Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La costa en agosto: más visitantes que en 2020 pero lejos de la prepandemia

Las localidades del litoral registran un aumento de la afluencia de hasta casi el 85% en domingo que confirma el repunte de la actividad turística - La movilidad también crece en los pueblos del interior pero sus habitantes se desplazan más

La llegada de visitantes a las localidades del litoral de la provincia

La llegada de visitantes a las localidades del litoral de la provincia David Revenga

La llegada de visitantes a las localidades del litoral de la provincia durante el mes de agosto confirma el repunte de la actividad turística en relación al atípico verano de 2020. Es una de las principales ideas que aportan los datos del estudio de movilidad que está realizando el Instituto Nacional de Estadística (INE), y que muestra cómo la afluencia al litoral en domingo ha aumentado de manera generalizada frente al mes de julio y, sobre todo, comparado con agosto del año pasado, aunque sin llegar a los niveles del periodo estival de 2019. En algunos puntos, incluso, este incremento ha sido notable, lo que da una idea del movimiento que se ha registrado.

Así, en agosto se repitió lo que ya ocurrió en julio, publicado también por este periódico, pero con una diferencia bastante mayor en relación a 2020; esto, no obstante, pudo ser producto de que las condiciones para la movilidad fueran más favorables por haber más gente de vacaciones. Hay que tomar como referencia el domingo 22 de agosto, día del que el INE ha difundido unos datos más detallados. Si se compara esta jornada con la del 23 de agosto de 2020, las diferencias saltan a la vista.

Visitantes en distintos puntos de la provincia INFORMACIÓN

El INE detectó el domingo de hace tres semanas en todos los municipios costeros de la provincia la presencia de un mayor número de personas llegadas desde otros lugares. La única excepción fue l’Alfàs del Pi, que el pasado 22 de agosto recibió la visita de 3.857 personas, cuando en las mismas fechas del año pasado registró 4.136. Pero las restantes comparaciones son a favor del verano de 2021. Así, acudieron a Dénia 8.571 personas, frente a 5.579 un año antes; a Calp, 5.872 frente a 4.432; a la zona de Poniente de Benidorm, 6.200 frente a 3.825; a Guardamar del Segura, 5.483 frente a 3.767.

El incremento ha alcanzado incluso el 85% en la zona de Levante de Benidorm, por donde el 22 de agosto pasaron 10.553 personas, cuando un año antes lo habían hecho 5.717. También se ha registrado un aumento del 68% en la afluencia a Pilar de la Horadada, con 6.397 visitantes frente a 3.793; asimismo, otro incremento notable ha sido el de Santa Pola, que ha pasado de 6.618 turistas el 23 de agosto de 2020 a 10.516 un año después, un 59% más. Y también merece la pena destacar el aumento de El Campello, por lo elevado de la cifra absoluta: hace tres domingos estuvieron allí 11.357 personas no residentes, por 8.435 de un año antes.

Con todo, el estudio también corrobora que la actividad turística, pese a recuperarse este verano en relación al de 2020, se ha quedado lejos de los niveles previos a la pandemia, tal y como han apuntado desde diferentes instancias en las últimas semanas. Los datos que hay de 2019 no son exactamente comparables, pero sí apuntan una idea al respecto. Según el estudio específico que se realizó para medir la movilidad estacional, el 15 de agosto de hace dos años pernoctaron en la zona de Levante de Benidorm 39.479 personas, mientras que hace tres domingos se detectó la presencia de 23.991. En Dénia, la diferencia resulta abismal: 81.984 individuos entonces frente a los 39.542 de ahora. Diferencias similares se observan al examinar los datos en Santa Pola y la zona este de Torrevieja: de 59.042 y 69.396 personas, respectivamente, a 33.944 y 32.955.

La llegada de visitantes a las localidades del litoral de la provincia David Revenga

Conviene insistir, en todo caso, en que esos datos no son del todo comparables, sobre todo porque la fecha de uno y otro estudio no son la misma y, además, el 15 de agosto es la fecha vacacional por excelencia, en torno a la cual el movimiento de personas aumenta de forma notable. Incluso fue así el año pasado. Ahora bien, parece difícil que este 15 de agosto se alcanzara una afluencia de turistas tan alta como en 2019.

El informe de movilidad acredita la clara preferencia estival por el litoral, pero el interior no deja de despertar interés. Tras la gran afluencia del verano pasado, inducida por las circunstancias de la pandemia y la búsqueda de espacios abiertos, este año han registrado incluso más turistas que en 2020, pero con la diferencia de que los habitantes de estas zonas también se han movido más.

Muestra de ello es que, el 23 de agosto de 2020, Benilloba y los municipios cercanos recibieron 2.114 visitantes, y 2.837 este 22 de agosto; sin embargo, el total de personas en el área solo ha variado de 5.824 a 5.954. Así, parece que el optimismo a la hora de desplazarse, incentivado por el alivio que ha supuesto la vacunación, se ha extendido al conjunto de la población, y que desde el interior también se ha buscado la costa.

LA CLAVE

LA VACUNACIÓN. Mayor optimismo para viajar pese a la situación El alivio que ha supuesto la vacunación ha sido decisivo para que este verano hayan sido más las personas que se han decidido a viajar.

Compartir el artículo

stats