Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Deportes reduce a solo una sesión semanal la natación para los discapacitados de más de 26 años

Usuarios critican que el Ayuntamiento de Alicante, dentro del programa de actividades acuáticas adaptadas, no tenga en cuenta la situación y necesidades de los afectados

Una usuaria que solo podrá ir un día a la semana a nadar. | INFORMACIÓN

Las personas con discapacidad mayores de 26 años sólo pueden asistir un día a la semana a los cursos de natación que organiza el Ayuntamiento de Alicante, a través de la Concejalía de Deportes. Sin embargo, aquellos discapacitados que tengan hasta 25 años tienen dos sesiones a la semana y con dos piscinas a su disposición. Usuarios de las piscinas municipales critican que el bipartito de PP y Ciudadanos limite por edad esta actividad, más que necesaria -según señalan- para personas con diversidad funcional, al suponer una desigualdad de oportunidades entre usuarios con discapacidad (de más del 33%).

Según figura en la página web de la Concejalía de Deportes, dentro del apartado «Programa de Natación Adaptada», el Ayuntamiento ofrece estos cursos en dos de las tres piscinas municipales. En la instalación del Tossal («José Antonio Chicoy») solo pueden asistir usuarios con discapacidad de entre 6 y 25 años. Durante este primer cuatrimestre del año, de mediados de octubre a finales de enero, las clases serán martes y jueves de 18:45 a 19:30 horas. En la piscina de Florida Babel («Luis Asensi»), las sesiones se dividen por edad, aunque con una oferta desigual. Mientras los usuarios que tienen entre 6 y 25 años disfrutarán de clase los lunes y miércoles de 18:15 a 19:00 horas o de 19:00 a 19:45 horas, aquellos que superan esa edad sólo tendrán una sesión a la semana: será los viernes de 18:15 a 19:00 horas.

Esa falta de igualdad en la oportunidad de acceder a los cursos, en función de la edad, ha generado malestar entre los usuarios. «Mi hija, por tener 28 años, solo va a poder ir una vez a la semana a natación, cuando en los últimos seis años ha podido ir dos veces a la semana. No tiene sentido que ofrezcan las sesiones semanales por edad, cuando pueden ser igual o más necesarias para las personas de más de 26 años», señala Francisco, padre de una joven que lleva años como usuaria de las piscinas municipales. El progenitor asegura que lleva días esperando una llamada del Ayuntamiento que le argumente la diferencia de oferta en función de la edad: «Llamé para que me lo explicaran y me dijeron que me devolverían la llamada, pero llevo más de una semana sin noticias». Este padre no entiende que el Ayuntamiento ofrezca hasta tres horarios diferentes para los menores de 25 años, con dos sesiones a la semana, y solo un horario y una piscina, con además únicamente una sesión semanal. Las clases son de 45 minutos. «Tampoco entiendo que una actividad física tan importante para estas personas se consiga por sorteo. Tenía que haber plazas para todos aquellos que lo soliciten», añade el progenitor, quien destaca, por otro lado, que el Ayuntamiento haya ampliado la bonificación al 100% del coste del curso para los alicantinos, cuando inicialmente solo era del 75%.

Compartir el artículo

stats