Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los médicos atienden los primeros casos de gripe y una avalancha de fuertes catarros y gastroenteritis

En Urgencias se disparan las asistencias y en las consultas de Pediatría se duplican los pacientes - La propagación de estos virus se ha adelantado con respecto a lo previsto por los especialistas

Pacientes a las puertas de un centro de salud de Alicante, en imagen de archivo

«La guardia de anoche fue un no parar. A las 9 de la noche ya habíamos visto a 70 pacientes». Estas palabras de un médico de familia de Alicante resumen la situación que se está viviendo esta semana en centros de salud y en los dispositivos de Urgencias, tanto en las hospitalarias como en las extrahospitalarias. Con la entrada del otoño y la caída de las temperaturas se están disparando en la provincia de Alicante las asistencias médicas por catarros, gastroenteritis y otras infecciones víricas. También se están detectando los primeros pacientes con gripe. 

El incremento de casos comenzó a notarse a principios de semana y médicos de familia consultados por este periódico señalan que están atendiendo a una media de dos y tres pacientes diarios afectados por estos problemas. «Se trata sobre todo de cuadros víricos que provocan catarros muy fuertes, con tos, dolor de garganta y fiebre alta», explica un médico de la ciudad de Alicante. Este especialista también ha notado un repunte en los últimos días de enfermedades provocadas por otros virus, como es el caso del herpes y de la mononucleosis. 

«Las consultas ya están como si estuviéramos en invierno»

Aurora Peñalver - Asociación Pediatría Extrahospitalaria

decoration

Los pediatras también están asistiendo a jornadas intensas, con un aumento de casos sobre todo de gastroenteritis provocadas por enterovirus. También se están registrando casos de bronquiolitis que en los niños más pequeños obligan a su ingreso. En el caso del Hospital General de Elche, por ejemplo, dos lactantes permanecen hospitalizados, aunque su evolución es buena. 

En las consultas de los pediatras de los centros de salud el ritmo es frenético. «Estamos como en invierno, sin parar de atender niños», señala Aurora Peñalver, presidenta de la Asociación de Pediatría Extrahospitalaria. La llegada repentina de estos virus, unido a que el año pasado apenas hubo casos, «ha hecho que se estén poniendo malitos al mismo tiempo los primeros niños a los que por edad les toca, que son los que empiezan la guardería, y los que el año pasado debían ponerse malos». El resultado, «las consultas se han llegado a duplicar. Empiezas el día con 24 o 25 personas y acabas con más de 40 pacientes».  

«En los más pequeños vemos gastroenteritis y en los mayores cuadros más inespecíficos»

Aurora Peñalver - Asociación Pediatría Extrahospitalaria

decoration

Y es que el año pasado este tipo de afecciones desaparecieron de las consultas, gracias sobre todo al uso de la mascarilla y al lavado frecuente de manos. Sin embargo, con la disminución de casos de covid se está produciendo también un relajamiento en este tipo de medidas, lo que está dando la oportunidad a estos virus para infectar más. En este sentido, los especialistas recuerdan la importancia de mantener, sobre todo, el lavado frecuente de manos, «ya que muchos de estos virus acceden al organismo a través del contacto de las manos con boca y ojos», como señala el pediatra José Pastor. 

Esta avalancha de infecciones víricas llega cuando el coronavirus sigue circulando en la provincia, con una media de 350 casos detectados cada semana y cuando los síntomas de estas enfermedades son tan parecidos a los del covid. No en todos los casos se están haciendo pruebas para descartar el covid. Por regla general, según detallan los médicos de familia consultados, los test de antígenos se están haciendo a personas mayores, con patologías de base, a cuidadores de personas vulnerables y a pacientes que presentan síntomas algo más graves que los de un simple catarro. Los especialistas también recuerdan la necesidad de permanecer en casa si aparecen síntomas de estas dolencias. «La gente ha perdido el miedo a todo y se van a trabajar con fiebre y encontrándose mal. Hay que recordarles que aún hay covid y que aunque nos se trate del virus, pueden contagiar a los compañeros», señala un médico de familia.

«Afrontamos este aumento de casos con las mismas plantillas y con bajas sin cubrir»

María Ángeles Medina - Sociedad Valenciana Medicina Familiar

decoration

Los centros de salud afrontan este aumento de pacientes sin un refuerzo en las plantillas. «Llueve sobre mojado. Somos la misma plantilla de siempre, sin sustituir durante las bajas o las vacaciones, y con mucho cansancio acumulado», lamenta María Ángeles Medina, presidenta de la Sociedad Valenciana de Medicina Familiar y Comunitaria. Esta profesional pide colaboración a la población y recuerda que no es necesario acudir al médico el primer día que se tienen síntomas, sobre todo sin son leves. «Lo mejor es permanecer en casa, tomar un antigripal de los que se comercializan en farmacia y acudir al médico si los síntomas van a más o no remiten al tercer día». Para ello, esta profesional cree necesario que las empresas no exijan un parte de baja sólo porque el trabajador falte un par de días. «En muchos países europeos funciona la denominada autodeclaración de salud del trabajador, lo que nos quitaría muchísima burocracia a los médicos». Medina recuerda también que aún hay pacientes que erróneamente creen que este tipo de infecciones se tratan con antibióticos «y acuden al centro de salud sólo para que se los recetemos». 

En las plantas de ingreso de los hospitales la situación de momento está más tranquila, según han confirmado desde varios servicios de Neumología consultados. Hay un goteo de pacientes que ingresan, sobre todo personas mayores que se descompensan de sus enfermedades con estos primeros fríos. Sin embargo, en hospitales como el de Sant Joan el aumento de urgencias está empezando a provocar problemas, según denuncia el sindicato CC OO. En las últimas horas ha habido pacientes que han permanecido horas en Urgencias por falta de camas, «mientras la tercera planta centro sigue cerrada porque desde hace años no se tiene dotación de personal para esta planta y la conselleria hace oídos sordos a las peticiones de aumento de plantilla», lamenta este sindicato.

«Es importante que la gente recuerde que al primer síntoma leve no debe acudir al centro de salud»

María Ángeles Medina - Sociedad Valenciana Medicina Familiar

decoration

El próximo 25 de octubre arrancará la campaña de vacunación frente a la gripe en los centros de salud. Sanidad quiere captar para que se vacunen al 75% de los mayores de 65 años. Este año además, los especialistas han intensificado su mensaje para que la población se proteja, ya que prevén una temporada de gripe más virulenta, debido a que el año pasado el virus apenas circuló, por lo que el sistema inmune está más «desentrenado». La campaña de la gripe se hará de manera simultánea con la aplicación de la tercera dosis de la vacuna frente al coronavirus en los mayores de 70 años. Ambas inyecciones se pondrán en los centros de salud.

Compartir el artículo

stats