Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los médicos prevén que la gripe y los resfriados sean este año más graves por el descenso del covid

La relajación en el uso de la mascarilla y la distancia puede provocar que los virus lleguen antes y duren más tiempo - Aconsejan una vacunación masiva en niños, mayores de 65 años y sanitarios

La vacunación sigue permitiendo reducir la incidencia del covid. Rafa Arjones

Sólo siete casos de gripe fueron diagnosticados en España la pasada temporada, frente a los 7.000 de la anterior. Las medidas de prevención adoptadas frente al coronavirus apenas dejaron posibilidad a que circularan otros virus. Tampoco hubo el invierno pasado apenas casos de bronquiolitis en niños o de virus digestivos. Sin embargo, los médicos advierten de que este año puede ser diferente. Con buena parte de la población adulta vacunada y un relajamiento en las medidas de prevención como mascarillas o distancia, los casos de gripe y de infecciones provocadas por otros virus pueden llegar antes y ser más virulentas que el año anterior.

La alerta la han lanzado expertos del Centro Nacional de Gripe de Valladolid, los hospitales Clínico Universitario y Río Hortega y la Universidad de Valladolid en un artículo publicado recientemente en la revista «Vaccines». En él se advierte de que la falta de contacto con el virus de la gripe puede provocar una caída en la inmunidad y ser peor en tres aspectos: empezar antes, durar más y ser más grave.

«Es una postura razonable. Es cierto que el virus de la gripe cambia cada año, pero va dejando una pequeña inmunidad, que hace que el organismo se encuentre más preparado. Este año ese pequeño entrenamiento no existe, por lo que la temporada de gripe se puede adelantar», advierte el epidemiólogo José María López Lozano.

«Los virus han circulado menos y además se ha relajado el uso de la mascarilla y la distancia social, por lo que es previsible que este año la temporada de gripe sea más intensa», sostiene Hermann Schwarz, responsable del área de vacunas de la Sociedad Valenciana de Medicina Familiar y Comunitaria.

Además de la gripe, también puede haber una mayor incidencia de otros virus respiratorios y digestivos, sobre todo en el caso de los niños. Ya ocurrió a comienzos de verano, cuando empezaron a aparecer casos de bronquitis y bronquiolitis en menores. Todo a las puertas del verano, cuando estos virus no suelen circular. Pediatras de la provincia consultados por este periódico explican que ya han empezado a detectar en sus consultas un aumento de episodios de gastroenteritis o del conocido virus boca, mano, pie. De momento la incidencia es como la registrada en época prepandémica, después de que el año pasado apenas circularan estos virus.

Los pediatras han recomendado que este año se vacune frente a esta enfermedad a todos los niños de entre seis meses y cinco años.

La Asociación Española de Pediatría basa esta recomendación en varios motivos. Entre ellos, la dificultad para elegir cepas virales para elaborar la vacuna de esta temporada y los pocos estímulos inmunológicos que pueden haber desarrollado los niños por el descenso de casos de gripe durante el pasado otoño e invierno. La temporada pasada, el virus de la gripe apenas circuló en nuestro país, gracias entre otras cuestiones a las medidas preventivas frente al covid, como el uso de la mascarilla, la distancia y el lavado frecuente de manos. Vacunar a los más pequeños de gripe ayudará, sobre todo, a cortar la transmisión de la enfermedad desde los niños a los adultos y así reducir el riesgo de hospitalización y muerte en los más mayores por esta enfermedad. Los especialistas recuerdan que los menores de cinco años son los principales transmisores de la enfermedad.

Para el caso de los adultos, los expertos también aconsejan vacunaciones masivas para frenar el impacto de la enfermedad. El Ministerio de Sanidad, como el año pasado, se ha marcado alcanzar el 75% de la población mayor de 65 años y de los sanitarios.

LA CLAVE

7 Casos de gripe notificados en toda España la pasada temporada. El año antes de la pandemia fueron 7.000 las personas que se infectaron por este virus estacional.

Compartir el artículo

stats