Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Absuelven a dos menores de abusar de una amiga tras un cumpleaños en Alicante

Un juzgado considera que no está probado que usaran la fuerza para tener sexo con la joven en la playa de San Juan

Una sala de los juzgados de Alicante.

Una sala de los juzgados de Alicante. rafa arjones

El juzgado de Menores número 2 de Alicante ha absuelto a dos jóvenes de abusar sexualmente de una amiga en la playa de San Juan después de una fiesta de cumpleaños. La sentencia recoge que no se ha acreditado que los menores, uno de ellos defendido por el abogado Roberto Sánchez Martínez, hubiesen utilizado «violencia, fuerza o intimidación» para tener sexo con la menor, que denunció haber sido violada por sus amigos.

El juez considera además que tampoco está probado que ninguno de los tres estuviera afectado de tal forma por el alcohol que le impidiera conocer el alcance de sus actos o le limitara su voluntad o capacidad de discernir. Igualmente, estima que no se ha probado que los dos menores fueran conscientes de la falta de consentimiento, voluntad o capacidad de discernimiento de su amiga cuando practicaron sexo los tres.

Los hechos enjuiciados ocurrieron la noche del 27 de junio de 2020. Tras la denuncia, los menores ahora absueltos tuvieron que cambiar incluso de colegio porque se acordó una orden de alejamiento de la menor, medida cautelar que ha quedado sin efecto esta semana tras la sentencia absolutoria.

El fallo recoge que los dos menores expedientados estaban con la denunciante y otros jóvenes en la playa de San Juan. Poco antes habían estado celebrando el cumpleaños de uno de ellos en el club social de una urbanización, lugar donde estuvieron ingiriendo bebidas alcohólicas.

Mientras estaban en la playa los dos menores ahora exculpados y la denunciante se marcharon «de común acuerdo» a un lugar más reservado en la zona de rocas al final de la playa de San Juan y allí realizaron «actos de naturaleza sexual». Los menores optaron por marcharse y regresar con el resto de amigos cuando vieron que había una persona cerca, posiblemente un pescador, que les llegó a alumbrar con una linterna.

En los fundamentos jurídicos de la sentencia, el juez precisa que el relato de la menor tiene ambigüedades y contradicciones, además de estar «marcado por notabilísimas lagunas de memoria» y omitir en la primera denuncia datos que podrían ser de relevancia si hubiese existido «una actuación ilícita», como el hecho de que uno de los denunciados la llevara a casa en su patinete. El grupo de amigos estuvo cenando después de la presunta violación y los dos menores y la chica se grabaron un vídeo donde salían diciendo que no iban a contar nada de lo ocurrido. Varios testigos corroboraron la versión de los menores ahora absueltos.

Compartir el artículo

stats