Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Kit para sobrevivir al recibo de la luz

Cruz Roja impulsa un punto móvil de información sobre ahorro energético para asesorar a personas en riesgo de exclusión sobre cómo reducir el coste del recibo y del consumo de agua - Las familias más necesitadas reciben lotes de bombillas led

Un trabajador de Cruz Roja entrega un kit de bombillas y regletas a una vecina de Elche durante la salida, ayer, de la caravana de la energía.  |

Un trabajador de Cruz Roja entrega un kit de bombillas y regletas a una vecina de Elche durante la salida, ayer, de la caravana de la energía. | ANTONIO AMORÓS

Las últimas subidas del precio de la luz han disparado la inestabilidad que tienen muchas familias de la provincia para poder hacer frente a ciertos gastos fijos. Este incremento lastra sobre todo a aquellos que ya estaban en riesgo de exclusión social con múltiples dificultades para pagar el suministro.

Para atender a usuarios con necesidades, Cruz Roja ha impulsado en Elche un punto de información energético móvil para asesorar a la población sobre el ahorro energético y dar pautas sobre buenas prácticas ambientales. La iniciativa persigue también detectar nuevos casos de personas en situación de pobreza energética, a las que se les ayuda entregándoles, por ejemplo, kits que pueden incluir desde regletas o bombillas led para tratar de revertir el excesivo gasto en algunos hogares donde no se han podido instalar tecnología más eficiente por falta de medios.

La «caravana de la energía» es el proyecto piloto que ha arrancado en Elche hace apenas una semana y espera atender a más de 120 familias hasta noviembre. Aunque la idea ha surgido en esta ciudad, el único municipio de la provincia que por ahora presta este servicio, podría ampliarse a otros si da buenos resultados y se consigue más financiación, ya que en este caso ha arrancado con una aportación de la fundación La Caixa y Caixabank.

Javier Pavo, director de la asamblea de Cruz Roja en Elche, indica que la principal misión era desestacionalizar la atención que se presta en materia de ahorro energético para llegar a más familias que tienen complicaciones para desplazarse en busca de ayuda.

La caravana es una antigua ambulancia que se ha habilitado como oficina para este tipo de proyectos de calle que la organización humanitaria desarrolla. Cada día durante este mes estará circulando por pedanías ilicitanas como Torrellano, El Altet o Las Baias así como por barrios como el Sector V o Carrús. Desde Cruz Roja han detectado que se dan casos críticos en los que incluso los usuarios no tienen capacidad económica para desplazarse en busca de ayuda, por lo que entienden que acercar este asesoramiento puede facilitar el camino y «amortiguar» la situación de personas que no tienen recursos básicos o no saben cómo gestionarlos para ahorrar.

Los técnicos de Cruz Roja estudian las facturas de la luz con los usuarios para reducir el gasto. | ANTONIO AMORÓS

Así las cosas, el vehículo estaciona durante varias horas junto a centros sociales para hacer más visible este tipo de asistencia realizada por trabajadores sociales, técnicos de medio ambiente y voluntarios de Cruz Roja.

El representante de la organización expone que la misión es «dar cobertura a necesidades que entendemos que hay que subsanar. Hacemos una valoración en relación a eficiencia energética en los hogares vulnerables y emitimos un informe para dar pautas y consejos para reducir ese gasto en las familias».

Tras revisar las facturas se estudia la situación individual se toman unas directrices u otras, ya que ante casos extremos de vulnerabilidad los usuarios pueden entran en el itinerario de intervención y pueden asumir pagos de suministros y pequeñas rehabilitaciones del domicilio. Estas salidas a la calle también pueden facilitar que se comuniquen los casos más complejos a los Servicios Sociales de la ciudad para que actúen, teniendo en cuenta que el Ayuntamiento también colabora.

En ese kit de eficiencia energética pueden encontrarse desde bombillas, regletas de luz, burletes para puertas y ventanas para aislar las viviendas del frío. También incluso se llegan a entregar bolsas de aire para que los usuarios las introduzcan en al cisterna del inodoro con tal de reducir el gasto de agua. Entre otros artículos se entregan imanes para recordar a las familias cuáles son las horas llanas en la tarifa de la luz para hacer uso de ciertos dispositivos como la lavadora o la plancha.

A pesar de esta ayuda, Javier Pavo reconoce que en la mayoría de los casos las condiciones de los domicilios no suelen ser las más adecuadas por cerramientos antiguos así como bombillas y aparatos de alto consumo.

Compartir el artículo

stats