Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La asociación de trabajadores TAMPM rechaza el cierre del Psiquiátrico de Fontcalent

El colectivo defiende la continuidad del hospital en Alicante aunque se abra otro centro en Valencia y pide que se invierta en programas de reeducación

La asociación de trabajadores TAMPM rechaza el cierre del Psiquiátrico de Fontcalent |

La asociación de trabajadores TAMPM rechaza el cierre del Psiquiátrico de Fontcalent | RAFA ARJONES

La asociación de trabajadores penitenciarios «Tu abandono me puede matar» (TAMPM) también se suma al rechazo frontal del cierre del Hospital Psiquiátrico Penitenciario de Fontcalent una vez se abra un gran centro para enfermos mentales en la localidad valenciana de Siete Aguas. Tras las críticas del sindicato Comisiones Obreras por el proyecto de un macro psiquiátrico, la asociación TAMPM defendió ayer la continuidad del centro alicantino aunque se abra el de Siete Aguas y reclamó que se garanticen los actuales puestos de trabajo.

La plantilla del Psiquiátrico de Fontcalent está molesta por haber conocido de forma indirecta los planes del Ministerio de Interior de cerrar el centro alicantino y TAMPM considera «innecesario» abrir el macro psiquiátrico y resalta que la plantilla de Alicante «está totalmente preparada tanto para seguir atendiendo a enfermos mentales con eximentes completas, como para aprovechar las infraestructuras existentes y cubrir necesidades de la capital provincial, como la de disponer de una enfermería con más capacidad de plazas, departamentos para internos PAIEM o para internos incluidos en programas de salidas programadas».

«Tu abandono me puede matar» critica en un comunicado la política de inversiones millonarias en la construcción de nuevas infraestructuras dirigida por la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias y de la Sociedad de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios y de la Seguridad del Estado (SIEPSE). «Las indemnizaciones a las empresas constructoras de la cárcel de Siete Aguas por la paralización de las obras que hemos tenido que afrontar entre todos los ciudadanos demuestran la mala gestión llevada a cabo», señala la asociación.

La asociación entiende que Interior debería revisar la apuesta de los altos cargos por multiplicar el gasto en «ladrillo», especialmente en una época en la que la propia Administración «se enorgullece del descenso de la población penitenciaria y de su apuesta por las medidas alternativas a la entrada en prisión».

Por ello, reclaman que la inversión «millonaria e innecesaria en infraestructuras penitenciarias se destine a llevar a cabo programas adecuados y punteros para lograr el cumplimiento de los fines constitucionales de reeducación y reinserción social». Estos programas, según TAMPM, deben cumplir con los estándares europeos en materia de salud mental «y, al contrario de lo que sucede ahora, debe existir un seguimiento posterior para analizar sus resultados»

TAMPM defiende que la mejora de las condiciones de trabajo de las actuales plantillas de trabajadores es la mejor forma de dar una óptima atención a los internos que padecen enfermedades mentales. «El aumento del número de trabajadores de todas las áreas, fundamentalmente de la sanitaria, darles formación adecuada y mejorar su seguridad es una apuesta por el futuro de la institución», indica la asociación.

Valor de la plantilla

Para «Tu abandono me puede matar», el valor de la plantilla del Hospital Psiquiátrico Penitenciario de Alicante es «incalculable». En este sentido, precisan que «sus conocimientos tras décadas tratando a personas enfermas mentales, la formación que le trasladan a los nuevos trabajadores a través de esta experiencia y el grupo humano allí presente serían un capital inmaterial muy preciado si hubiese gestores que velasen por el interés público y la gestión racional de los recursos de la Administración».

TAMP trasladará estas cuestiones a los trabajadores y recuerda a Instituciones Penitenciarias que está obligada a informarles de sus planes y a escuchar sus propuestas. TAMPM buscará acuerdos con las organizaciones que defiendan el derecho de los trabajadores a decidir su futuro para realizar acciones conjuntas, incluidas movilizaciones.

Compartir el artículo

stats