Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nuevo atractivo para Luceros: la fuente contará con espectáculo de agua y luz tras su restauración

La gran cantidad de hierros oxidados dificulta una actuación que llega ya a su ecuador - Los expertos extraen moldes de las piezas que están en peor estado

22

Nuevo atractivo para Luceros: la fuente contará con espectáculo de agua y luz tras su restauración

La restauración de Luceros, que llega ahora a su ecuador, permitirá recuperar el esplendor de la emblemática fuente. Pero no sólo eso. El bipartito de Alicante quiere aprovechar la actuación para impulsar un espectáculo de agua y luz que se convierta, en días señalados, en un atractivo añadido para el monumento de Bañuls. Así lo confirmó este lunes el concejal de Infraestructuras, José Ramón González, durante una visita a la obra, en la que estuvo acompañado por el edil de Cultura «Hemos venido a comprobar cómo van las obras. Se trata de uno de los símbolos más queridos por los alicantinos, que además es epicentro de las mascletàs y de celebraciones futbolísticas esperemos que a final de año se puede reinaugurar el monumento», añadió González, mientras que Manresa insistió en la importancia del proyecto, que llevaba años sobre la mesa del Ayuntamiento: «Es un compromiso de este gobierno».

Durante la visita, además del espectáculo de luz y agua que se prevé poner en marcha cuando finalice la restauración, aprovechando las mejoras en el sistema hidráulico y de iluminación, también se habló de los primeros tres meses de una obra que tiene seis meses de plazo de ejecución. Los técnicos admitieron que la principal dificultad a la que se están enfrentando está siendo la cantidad de óxido en la estructura de hierro. «Nos hemos encontrado más cosas de las previstas. Hemos tenido que retirar gran cantidad de hierros, reponiéndolos por fibra de vidrio y respetando al máximo la pieza original», según explicó Jaume Giner, arquitecto y director facultativo de la obra, quien además resaltó los moldes que se han extraído de las piezas mejor conservadas para reponer aquellas que están en peor estado o que, por agresiones externas, ni existían, como patas de caballos o brazos de los ángeles, junto a las piñas.

Durante la actuación, según insisten los técnicos, el objetivo no es «hacer» una nueva fuente de Luceros, sino restaurar la existente, por lo que el color no será «blanco radiante» cuando acaben los trabajos, como pudo ser en su origen», sino la tonalidad actual, resultado del paso de los años. «Estamos intentando ser lo más respetuosos posibles con el monumento, lo más conservadores», añadió el responsable técnico: «El trabajo de la empresa está siendo muy minucioso, muy especializado». La adjudicataria de la obra fue la valenciana Estudio Métodos de la Restauración, que ha participado en destacado trabajos a nivel nacional como la restauración de la Catedral de Santiago de Compostela (A Coruña) y de la Lonja de la Seda y el Mercado de Colón (València). Además, será la responsable del traslado de ubicación de Torre Placia entre dos parcelas cercanas en Playa de San Juan.

Las obras de restauración de Luceros arrancaron el pasado junio y se espera que finalicen a finales de este año 2021, ya que no deben prolongarse más de seis meses. La actuación costará a las arcas municipales 302.000 euros, tras la oferta a la baja presentada por la adjudicataria desde los 375.000 euros de la licitación.

Piezas en fase de restauración, con la pata del caballo y el brazo de ángel ya arreglados. | RAFA ARJONES

Compartir el artículo

stats