Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Qué nos espera este curso escolar en la provincia de Alicante

La recuperación de la presencia total en clase contrasta con el fin de los exámenes de recuperación en Secundaria. Colegios, institutos y universidades profundizan en la digitalización que forzó el coronavirus. La enseñanza tenderá a personalizarse

Trabajo en equipo y dos docentes en el aula: la enseñanza tiende a personalizarse. | HÉCTOR FUENTES

Trabajo en equipo y dos docentes en el aula: la enseñanza tiende a personalizarse. | HÉCTOR FUENTES

El curso de la recuperación frente al covid es el mismo que acabará con los exámenes de recuperación. Es la novedad más llamativa y trascendente del nuevo curso escolar. Tanto los máximos responsables educativos, con el conseller Vicent Marzá a la cabeza, como cada uno de los directores de centro y rectores de las universidades, se han esforzado con la contrata de más profesorado y estirando a su vez al límite los espacios educativos, hasta conseguir que la totalidad del alumnado reciba clases presenciales.

Alumnado, en la vuelta a clase, en la Universidad. | ALEX DOMINGUEZ

Presencialidad

Es el mayor hito del curso, destacado tanto desde la educación no universitaria como desde la Academia o enseñanza superior, tal y como se han preocupado por enfatizar los rectores de las universidades de Alicante, Amparo Navarro, y Miguel Hernández de Elche, Juan José Ruiz, que también han celebrado desde el primer día de clase las mayores expectativas que aporta la enseñanza presencial, frente a la docencia dual y online a la que obligó el covid durante el curso pasado.

Colaboración

Y es la misma presencialidad que reclaman los padres de alumnos, que quieren poder volver a reunirse son profesores y directores y acceder a los centros sin trabas. Opinan que son pieza clave en el devenir del curso educativo, y que la norma que sigue dejando en manos de los centros que los padres accedan o no al recinto educativo, no se corresponde con la colaboración que ellos ofrecen. La presencia de los tutores no supone obstáculo alguno para el máximo mandatario educativo de la provincia. David Vento es partidario de estrechar vínculos con los padres y propone que las reuniones se hagan en espacios abiertos, con la correspondiente mascarilla.

Mascarilla

Ni escuela ni universidad se pueden abstraer de la vida social que todo lo traslada a las aulas y, de la misma forma, tras la generalización de la vacuna, empiezan a proliferar padres negacionistas de la mascarilla que, por otra parte, sigue siendo igualmente obligatoria en los espacios educativos.

Profesores y directores dicen estar viéndose obligados a bregar con familias que se empeñan en quitar a sus hijos la mascarilla aunque el año pasado la llevaban sin más problemas. Desde la pedagogía, tratan de reconducir una postura que, de persistir, conduce a los alumnos al absentismo escolar, porque desde Educación se muestran tajantes: hay que cumplir las indicaciones sanitarias en todo momento. Y solo si lo prescribiera el médico, atender a los alumnos favoreciendo su presencia sin tapabocas, pero con seguridad.

Digitalización

Para avanzar en la enseñanza con las nuevas tecnológicas, tras la forzada enseñanza online a que obligó el covid, miles de ordenadores llegarán este curso a los centros no universitarios, para ir reduciendo una brecha digital que tanto daño asumen los docentes que ha hecho la obligada enseñanza a distancia.

Son portátiles que su sumarán a las tabletas repartidas el año anterior también, en un intento por profundizar asimismo en una enseñanza más digitalizada y actualizada, en la que también se embarcan las universidades. En concreto la UA pondrá en marcha un programa de formación digital innovadora para mejorar la competencia docente.

Evaluación continua

En esta misma línea por la mejora educativa, entra en juego también la última novedad anunciada desde el departamento que lidera Vicent Marzà con el objetivo de retirar a la Comunidad de los puestos de cola entre el conjunto de las autonomías a consecuencia del fracaso escolar. Se trata de la supresión de los exámenes de recuperación en Secundaria, que va a ser un hecho en el mismo curso que el jefe del ejecutivo valenciano, Ximo Puig, ha calificado como el de la recuperación frente a la pandemia. Así lo contempla el real decreto que el Ministerio de Educación tiene previsto sacar adelante en el contexto de la nueva ley educativa Lomloe, y que desde la filas de Marzà han anunciado que pondrán en marcha de inmediato.

Pero tal y como ha advertido el número dos de Educación , Miguel Soler, prescindir de los exámenes de recuperación en la ESO no implica otra cosa que llevar a la práctica, al cien por cien, la misma evaluación continua que contemplan las actuales directrices del curriculum escolar.

Apunta que el refuerzo del profesorado este curso, con el aumento de cerca de dos mil profesionales más en las aulas de la provincia, debe poder contribuir a detectar desde un principio en qué flojea cada alumno, para impartirle más horas a lo largo de este curso en esas materias y llegar al mes de mayo con el currículo completo superado.

Enseñanza personalizada

Esta mayor atención sobre el alumnado se trabajará durante el curso tanto en la vertiente académica ya citada, como en la emocional y más personal. Educación ha puesto para ello en manos del profesorado una guía con claves en la que apoyarse para detectar posibles problemas mentales entre un alumnado que, sobre todo en la edad adolescente, esconde los estragos impuestos por la pandemia en su desarrollo vital.

Los propios profesionales de Salud Mental tienen previsto reactivar las reuniones semanales con los centros educativos antes de que llegara el covid, para agilizar y reconducir situaciones que han disparado el intento de suicidios, según los últimos datos facilitados desde Sanidad.

Para contribuir a ello, Educación también ha decidido integrar en los claustros de los centros educativos a los orientadores o psicopedagogos, profesionales que, al igual que el profesorado, han aumentado en más un 30%, en un intento por favorecer una mayor atención, y más personalizada.

Codocencia

Idéntico plus de dedicación que implica el incremento de la codocencia que preconizan desde Educación, para que pueda haber dos profesores en el aula y se enseñe al alumno «por ámbitos», o lo que es lo mismo, que un mismo profesor especialista imparta otras materias asesorado por los que las dominan. Esto contribuye a dar mayor confianza al alumno, menos perdido ante el cúmulo de asignaturas que se le presentan en primero y segundo de ESO en comparación con el colegio.

Trabajo en equipo

Y hablando del colegio, los maestros celebran la recuperación de una mayor socialización entre los niños al convertir en aulas de convivencia la totalidad de los cursos, desde primero a hasta sexto, y favorecer el trabajo en equipo y por proyectos.

Plurilingüismo

El programa plurilingüe completado en los centros de Primaria se implanta ahora en Secundaria, Bachillerato y FP, no exento de polémica en la Vega Baja. El propósito es que todos los alumnos acaben los estudios con el dominio del castellano, valenciano y del inglés.

Impulso decidido por la FP y más Erasmus

Acercar la formación al mercado laboral es un propósito tanto de la Conselleria de Educación, -que este curso ha ampliado en 3.000 las plazas de Formación Profesional en la provincia y va a poner en marcha los comités territoriales que integran ayuntamientos, agentes sociales y empresas para potenciar nichos de empleo-, como de las universidades tal y como destaca la rectora Amparo Navarro, que apuesta por fortalecer el Centro de Empleo y el emprendimiento, junto a la profundización en la competencia de idiomas y digital para favorecer la empleabilidad del universitario. Ayuda también a este fin la recuperación de la movilidad estudiantil, que este curso mejora los índices de Erasmus que había antes de la pandemia.

Compartir el artículo

stats