Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sabores de todos los rincones de la provincia en la tercera jornada de la Alicante Gastronómica

La pastilla de turrón más grande del mundo, con 56 metros, ha sido la gran protagonista de la mañana en IFA

42

Alicante Gastronómica Matías Segarra

El reloj marca las 13:00 horas y los exteriores de la Institución Ferial Alicantina (IFA) ven cómo los alicantinos se acercan a degustar los sabores más exquisitos en la Alicante Gastronómica, la feria que honra el sabor mediterráneo y que ratifica a la provincia como capital de la cultura gastronómica en España.

Con más de 250 expositores, talleres de la mano de expertos gastronómicos y espacios en los que saborear los productos más diferenciadores de nuestra tierra, el evento suma su tercer día con un aforo casi al completo.

A las 11 horas, se presentaba la Pastilla de Turrón más grande del mundo, con 56 metros de pura magia. Durante la noche del sábado, los maestros turroneros trabajaron para realizar esta pastilla de turrón que horas más tarde ha sido repartida entre todos los visitantes. Durante la presentación, se ha llevado a cabo un homenaje a José Enrique Garrigós, fundador y primer presidente de la Asociación de Empresarios de Turrones y Chocolates de la Comunidad Valenciana.

Más tarde, ha tenido lugar la final de adultos que optan a ser el mejor arroz del Mediterráneo. Participan los finalistas amateurs de las rondas clasificatorias realizadas en centros Carrefour de la provincia de Alicante y Murcia. El jurado que debatirá y decidirá quién se lleva el oro ganador está formado por los conocidos Hermanos Torres, la ilicitana estrella michelín, Susi Díaz, y el dos estrellas Michelín, Óscar Velasco y Miquel Montoro, agro-youtuber. "Con un jurado así, la apuesta es segura", afirman los participantes.

A medida que la aguja va rozando la hora de comer, el recinto aguardaba multitud de actividades en los que han participado todos los sectores de la gastronomía alicantina y española: masterclass de salazones, cata de vermut ilicitano, una paella con sello de la Vega Baja y sus alcachofas e incluso la famosa morcilla de burgos.

Sin duda, los alicantinos no fallan a sus tradiciones y su gastronomía. Centenares de ellos han llenado hoy los pasillos de la IFA en busca de su producto favorito y con las ganas de probar otros muchos manjares procedentes de las comunidades vecinas.

Compartir el artículo

stats