producido este verano por la falta de acuerdo entre ambos gobiernos para realojar a los conserjes. Desde Unidas Podemos presentarán una iniciativa al Pleno que «obligue a la concejala a cooperar con la conselleria para garantizar que las obras cumplen los plazos y que el personal es realojado en condiciones dignas». Por su parte, desde el grupo municipal socialista sostienen que el Patronato de la Vivienda encontró alternativas habitacionales para los conserjes, pero que el traslado se paralizó desde la concejalía de Llopis. Por último, Compromís, en su balance del verano realizado este miércoles, cargaron contra Llopis por sus políticas de frentismo hacia el Botànic.

Compartir el artículo

stats