Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Investigadores alicantinos en un equipo pionero en "la liga de la Ciencia"

Casa Mediterráneo homenajea a Mojica y López-Bendito entre once científicos de excelencia

El equipo de investigadores con Zapatero, las conselleras Barceló y Carolina Pascual, y la rectora Amparo Navarro, entre otras autoridades

Casa Mediterráneo ha creado la primera selección de la liga científica del Mediterráneo, con un equipo de once investigadores de renombre internacional en el que figuran dos destacados científicos de la provincia, Francis Mojica y Guillermina López-Bendito, de las universidades de Alicante y Miguel Hernández de Elche respectivamente.

En el marco de las actividades con motivo de la Noche Mediterránea de las Investigadoras, y con el objetivo de difundir la ciencia y sus resultados a la sociedad, además de tratar de captar el interés de los más jóvenes por la investigación, Casa Mediterráneo ha celebrado este viernes una gala en la que ha homenajeado, junto a Mojica y López-Bendito, a científicos de nueve países por sus aportaciones a la Ciencia.

Al hallazgo de Mojica sobre la edición del genoma a partir de las secuencias repetidas, CRISPR, en microbios de las Salinas de Santa Pola, considerada la mayor revolución biotecnológica del siglo, se fueron sumando en el escenario el resto de logros científicos, así como las dificultades pasadas para conseguirlos y por los que fueron premiados con una camiseta de fútbol hasta formar el «dream team» o equipo más top de la Ciencia Mediterránea.

El propio Mojica, al que se sitúa como delantero con el número 9, apuntó a preguntas de este diario estar dispuesto a marcar «más goles». López-Bendito se emocionó al citar a sus hijos, Malena y Lucas, por el respaldo que le dan en el duro proceso de investigar el desarrollo de la estructura y las conexiones cerebrales que nos permiten ver, oír y sentir lo que tocamos.

Habiba Bouhamed Chaabouni, de Túnez, investiga las enfermedades genéticas. La italiana Martina Pierdoménico, el impacto de la contaminación en los mares, «dramática para generaciones futuras», alertó al tiempo que urgió a detenerlos desechos de plásticos. Y a la profesora turca de Ingeniería Química y de Medicina, Nurcan Tunçba, centrada en la biología de sistemas computacionales, se debe el algoritmo que posiciona los fármacos del futuro.

A Iris Charalambidou -que con el número 1 figura como portero estrella de esta selección científica-y Salih Gücel, biólogos de Chipre, se debe el estudio pionero de la floreciente flora y fauna de la conocida como Línea Verde en el citado país. Y Nagwa Abdel Meguid, de Egipto, ha cambiado la práctica de la neurología aumentando la comprensión sobre los trastornos neurológicos y genéticos.

El resto de «jugadores» de esta pionera liga científica se dirigieron en vídeo a los asistentes. Avelino Corma, de la Politècnica de València, CSIC y Premio Príncipe de Asturias; el físico francés Alain Aspect, decisivo en el campo de la computación cuántica; la epidemióloga libanesa, Abla Mehio Sibai, quien subrayó que «la ciencia que permite envejecer con salud y dignidad»; y la paleontóloga griega Katerina Harvati que investiga sobre los fósiles humanos de Apidima, entre los descubrimientos científicos más importantes de la década.

Abrió la gala el expresidente Zapatero, invitado de honor, destacando que este tipo de convocatorias debe recuperar la capacidad de unión entre los países, además de pedir que Europa acompañe al Mediterráneo «con más énfasis». Tanto la consellera de Sanidad, Ana Barceló, como la titular de Universidades e Innovación, Carolina Pascual, pusieron el acento en el compromiso del Consell por invertir en conocimiento. Y posteriormente la rectora de Alicante, Amparo Navarro, que entregó a Mojica su camiseta, valoró la «enorme capacidad de divulgación» del catedrático de quien dijo que «para nosotros es un Nobel, independientemente de las injusticias que se cometen en el ámbito de la Ciencia».

Compartir el artículo

stats