Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Gobierno de Sánchez añade otros 800 millones para compensar el recorte en el trasvase Tajo-Segura

El ministro Luis Planas subraya que el regadío es «la joya de la corona de la agricultura española» y ofrece dinero para modernizar los sistemas de riego en Alicante, Murcia y Almería

El ministro Luis Planas y el comisario europeo de Pesca, el lituano Sinkevicius, ayer, en la EUIPO. | JOAQUÍN REINA/EUROPA PRESS

El ministro de Agricultura, Luis Planas, defendió ayer en Alicante la continuidad del trasvase Tajo-Segura pero no se salió ni un milímetro de la hoja de ruta marcada por el Gobierno para justificar el recorte de los caudales que llegan a la provincia y Murcia desde el río Tajo por un trasvase que el Gobierno de Castilla-La Mancha aspira a cerrar. Planas subrayó su preocupación por la situación de futuro que les espera a los ríos derivada del cambio climático, y apeló, en este sentido, a incrementar las políticas hídricas basadas en la modernización de los regadíos, para lo que anunció una inversión de 800 millones de euros, que se suma a los 500 millones anunciados por la vicepresidenta Teresa Ribera. Planas no cuestionó, para nada, la política del Ministerio para la Transición Ecológica en torno al trasvase pero sí quiso dejar claro que «como ministro de Agricultura no tengo otra cosa que decir que el regadío es la joya de la corona de la agricultura española porque además de representar el 23% de la superficie, produce seis veces más que el secano. El trasvase Tajo-Segura es importante pero sí es cierto que el cambio climático nos obliga a ser más eficientes, por lo que debemos seguir modernizando los regadíos para aprovechar al máximo cada gota de agua». El Gobierno se mantiene firme en su decisión de complementar el trasvase con otro tipo de caudales que no sean los del Tajo, y en los últimos meses ha anunciado ya una lluvia de euros que alcanza los 1.300 millones, aunque todavía no se ha licitado ni un proyecto.

Los pantanos de la cuenca del Segura cuentan esta semana con unas reservas de 440 hm3, 28 hm3 menos que la semana pasada, según los datos del Ministerio para la Transición Ecológica. Los embalses del Segura disponen de 26 hm3 menos que en la misma semana de 2020, y 16 hm3 menos que la media que suelen almacenar en esta época del año (456 hm3). Así, los pantanos se encuentran al 38,6% de su capacidad total. Pese a todo, la vicepresidenta Teresa Ribera justificó la semana pasada que este mes de septiembre solo vayan a llegar 4,5 hm3 de agua para regadío en Alicante y Murcia por las reservas de agua que hay en la cuenca de otros trasvases que se han utilizado debido a las lluvias. En el conjunto España, la reserva hídrica se encuentra al 40,5% del total de su capacidad, con 22.646 hectómetros cúbicos de agua, tras disminuir esta semana en 222 hm3. Los embalses del Tajo están al 41,6%, los del Júcar, al 51,1% y los del Ebro al 52,4%.

Daños colaterales

Por otro lado, Tomás Fernández, vocal de la Federación de Regantes de Castilla-La Mancha, asegura que el aumento de los caudales ecológicos también perjudicará a los regantes castellano-manchegos y extremeños. «Hay soluciones y siempre empiezan por las infraestructuras hidráulicas, algo que no se está haciendo en las cuencas deficitarias de los ríos Alberche, Henares, Tiétar y Árrago». Para Fernández, el problema hay que abordarlo de manera general, teniendo en cuenta todos los recursos, como las aguas regeneradas y la modernización de los sistemas de regadío. Si nos sentásemos a hablar llegaríamos a un acuerdo, pero no desde una ideología política», subraya.

Por parte, el presidente del Consejo de Ingenieros Agrícolas, Javier Lorén, apunta que un 25% de las exportaciones de frutas y hortalizas se producen en zonas regadas con el agua del trasvase, y que contribuyen de forma significativa a la balanza comercial del sector agrícola que presenta un importante superávit.

Ayudas para los viticultores afectados por la pandemia del covid

Agricultura ha iniciado el proceso de consulta pública de una propuesta de modificación de la normativa que regula el Programa de Apoyo al Sector Vitivinícola Español para adaptarla a las flexibilidades que permite la Comisión Europea para paliar los efectos del coronavirus en el sector. En concreto, este programa de ayudas distribuye más de 202 millones de euros anuales entre viticultores, bodegas y otros operadores vitivinícolas en España. El proceso de consulta pública se abrió el pasado lunes con el envío a las comunidades autónomas y a las organizaciones representativas del sector de la propuesta de modificación del Real Decreto 1363/2018.

Redes especiales para preservar la pesca mediterránea

El comisario de Medio Ambiente y Pesca de la UE, el lituano Virginijus Sinkevicius, celebró ayer en Alicante las medidas adoptadas por el sector pesquero en el Mediterráneo para hacer compatible la salvaguarda de los caladeros con la lucha contra la contaminación y el cambio climático. La flota pesquera española está compuesta por 8.839 buques (2.279 de ellos en el Mediterráneo) dedicados a las artes tradicionales, de cerco o arrastre. El ministro Planas avanzó que el CSIC trabaja en un lograr redes para preservar a los alevines.

Compartir el artículo

stats