Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una plaga de avispas obliga al colegio CEU Jesús María de Alicante a instalar medio centenar de trampas

El Ayuntamiento efectúa un requerimiento sanitario a la propiedad de la parcela identificada como foco de los insectos, cuyas picaduras afectan también a la zona residencial del complejo Vistahermosa

Uno de los cebos colocados por la empresa urbanizadora de la parcela donde se ha detectado el foco de avispas

El colegio CEU Jesús María de Alicante sufre desde el inicio del curso una plaga de avispas que ha obligado al centro, ubicado en Vistahermosa, a instalar medio centenar de trampas en el recinto escolar para evitar las picaduras que están afectando a alumnos, profesorado y resto de la comunidad escolar. Se trata de avispas especialmente agresivas y se acercan sobre todo a zonas donde puede haber alimentos, como el comedor, de ahí que el centro haya acometido también un plan específico de limpieza dado que estos insectos se alimentan de restos orgánicos, según ha informado el administrador del centro, Pablo Jiménez.

El colegio ha comunicado a los padres de alumnos la presencia de avispas en el recinto escolar y las medidas y gestiones realizadas, empezando por las asistencias necesarias por picaduras a cargo del equipo médico del centro, que se puso en contacto con una empresa especialista en control de plagas para recibir su asesoramiento y poder buscar la mejor solución al problema, determinando estos profesionales que el foco está fuera del colegio.

"Tras la visita a las instalaciones se determinó que el problema venía de fuera de nuestro recinto, a pesar de ello se han dispuesto más de 50 trampas con un compuesto especial para atraerlas. En todo momento, preservando la seguridad de los alumnos, como no puede ser de otra manera", reza en la carta enviada a las familias. Según explican desde el colegio, estas avispas no pueden ser exterminadas sino atrapadas, y cada dos semanas acude la empresa a retirarlas.

El colegio contactó con técnicos del Ayuntamiento de Alicante y con la comunidad de propietarios del complejo Vistahermosa, parcialmente afectada, que también habría realizado una desinfección de su recinto. Asimismo, la administración del colegio presentó por registro municipal una denuncia sanitaria "por el riesgo que implica para todos los usuarios del centro la presencia de las avispas".

El solar donde está el foco se ha sometido a un tratamiento contra las avispas

El solar donde está el foco se ha sometido a un tratamiento contra las avispas

Ayuntamiento

En relación con las avispas en el colegio CEU Jesús María y en el complejo residencial Vistahermosa, el Ayuntamiento de Alicante explica que el foco de las avispas se ha detectado en unos solares adyacentes a las instalaciones escolares y que se ha efectuado un requerimiento sanitario a las empresas propietarias de esos terrenos para que adopten las siguientes medidas: desbroce del matorral bajo, especialmente en las lindes que dan al Camino Viejo de San Juan y al colegio; y colocación de cebos para avispas en una zona alejada al menos 50 metros de las lindes para atraerlas fuera de la zona donde causan las molestias. "Hay constancia de que dichas medidas se están ejecutando", explican desde el bipartito.

Desde el colegio señalan que "aparentemente el problema está encauzado", pero sin embargo no esperan una solución inmediata dado que por su tipo de variedad hay que atraparlas -al parecer no son autóctonas-. Se espera que la bajada de temperaturas que puede producirse en próximas semanas con el alejamiento del verano contribua a su marcha.

Compartir el artículo

stats