El castigo defendido por el director del CEU Jesús María de Alicante, Luis Martínez-Abarca, para las alumnas que llevan la falda demasiado corta, consistente en apartarlas a un aula donde no reciben clase, ha sido criticado por la Conselleria de Educación y condenado por los representantes municipales de PSOE, Compromís y Unidas Podemos.

Pero es que la medida choca de pleno con la imagen que este centro concertado usa para ilustrar su propio Manual de Normas de Comportamiento y Convivencia, donde se ve a varias niñas con la falda del uniforme visiblemente por encima de la rodilla, que es la altura a la que según la citada normativa debe estar esta prenda.

El manual de comportamiento y convivencia del propio CEU se ilustra con la foto de unas niñas con la falda más corta de lo estipulado

El manual de comportamiento y convivencia del propio CEU se ilustra con la foto de unas niñas con la falda más corta de lo estipulado

Las normas estipulan, además, que no se pueden llevar "pantalones bajos de cadera, desaliñados o excesivamente largos, minifaldas (tampoco usar el uniforme como tal), prendas que dejen la cintura al descubierto, ropa excesivamente ajustada o escotada y zapatos de tacón alto o con plataformas".

El control sobre el vestuario llega al punto de que no se permite "el uso de bufandas o pañuelos de colores distintos al azul marino".

Sin embargo, el prurito mostrado a la hora de hacer cumplir estas normas no se relaja únicamente en la imagen de la portada del citado manual de convivencia. En una imagen publicada hace 20 horas en la página de Facebook del CEU Jesús María de Alicante se puede ver en la capilla del centro, junto al sacerdote, a una alumna con la falda ostensiblemente por encima de la altura permitida:

Alumnos del CEU Jesús María de Alicante en la capilla del centro

No es un caso aislado. Un simple recorrido por su muro permite encontrar más fotografías, incluso de actos oficiales, donde se incumple la normativa del centro en presencia de sus responsables.

Un gran número de alumnas, e incluso alguna de las mujeres del propio staff del colegio, llevaba la falda por encima de las rodillas en el acto académico de inicio de curso e imposición de becas a Bachillerato.

Un acto oficial en el CEU Jesús María de Alicante, con el director en el centro de la imagen

Tampoco piercings, tatuajes ni uñas pintadas

El citado documento especifica también que los alumnos no podrán usar en el colegio, ni tampoco durante las actividades extraescolares o salidas culturales, "piercings (teniendo también tal consideración los pendientes en los varones) y tatuajes".

Además, también se prohíben "pulseras, collares o joyas", aunque las alumnas "sí pueden llevar pendientes discretos". Tampoco están permitidos los "peinados llamativos (ni extensiones de pelo), maquillaje, tintes para el pelo ni laca de uñas".

Cabe destacar que el documento de aceptación de las normas de convivencia, que según se indica ha de ser firmado y entregado en la secretaría del centro por parte de los padres de los alumnos, no se ha hecho llegar a muchas familias, tal y como ha podido saber este diario:

Modelo de aceptación de las normas de convivencia del CEU Jesús María de Alicante

Modelo de aceptación de las normas de convivencia del CEU Jesús María de Alicante