Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un semáforo abierto solo trece segundos desespera a los conductores en la Vía Parque

Los usuarios critican la descompensación de tiempos en el cruce de Joaquín Blume con la avenida de Elche, ya que el paso dura siete veces más en rojo que en verde, lo que eterniza la espera con que se acumule una veintena de vehículos

Semáforo de la calle Joaquín Blume, entre San Gabriel y el parque de El Palmeral, que conecta la Vía Parque con la avenida de Elche. | ALEX DOMÍNGUEZ

Una circunvalación sin ninguna prioridad. Eso es Vía Parque, al menos en su «desembocadura» en la avenida de Elche. Y todo por un semáforo que permanece siete veces más tiempo en rojo que en verde, que por cada trece segundos «abierto» está más de minuto y medio «cerrado». Eso provoca desesperación entre los conductores que circulan por la Vía Parque, sobre todo en hora punta, ya que basta con que se acumule una veintena de vehículos para destinar casi diez minutos en superar ese «punto negro».

Ese escaso tiempo en luz verde permite apenas que pasen cuatro coches por cada ciclo, y apurando, según lamentan habituales de la zona, que se plantean alternativas a la Vía Parque para llegar al acceso sur aunque deban dar un mayor rodeo. «Es desesperante. Llegas al semáforo y parece que no hay mucho tráfico, pero es que apenas pasan cuatro coches cada vez que se pone en verde, así que si se juntan una veintena de vehículos, por ejemplo, te pasas ahí casi diez minutos», critica un usuario que trabaja en el entorno del polígono de Aguamarga.

Aparato que ha estado contando vehículos en la Vía Parque. | RAFA ARJONES

Otros habituales de la zona dicen no entender que una vía que el Ayuntamiento «vende» como circunvalación de Alicante no tenga ninguna prioridad semafórica. «Vale que es un cruce con la avenida de Elche, pero no puede ser que el último semáforo de la Vía Parque esté abierto tan poco tiempo. Es normal que se hayan producido ya varios accidentes de tráfico, porque la gente apura de la desesperación generada por las esperas interminables», añade otro usuario de la Vía Parque.

Por otro lado, el Ayuntamiento de Alicante ha querido conocer de primera mano, con datos contrastables, el tráfico que soporta la Vía Parque tras la apertura del último tramo, el que une el PAU 1 y Ciudad de Asís. Con ese objetivo, la Concejalía de Movilidad ha instalado en los últimos días dos contadores para saber la cifra exacta de vehículos que transitan por la zona, y también los horarios con mayor tráfico. Los artilugios, que constaban de una caja atada a una farola y de dos tiras que recorrían el asfalto, han estado ubicados en el citado nuevo tramo y también en el vial que más ha visto aumentar el tráfico en los últimos meses, en la calle Deportista Joaquín Blume, por donde circulan los vehículos antes de desembocar en la avenida de Elche, paso previo por un semáforo de ciclos más que desiguales. «Se ha querido conocer la afluencia de vehículos en ese tramo de Vía Parque para saber si hay que implantar algún tipo de medida nueva de seguridad. Esas cajas se instalan en diferentes puntos de la ciudad cuando se quieren conocer datos sobre el tráfico», explican desde la concejalía que dirige el popular José Ramón González.

Compartir el artículo

stats