Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El bipartito repintará de blanco las líneas de las calles de Carolinas Altas tras cancelar el aparcamiento de pago

El concejal firma un decreto en el que se ordena reponer la señalización horizontal y vertical a su estado original, con la eliminación de la cartelería correspondiente a la zona azul y naranja

Líneas pintadas de azul en calles de Carolinas Altas, en una imagen reciente

Líneas pintadas de azul en calles de Carolinas Altas, en una imagen reciente

La decisión del bipartito de dar marcha atrás en la implantación del aparcamiento de pago en calles de Carolinas Altas llevará aparejado el repintado de las líneas que lucen de azul y naranja desde hace meses. Así se recoge en un decreto firmado por el concejal de Movilidad, José Ramón González, en el se ordena reponer la "señalización horizontal y vertical a su estado original", con la "eliminación" de la cartelería "correspondiente a la zona azul y a la zona naranja". El documento, además, recoge la suspensión definitiva "de la implantación de una nueva área de estacionamiento regulado en el Sector 7, en el Barrio Carolinas (barrio de Carolinas Altas), y dejar sin efecto y derogar el decreto de 31 de marzo del 2021, por el que se autorizaba la implantación de la referida área regulada".

Esa decisión se tiene que notificar oficialmente, según el decreto, a la empresa adjudicataria del servicio, a la Junta Municipal de Distrito número 2, y a las asociaciones de vecinos y comerciantes participantes en el proceso de implantación. 

El documento oficial firmado por el concejal explica que mediante un anterior decreto del 31 de marzo de 2021, "se implantó una nueva área de estacionamiento regulado en el Sector 7, en el Barrio Carolinas (barrio de Carolinas Altas), conforme al procedimiento establecido en la ordenanza reguladora de limitaciones al uso del estacionamiento en las vías públicas (ordenanza de la ORA), con la conformidad de los representantes vecinales y sectoriales de la Junta de Distrito nº 2, además de haberse informado a la Junta Municipal de Distrito n.º 2". El texto prosigue con que "iniciada su implantación progresiva, con la instalación de señalización horizontal y vertical y la realización de una campaña informativa, antes de finalizar la misma, se han recibido instancias suscritas por un elevado número de vecinos que muestran su disconformidad con la implantación de áreas de estacionamiento regulado en el Barrio de Carolinas Altas, por lo que solicitan su paralización".

Sin embargo, según prosigue el texto, "ante la oposición vecinal a la implantación de nuevas áreas de estacionamiento regulado en el Sector 7, Barrio Carolinas (barrio de Carolinas Altas) puesta de manifiesto en la encuesta de opinión realizada, se ha considerado conveniente y oportuno suspender su implantación de forma definitiva".

A finales de septiembre, el bipartito de Alicante decidió dio marcha atrás definitiva al proyecto de implantación de la zona de aparcamiento regulado (ORA) en el barrio de Carolinas Altas. La decisión se tomó tres meses después de que el propio gobierno municipal paralizase la iniciativa por el fuerte rechazo vecinal y comercial.

El concejal de Presidencia, Antonio Peral, fue el encargado de anunciar la suspensión de la iniciativa impulsada por el ejecutivo de Barcala durante este mandato, que llegó a contar con el aval de la Junta de Distrito de la zona: "El equipo de gobierno ha decidido suspender la implantación de la ORA en Carolinas, debido al fuerte rechazo de los vecinos para la implantación de este sistema de aparcamiento. Descubrimos, cuando se puso en marcha el servicio, que lo que parecía apoyo no lo era como esperábamos. Nosotros queríamos mejorar el aparcamiento, parecía que podía ser la solución".

El edil popular destacó la oposición vecinal que obligó a paralizar la medida en junio, pese a que las asociaciones existentes, tanto vecinales como de comerciantes existentes al impulsarse la medida, sí que avalaban su puesta en marcha: "Se produjo ese rechazo y paralizamos la puesta en marcha. Entonces iniciamos una investigación que hemos concluido ahora. Nos ha traído que más de la mitad de los vecinos está en contra y otras similares. Ahora empezaremos un proceso participativo para buscar soluciones con los vecinos".

El ejecutivo de Barcala fundamentó su decisión en la división existente en el barrio sobre la implantación de la ORA, tal y como refleja una encuesta encargada por el ejecutivo local, según la cual -tal y como añaden- el 50,9% de los vecinos de Carolinas Altas están en contra de la medida y el 49,1% a favor. En concreto, son los hombres, los jóvenes y los mayores quienes rechazan mayoritariamente la implantación inmediata de la ORA, en tanto que las mujeres y los de mediana edad se declaran partidarios en mayor medida.

A finales de junio, cuando ya había fecha para el inicio de la zona ORA en Carolinas y ya había calles pintadas de azul, el gobierno municipal tuvo que reaccionar ante el fuerte rechazo vecinal. Entonces se supo que la implantación de la zona azul y naranja en calles del barrio de Carolinas Altas tendría que esperar. Pese a que estaba anunciado que el 1 de julio se pondría en marcha el sistema de regulación del aparcamiento, al principio sin multas, el gobierno municipal decidió paralizar temporalmente el proyecto tras arreciar las críticas entre comerciantes y vecinos, que iniciaron una recogida de firmas, que sumó miles de apoyos.

Ahora, tras suspenderse definitivamente el proyecto, se ha ordenado devolver las líneas a su estado original: en color blanco. También se eliminará toda señal vertical relativa a las zonas azul y naranja. No hará falta eliminar los parquímetros, porque nunca llegaron a instalarse.

Reacciones

El Partido Socialista de Alicante y el grupo municipal socialista han calificado hoy de "éxito vecinal y de los propios comerciantes de Carolinas Altas la suspensión de la implantación de la ORA en varias zonas de este emblemático barrio alicantino". Una vez más, según inciden, "se demuestra que la falta de diálogo del señor Barcala, su poca empatía con las asociaciones vecinales, comercios y resto de fuerzas políticas, le han conducido a un estrepitoso fracaso, como lo demuestra el hecho de que el 5 de octubre se publicara el edicto de suspensión definitiva de la ORA”, según el concejal y secretario general del PSOE de Alicante, Miguel Millana.

Desde Unidas Podemos, su portavoz, Xavier López, asegura que su grupo preguntará el coste del proyecto fallido: "Vamos a preguntar cuánto ha costado esta vez al conjunto de la ciudadanía la enésima reculada de Barcala en solo unas semanas. Ya advertimos desde el principio de la enorme división que estaba generando en los barrios afectados esta decisión y de la necesidad de promover medidas adaptadas a la movilidad del siglo XXI y la transición verde que no pasarán por las exclusivamente recaudatorias. No se escuchó a tiempo y ahora de las arcas públicas se pagan los errores del Partido Popular. Dinero que después no encuentran para políticas sociales".

Compartir el artículo

stats