Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La provincia de Alicante suma en un año 200 plazas más para personas con enfermedad mental

La mayoría de los nuevos recursos, subvencionados por Igualdad, se han puesto en marcha en la ciudad de Alicante a través de la Fundación Adiem - La entidad quiere que sus centros se abran a la participación de los vecinos

El nuevo centro de Adiem en el barrio de Babel cuenta con un servicio de catering y cafetería abierta al público. |

El nuevo centro de Adiem en el barrio de Babel cuenta con un servicio de catering y cafetería abierta al público. | HÉCTOR FUENTES

Más recursos para las personas con enfermedad mental. La Conselleria de Igualdad ha aumentado en el último año en casi 200 las plazas en centros de día y en Centros de Rehabilitación e Integración Social en la provincia de Alicante, conocidos como CRIS.

Unas plazas que palían en parte la enorme necesidad que tiene la provincia de contar con una red específica para atender a las personas con enfermedad mental. Recursos que suponen un escalón entre la hospitalización y el domicilio de los pacientes. En estos centros, en función de su gravedad, los usuarios pueden recuperarse sin necesidad de estar internados y alcanzar toda la autonomía y potencialidades que la enfermedad les permite.

«Hemos hecho un grupo muy bueno: salimos a dar una vuelta, vamos a la playa, hacemos yoga,...»

decoration

Desde el año 2015, según destacan desde la Conselleria de Igualdad, las plazas para personas con enfermedad mental en diferentes recursos han aumentado en la provincia un 57,27%, al pasar de 632 a las 994 actuales. Al margen del aumento de plazas en centros de día y CRIS, en este tiempo se han duplicado las viviendas tuteladas, hasta las 88 actuales y además han aumentado las plazas en los denominados CEEM, centros que prestan un servicio de alojamiento y rehabilitación de personas con enfermedad mental.

Buena parte de estas plazas nuevas se han creado en la ciudad de Alicante, de la mano de la Fundación Adiem, que en el último año ha habilitado 150 plazas más subvencionadas por la Conselleria de Igualdad. El último recurso que ha puesto en marcha la entidad es un centro de día y un CRIS en el barrio de Babel. Entre los dos recursos atienden a 90 usuarios.

«Me encanta venir a la asociación, trabajo la autoestima y las relaciones con los demás»

decoration

El CRIS tiene capacidad para 70 personas, que acuden durante toda la mañana para trabajar psicomotrocidad, habilidades sociales, estilos de vida saludables… «El objetivo es poner a la persona como protagonista de la toma de decisiones e impulsar su proyecto de vida con un abordaje individual y grupal», explica Francisco Canales, director de Adiem. En cuanto al centro de día, hay 20 plazas para personas con enfermedad mental crónica con gran deterioro de sus capacidades, donde se desarrollarán programas intensivos de recuperación funcional y actividades estructuradas de ocupación del tiempo libre.

Este nuevo centro nace con un planteamiento muy original, abrirlo al barrio. «Queremos generar un modelo inclusivo, de manera que todos nuestros centros estén abiertos y sean permeables a los vecinos», sostiene Canales. Todo bajo la premisa de que fomentar estos vínculos y posibilitar que vecinos y usuarios se conozcan es el mejor modo de eliminar los estigmas que desafortunadamente hoy en día rodean a la enfermedad mental.

«Aquí venimos a evolucionar como personas y a intentar superarnos dentro de nuestras posibilidades»

decoration

En este sentido, el nuevo centro que la asociación ha puesto en marcha está abierto a realizar actividades a las que puedan asistir los vecinos y que estén enfocadas a la promoción de la salud mental, como pueden ser charlas o ciclos de cine.

El centro también cuenta con una cafetería abierta al público y gestionada por personas con enfermedad mental. Este establecimiento funciona como un centro especial de empleo, «orientado a dar trabajo a 18 personas, ya que también ofrecen servicios de catering y que se completa con servicios de conserjería y limpieza que prestamos a empresas externas», señalan Lorena Quiles y María Dolores García, psicóloga y trabajadora social de Adiem. Además de estas plazas, y otro CRIS con 70 plazas en la zona de Ciudad de Asís, la entidad cuenta en Alicante con otros recursos, como viviendas tuteladas, servicio de ayuda a domicilio y recientemente se ha acreditado un nuevo servicio de asistente personal para poder ayudar y hacer acompañamientos en el domicilio. En toda la provincia Adiem gestiona 500 plazas en distintos recursos para personas con enfermedad mental.

«Participamos en muchos talleres, hablamos con el psicólogo y nos ayudan mucho»

decoration

El año pasado la entidad atendió a 501 personas, la mayoría con más de 45 años. De ellos, el 74% han mejorado en inclusión social y en relaciones interpersonales. Casi un 78% han tenido un mejor desarrollo personal y un 80% han ganado en derechos.

Compartir el artículo

stats