Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PSOE cierra filas con Ribera, Compromís pide inversiones y oposición frontal del PP

Los partidos mantienen inamovibles sus posturas tras la intervención de la ministra - El Botànic ve posible un acuerdo para mantener caudales a precios razonables, mientras que los populares hablan de decepción

Ribera, Salvador Navarro, Perfecto Palacio, Juan R. Gil, Mollà, Tomás Mayoral, González y Adolfo Utor. | RAFA ARJONES

La intervención de la ministra Teresa Ribera en el Foro Alicante no ha hecho apenas mella en los diferentes partidos, cuyas posturas respecto a las políticas hídricas y el trasvase Tajo-Segura se mantienen inamovibles. El PSOE ha cerrado filas con los planteamientos ministeriales, Compromís exige inversiones y el PP se reafirma en su oposición frontal a los recortes. Desde el Gobierno del Botànic, con todo, ven posible un acuerdo que permita mantener caudales a precios razonables, mientras que los populares hablan de decepción.

La conferencia de Teresa Ribera estuvo rodeada de gran expectación, aunque, a la hora de la verdad, apenas ha tenido incidencia en los planteamientos que vienen defendiendo casi desde el principio las distintas formaciones políticas. El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, destaca que desde el Consell «apoyamos soluciones que estén orientadas al objetivo de que la provincia de Alicante pueda tener agua para siempre a un precio razonable para los agricultores, y siempre desde el consenso y el diálogo entre todas las partes. Y dentro de esas alternativas, como ha ratificado la ministra, el trasvase continuará siendo un recurso esencial para el futuro abastecimiento de este territorio».

Puig, en este mismo sentido, añade que, además del compromiso respecto al trasvase, Ribera «ha planteado una serie de actuaciones para conseguir más recursos hídricos, que supondrán unos 800 millones de euros en inversiones. Ahora lo que tenemos que hacer es seguir trabajando para concretar todo ese paquete de inversiones que ha detallado la ministra y que nos debe conducir al objetivo, insisto, de que haya agua para siempre».

El alcalde de Elche, el socialista Carlos González, señala, por su parte, que «la ministra ha demostrado mucha solvencia en su intervención, y que el Gobierno diga que el trasvase es un instrumento esencial es un mensaje muy tranquilizador desde el punto de vista de la cuenca receptora. Lo que esperamos ahora es que el cambio de las reglas de explotación no acabe provocando en el computo final del año una reducción del caudal de agua que recibimos en la provincia».

18

Gran expectación ante Teresa Ribera Rafa Arjones

En el ámbito de Compromís, la consellera de Agricultura, Mireia Mollà, insiste a la hora de reclamar que «se aborde la planificación hidrológica antes que las reglas de explotación, porque el orden de los factores sí puede alterar en este caso el producto. Lo primero es ejecutar las inversiones programadas, empezando por las de mejora de la calidad de las aguas depuradas de Madrid, porque de esta forma se garantizaría el caudal ecológico del Tajo y estamos convencidos de que también se evitaría que se redujera el agua que llega a través del trasvase. Por lo demás, la ministra ha mostrado una actitud moderada y sensata, lo que facilita las condiciones de negociación».

El punto de vista desde las filas del PP, sin embargo, es bastante diferente. El presidente de la Diputación y del PPCV, Carlos Mazón, critica la «osadía» de la ministra de «venir a Alicante a defender las políticas del Gobierno socialista, cuando éstas lo único que van a conseguir es acabar con el futuro de la provincia». De hecho, califica de «decepcionante» y «jarro de agua fría» la decisión de reducir a 12 hectómetros cúbicos el trasvase para el mes de septiembre. Según Mazón, «esta medida viene a confirmar desgraciadamente y una vez más la hoja de ruta del Gobierno de Pedro Sánchez de acabar con esta infraestructura, ofreciendo como única alternativa la desalación, la más cara y perjudicial para nuestros regantes».

Por su parte, el alcalde de Orihuela, el también popular Emilio Bascuñana, lamenta que el ministerio «mantenga el ataque contra el trasvase y proponga alternativas que no son viables por su elevado coste o por el problema de sanilización que se va a producir». Bascuñana, asimismo, no se cree, como afirma la ministra, que en el cómputo anual no se vaya a reducir el agua que llega desde el trasvase. Según sus palabras, «de momento, todo lo que registramos son mermas, por lo que no sé a quién quieren engañar». El primer edil oriolano también critica que hasta el momento «no se hayan concretado los plazos ni la financiación para las obras destinadas a prevenir inundaciones en caso de una nueva DANA, y que tampoco se sepa nada de los dos millones de euros que tenía que recibir el Ayuntamiento para compensar los gastos del último temporal».

Los empresarios reclaman una mejor planificación

La conferencia de Teresa Ribera contó con la presencia de una amplia representación empresarial. Entre los asistentes se encontraba Perfecto Palacio, presidente de CEV Alicante, quien, además presentó la jornada. Tras el acto, comentaba que «el mensaje de la ministra no es el que esperábamos con relación al agua, pero reiteramos la voluntad de dialogar para que no se convierta en motivo de enfrentamiento». Palacio destaca que la agricultura supone una aportación al PIB de 2.365 millones de euros y 100.000 empleos en Alicante y Murcia, que la Comunidad es líder en producción de agua regenerada y que el 90% de las explotaciones usan riego por goteo. «Nosotros estamos haciendo los deberes y, por ello, exigimos una mejor planificación», concluye.

Compartir el artículo

stats