Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Ayuntamiento da tres años a las Hogueras para cambiar las vallas con las que se financian

Los festeros consiguen una moratoria en la modificación de los soportes donde se anuncian patrocinadores que sufragan el 15% del coste del monumento - El plan municipal persigue facilitar la visión de la foguera a personas con movilidad reducida

Visita de personas en silla de ruedas a una hoguera, en imagen de archivo. | INFORMACIÓN

Las comisiones de hogueras dispondrán de tres años a partir de la primera plantà efectiva -será la de 2022 si la pandemia lo permite- para cambiar el vallado que colocan en el perímetro de los monumentos, soportes donde se anuncian patrocinadores que sufragan hasta el 15% del coste de la foguera, en las de mayor presupuesto hasta 10.000 €. La sustitución del vallado se contempla en el plan de accesibilidad de las Hogueras impulsado por el Ayuntamiento de Alicante y persigue facilitar la visión de los monumentos a personas en silla de ruedas.

Los festeros han conseguido la moratoria tras las alegaciones al plan presentadas por la Associació de Fogueres Especials -integrada por 9 distritos- y la hoguera de Calvo Sotelo, apoyadas por la Federació de Fogueres al entender que un cambio inmediato suponía un importante perjuicio económico para las asociaciones festeras, ya que podían perder estos patrocinios. Solicitaban posponer la medida. Así lo ha contemplado el equipo de gobierno bipartito, que ya ha aprobado en Junta de Gobierno la versión definitiva del plan de accesibilidad con una moratoria de tres años, plazo que empezará a contar a partir de la próxima plantà, para que las hogueras dispongan de más tiempo en esta modificación. La versión aprobada es la segunda ya que la primera recibió las alegaciones de la Federació por las dificultades que suponía para la plantà al considerar que establecía itinerarios peatonales restrictivos para monumentos, racós y barracas. El estudio, cuya redacción el Ayuntamiento encargó a Cocemfe, fue modificado y salió de nuevo a exposición pública.

«El modelo de vallas es el que hay. Tienen que fabricar el nuevo material»

Manuel Jiménez - Concejal de Fiestas

decoration

Volviendo al vallado, el plan obliga a instalar un nuevo sistema sin elementos opacos (que dificulten la visibilidad) a una altura superior a 70 centímetros en una valla sí y otra no. Es decir, los patrocinadores podrán anunciarse en una valla pero no en la siguiente, lo que obligará también a las empresas a realizar un gasto e invertir en los nuevos soportes.

La alegación que presentó la Federació a través de su presidenta, Toñi Martín-Zarco, instaba a que se reconsiderasen las circunstancias y se permitiesen medidas alternativas «en aras a que puedan seguir utilizándose las vallas facilitadas por los patrocinadores pues son una importante vía de financiación». Francisco Vinal, vicepresidente de Asociaciones, señala que la Federació no termina de estar de acuerdo con la medida «porque puede repercutir en la economía de las comisiones ya que los patrocinadores y colaboradores tendrán que hacer un gasto extra en adaptar sus vallas». En este sentido, creen que no era el momento de aprobar el plan y que se debería haber esperado a que se normalizase del todo la situación sanitaria y económica «porque sigue habiendo en ERTE un montón de empresas». Vinal recalcó que se trata de un plan por iniciativa exclusivamente del Ayuntamiento que solo afecta a las Hogueras y no a otras fiestas de la ciudad. El edil Manuel Jiménez señala que la moratoria obedece a que existen una serie de contratos firmados de publicidad y a que el modelo de vallas es el que hay. Además, recordó que en algunos casos los anuncios en vallas suponen el 15% del presupuesto de la foguera, «lo que sería un perjuicio» de aplicarse de forma inmediata. «Pero hay que hacerlo todo accesible, y eso es sí o sí. Entrará en vigor en 2025 para permitir la visibilidad del monumento a las personas en silla de ruedas». El presidente de la Associació de Fogueres Especials, Josep Amand Tomás, recordó que ya hay comisiones que facilitan este aspecto poniendo una cinta en la parte frontal de la hoguera. Sobre la moratoria, dijo que «es una manera de darnos un margen para subsanar la cuestión».

Los itinerarios peatonales apenas se tocarán

«Mantener los itinerarios peatonales existentes, sin reducirlos ni afectarlos negativamente durante los días de Hogueras, para que las personas con movilidad reducida puedan desplazarse con normalidad». Éste es el texto definitivo con el que se ha aprobado el plan de accesibilidad de estas fiestas tras resolverse las alegaciones de la segunda exposición pública por la que ha pasado. Esto es así después de que el Ayuntamiento haya aceptado el 90% de las alegaciones que la Federació de Fogueres presentó al documento inicial al entender que los itinerarios peatonales eran restrictivos y entorpecían la plantà de un tercio de los monumentos, racós y barracas que se instalan.

El bipartito admite las alegaciones de la Federació, que se quejó de un perjuicio a la plantà

decoration

El plan fue elaborado por la Confederación de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de la Comunidad (Cocemfe) con un coste de 15.246 €. La Federació consideró que ponía demasiadas trabas al normal desarrollo de la Fiesta. Aunque la entidad apuesta por facilitar la accesibilidad tanto a disminuidos físicos como psíquicos y orgánicos, como señala Cocemfe en el plan, «otra cosa es hacerlo tan accesible que imposibilite la plantà de muchas hogueras y de muchos racós, del orden de un 30% ó 40%». Las alegaciones se fundamentaron en un decreto de la Generalitat, que regula la accesibilidad en la edificación y en los espacios públicos, más flexible que el plan, con el que se solapaba. Según el vicepresidente de Asociaciones de la Federació, Francisco Vinal, el de Alicante se amparaba en una ley estatal «mucho más restrictiva que la de aplicación autonómica y logramos darle la vuelta al 95% de las propuestas. Se queda como estaba salvo en algunos casos en que habrá que poner rampas».

«Hay que pensar en que a una distancia no muy lejana de la foguera siempre hay bajadas con rampa de las aceras para que el público pueda darle la vuelta. En algunas habrá desnivel pero son tantas innovaciones que las comisiones tendremos que aplicarlas poco a poco», concluye Josep Amand Tomás, presidente de la Associació de Fogueres Especials.

Compartir el artículo

stats