Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El bipartito se escuda en un informe técnico de julio de 2020 para mantener cerrado el ascensor del castillo

El Instituto Valenciano de Seguridad y Salud en el Trabajo recalca, sin embargo, que el escrito no era vinculante

Turistas suben a pie al castillo, en una imagen reciente. | ALEX DOMÍNGUEZ

El ascensor del castillo de Santa Bárbara, que conecta el acceso por Juan Bautista Lafora con la parte alta de la fortaleza, seguirá cerrado al público. Al menos, por ahora. El bipartito de Alicante continúa sin poner fecha a la apertura de un elevador que se cerró con el estallido de la pandemia, aunque previamente acumuló continuas averías. La falta de actividad de este servicio municipal, unido a la inexistencia de lanzaderas, obliga a los turistas y a los alicantinos a subir a pie (o en taxi) hasta el castillo, ante la imposibilidad de aparcar el vehículo en la zona por la decisión del gobierno municipal para evitar «estrés arquitectónico» al conjunto histórico.

El bipartito se escuda en un informe de hace más de un año del Instituto Valenciano de Seguridad y Salud en el Trabajo (Invassat), organismo dependiente de la Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo. «La instrucción venía del Invassat y no tenemos ningún cambio en las recomendaciones. Nosotros seguiremos igual porque velamos por la seguridad de los trabajadores y de los usuarios», señaló Manresa este miércoles en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno.

Desde conselleria explican que el informe se emitió a petición del propio Ayuntamiento. «Es en julio de 2020 cuando el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales del Ayuntamiento consulta al Invassat porque en esos momentos existe riesgo para un trabajador, ya que en ese ascensor del castillo de Santa Bárbara trabaja un ascensorista. El objetivo del Invassat es velar por la salud de los trabajadores públicos y, en base a las restricciones de ese momento, se emite un informe para proteger a ese trabajador (el ascensorista) ya que no hay distancia de seguridad ni posibilidad de poner mampara», añaden fuentes de la conselleria, que a su vez subrayan que el documento era informativo y que además no se ha solicitado ninguna actualización desde esa fecha: «Ese informe no es vinculante ni potestativo, responde a una consulta. Es el Ayuntamiento quien decide cerrar el ascensor como lo es ahora de abrirlo. Hasta ahora no se ha realizado ninguna otra consulta más al respecto por parte del Servicio de Prevención de Riesgos del Ayuntamiento».

Desde la oposición municipal criticaron este miércoles la inacción del bipartito de Alicante. El portavoz de Compromís, Natxo Bellido, lamentó que el ejecutivo de Barcala obligue a los turistas a realizar «la Volta a Peu» para llegar al castillo, mientras que el portavoz de Unidas Podemos, Xavier López, criticó que el gobierno local sólo se preocupe de «privatizar el castillo para que sus lobbies afines ganen dinero».

Compartir el artículo

stats