Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La provincia multiplica por siete las muertes por covid en agosto

La pandemia se cobra la vida de 64 personas el último mes, siete veces más que en julio y muy cerca de las 67 de abril, nada más pasar la tercera ola. Alicante vuelve a ser la segunda provincia con mayor aumento de decesos en 2021

Flores depositadas en nichos, en uno de los dos cementerios de Elche

Flores depositadas en nichos, en uno de los dos cementerios de Elche ANTONIO AMORÓS

La mortalidad por coronavirus en la provincia de Alicante ha repuntado en las últimas semanas a niveles similares a los de la pasada primavera, cuando apenas acaba de dejarse atrás la virulenta tercera ola de la pandemia. Los decesos, que habían llegado a ser mínimos durante los meses de junio y julio, han vuelto a ser una constante en las actualizaciones de datos que ha venido ofreciendo la Conselleria de Sanidad a lo largo de agosto. Apenas son una mínima parte de las defunciones que se registraban durante la citada tercera ola, pero sí dejan una cierta sensación de volver atrás y, sobre todo, de que la crisis sanitaria ni mucho menos ha acabado.

Los fallecimientos siguen aumentando después de que la presión hospitalaria haya tocado techo

decoration

A lo largo de agosto se produjeron 64 muertes por coronavirus en la provincia, frente a 9 en julio y 13 en junio. Es decir, si bien es cierto que se partía de un número muy bajo, se han multiplicado por siete en un mes. Pero además, la curva de fallecimientos sigue en ascenso, ya que si comparamos los datos más recientes en el momento de elaborar esta información, del viernes 3 de septiembre, con los del 3 de agosto observamos que ha habido 75 decesos, cuando entre el 3 de julio y el 3 de agosto se notificaron 11.

Las muertes provocadas por el coronavirus en agosto son muy parecidas a las que hubo en abril, 67. Así, puede decirse que este repunte ha supuesto una involución de cuatro meses.

La situación no tiene nada que ver con la del pasado invierno, ya que hay que recordar que en enero fallecieron 700 personas y 789 en febrero, el mes con una mayor letalidad hasta ahora a lo largo de la crisis sanitaria.

Entonces, al igual que está ocurriendo ahora, el número de decesos siguió incrementándose después de que la presión hospitalaria hubiera tocado techo, cosa que no resulta extraña, dado que cabe pensar que buena parte de los fallecidos habían estado previamente ingresados.

El repunte de las muertes en esta ola de la pandemia, además, ha contribuido a que Alicante vuelva a ser la segunda provincia con un mayor incremento de la mortalidad en relación a 2020, cuando aún ni siquiera se dispone de los datos de agosto. Según el Instituto Nacional de Estadísitica (INE), entre el 1 de enero y el 26 de julio fallecieron 11.314 personas, un 12,66% más que en el mismo periodo de 2020.

La única provincia que supera ese porcentaje en toda España es Almería, donde el aumento de los fallecimientos alcanza el 17,46%. Comparado con 2019, entre enero y julio de este año han muerto un 20% más de personas. Es previsible, lógicamente, que el aumento de muertes por coronavirus que se ha producido en agosto se refleje también en un mayor número global de decesos en la provincia.

Alicante concentra más de un tercio de los óbitos

El departamento del Hospital General suma 17 muertes en el último mes y el de Sant Joan otros 10

El entorno de Alicante concentra un volumen importante de los fallecimientos registrados en el último mes, según la desagregación de datos que da a conocer dos veces por semana la Conselleria de Sanidad. Comparando las cifras más recientes hasta la fecha, del 3 de septiembre, con las facilitadas el 3 de agosto, da el resultado de 17 muertes registradas en el departamento del Hospital General de la capital provincial, y otras 10 en el área de Sant Joan d’Alacant. Así, en estas dos zonas se han producido más de un tercio de los decesos comunicados en este periodo. También es significativa la mortalidad en los departamentos de la Marina Baixa y Elda, 9 personas en cada uno, mientras que en el de Torrevieja se han notificado ocho.

En el resto de la provincia, la letalidad del virus en las últimas semanas ha sido bastante menor. Así, en las áreas del Hospital General de Elche y Orihuela se han notificado cinco muertes, mientras que en Dénia y Alcoy han sido tres, y en la de Elche-Crevillent tan solo se ha comunicado el fallecimiento de una persona. Con todo, la mayor tasa de mortalidad sigue correspondiendo, y con diferencia, al departamento de Alcoy, con 306 decesos por 100.000 habitantes, debido a las muertes acaecidas en la primera y la tercera ola.

Compartir el artículo

stats