Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los pediatras plantean una vacunación masiva de los niños contra la gripe para diferenciar la enfermedad del covid-19

Los especialistas advierten de que la poca circulación del virus gripal el año pasado puede hacer repuntar los casos esta temporada u Sanidad quiere inmunizar al 75% de los mayores de 65 años y al personal sanitario

Vacunación a un bebé en un centro de salud de la provincia, en una imagen de archivo. | ANTONIO AMORÓS

Con la temporada de gripe a la vuelta de la esquina, los pediatras han pedido que este año, el segundo en el que coincidirá este virus invernal con el del covid, se vacune frente a esta enfermedad a todos los niños de entre seis meses y cinco años.

La Asociación Española de Pediatría basa esta recomendación en varios motivos. Entre ellos, la dificultad para elegir cepas virales para elaborar la vacuna de esta temporada y los pocos estímulos inmunológicos que pueden haber desarrollado los niños por el descenso de casos de gripe durante el pasado otoño e invierno. La temporada pasada, el virus de la gripe apenas circuló en nuestro país, gracias entre otras cuestiones a las medidas preventivas frente al covid, como el uso de la mascarilla, la distancia y el lavado frecuente de manos.

Riesgo

En este sentido los profesionales advierten de que la incidencia de la gripe puede ser mayor este año, «porque hay cohortes enteras de niños que no han estado en contacto con estos virus», señala María Garcés, miembro del Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría. Esta pediatra recuerda que la incidencia de la gripe en niños triplica cada año a la de los adultos y es uno de los principales motivos de asistencia en Urgencias todos los inviernos.

Pero vacunar a los más pequeños de gripe ayudará, sobre todo, «a cortar la transmisión de la enfermedad desde los niños a los adultos y así reducir el riesgo de hospitalización y muerte en los más mayores por esta enfermedad». El jefe de Pediatría del Hospital General de Alicante, Javier González de Dios, recuerda en este sentido «que los menores de cinco años son los principales transmisores de la enfermedad».

En el documento que justifica la vacunación de los más pequeños, la Asociación Española de Pediatría sostiene que «tal y como se ha demostrado en varios estudios, la vacunación de los niños sanos interrumpe la cadena de transmisión y protege indirectamente a otros miembros de la comunidad, incluidos aquellos más vulnerables como los ancianos, personas inmunodeprimidas y menores de 6 meses».

Por otro lado, vacunar a los niños en esta franja de edad también ayudará a descargar al sistema sanitario, especialmente a Urgencias y Atención Primaria, muy saturados desde hace año y medio por la pandemia. «Ambas infecciones comparten síntomas lo que, inevitablemente, además del aumento de la frecuentación, puede conducir a una sobrecarga diagnóstica en estos servicios», señala la Asociación Española de Pediatría.

Disminuir la carga de enfermedad gripal podría, en este sentido, «conllevar una disminución de la necesidad de hacer pruebas diagnósticas microbiológicas para SARS-CoV-2 y otros virus respiratorios, a la vez que facilitar la asistencia sin interrupciones de los niños a los centros educativos».

Tanto para María Garcés como para Javier González de Dios la vacunación de los niños frente a la gripe es en nuestro país una asignatura pendiente desde hace años. Una medida que, apuntan, ya se realiza con éxito en otros países de nuestro entorno.

Al margen de vacunar a los niños entre los seis meses y los cinco años, los pediatras también aconsejan inmunizar a los niños a partir de esa edad y a los adolescentes con enfermedades de base o que tengan riesgo de sufrir complicaciones derivadas de la gripe.

También se apuesta por poner la vacuna a los niños a partir de 5 años que convivan con pacientes de riesgo y a las embarazadas en cualquier momento de la gestación.

La campaña de vacunación frente a la gripe arrancará el próximo mes de octubre, en una fecha aún por concretar por parte del Ministerio de Sanidad, según señalan desde la Conselleria de Sanidad. Al coincidir de nuevo con la pandemia del coronavirus, Sanidad quiere alcanzar tasas de vacunación muy elevadas, con el objetivo de proteger a los grupos más vulnerables.

En este sentido, el objetivo es llegar a una cobertura del 75% de vacunación entre las personas de 65 o más años de edad y entre los profesionales de los centros sanitarios y sociosanitarios.

También se ha marcado como meta una cobertura del 60 % entre las mujeres embarazadas y las personas pertenecientes a los grupos de riesgo.

El grupo en el que más contagios hay cada año

La Asociación Española de Pediatría recuerda que las mayores tasas de incidencia de gripe se registran, temporada tras temporada, en la población menor de 15 años, en todo el mundo. La proporción de población infantil afectada durante las epidemias anuales de gripe «varía entre el 5 y 15 % a nivel general y es superior al 50 % en grupos poblacionales cerrados, como el ambiente escolar». El mayor interés a la hora de vacunar a los niños frente a este virus estacional es el de impedir que transmitan la dolencia a las personas de mayor edad, en especial a los ancianos, que son los que más riesgo tienen de fallecer a causa de la gripe.

Compartir el artículo

stats