Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Francisco Sorolla Secretario General de la Asociación Valenciana Contra el Acoso Escolar

«El ciberacoso ha aumentado entre un 50 y un 70% con la pandemia»

Con 22 años de experiencia y más de 3.500 casos de acoso escolar, Francisco Sorolla incide en la necesidad de crear una ley de acoso escolar en la Comunidad Valenciana y una asignatura obligatoria en los centros.

Francisco Sorolla, Secretario General de Avalcae. | INFORMACIÓN

Uno de cada tres estudiantes ha sufrido acoso escolar durante uno o dos días en el último mes, una proporción similar a la de aquellos que fueron objeto de violencia física en los últimos 12 meses, de acuerdo con un informe de la UNESCO. Franciso Sorolla, Secretario General de la Asociación Valenciana Contra el Acoso Escolar (Avalcae), realiza una radiografía de esta problemática.

¿Cómo ha evolucionado en los últimos años, y sobre todo a raíz de la pandemia, la problemática del acoso escolar en la provincia?

Sin lugar a dudas, el acoso escolar se ha visto agravado por la pandemia. Sin embargo, es algo que lleva ocurriendo mucho tiempo pero que cada vez es más grave. Durante estos últimos años se daban casos de acoso escolar físico, pero la pandemia ha traído un incremento de ciberbullying, aumentando la cifra de casos entre un 50 y un 70 por ciento. Los agresores creen que detrás del teléfono son impunes y con el uso, cada vez más temprano, de las redes sociales en la vida de los menores, añadido a la poca implicación de los centros escolares, el panorama cada día sea más desolador.

¿Qué estamos haciendo mal como sociedad al tener datos tan alarmantes?

La mayoría de padres facilitan teléfonos a sus hijos antes de los diez años, creyendo que es algo normal cuando no somos conscientes de que le estamos dando un arma de doble filo. La vida virtual ha superado ya a la física, muchos menores no saben vivir sin sus smarthphones y el uso que le dan no es el más recomendado, puesto que, por parte de los padres, en la mayoría de casos, no se le educa en un correcto uso de estas herramientas sociales. Incluso en los centros escolares se dan escuelas donde desde bien pequeños se les da una tablet para realizar tareas. La ley en este caso es clara, ningún menor de 14 años debe estar en una red social. Sin embargo, esto no se cumple en España, por ello cada padre debe actuar con responsabilidad y no anticipar la adquisición de un teléfono hasta que su hijo o hija no cumpla la edad legal. Los niños y niñas tiene que ser niños y niñas.

Hablando de los centros escolares, aquí también forman parte de la ecuación. ¿Se implican lo suficiente en prevenir el acoso?

Aquí hay mucho que hablar debido a que existen muchos tipos de centros en la provincia: los que sí reconocen el acoso y quieren acabar con él, los que no saben que hacer y los que aún sabiéndolo, no hacen nada y lo niegan. Por desgracia, de los que cogen el toro por los cuernos y se involucran hay muy pocos en la provincia. Los datos así lo afirman, de cada diez centros, cuatro se implican en esta problemática. También debemos tener en cuenta una cosa y es que los docentes han tenido mucha sobrecarga de trabajo en estos dos últimos años. Unido además a la poca inversión por parte de la administración pública en una educación basada en la igualdad y con una mayor prevención en conductas suicidas, acoso y demás asuntos que son de vital importancia a la hora de educar y enseñar a las generaciones futuras.

¿Desde los colegios se enseña bien el uso de las nuevas tecnologías?

Hemos notado durante estos últimos años un incremento del uso de grupos de Whatsapp o Facebook realizados por los propios docentes como vía de comunicación con los alumnos, siendo estos menores de 14 años. Esto no debería estar permitido. De hecho, el próximo año la Unión Europea, junto a las Naciones Unidas, querían aumentar la edad legal a los 16 años por la cantidad de daño que se produce en las redes. Algo que por desgracia también va unido al aumento la tasa de suicidio en jóvenes entre 10 y 20 años. Una simple burla, una mala palabra, puede desarrollar problemas muy serios.

¿Cuál es la solución para acabar con la problemática del acoso escolar y prevenir desgracias futuras?

Lo principal es hablar. Hablar sobre suicidio, hablar sobre acoso, hablar sobre ansiedad. Crear consciencia para mejorar autoestimas y autoconfianzas. Por otro lado, debemos ayudar a todos. Desde la asociación pensamos que tanto víctima como agresor necesitan ayuda. Un agresor no nace agresor, se hace. El entorno juega un papel fundamental en la vida de los menores. Con ellos debemos emplear la empatía, ya que es la mejor prevención contra el acoso. En octubre nos reuniremos en las Cortes Valencianas para aprobar lo que será la próxima ley contra el acoso escolar, algo que no está presente en nuestras aulas.

Actualmente, ¿qué protocolo antiacoso está presente?

En la Comunidad Valenciana está vigente el protocolo PREVI, Plan de Prevención de la Violencia y Promoción de la Convivencia. Sin embargo, el plan está bastante bien hecho, pero es muy protocolario, muy burocrático. Entonces, claro, cuando un niño está teniendo un problema, lo que quieres es que lo solucionen ya. Aquí el tiempo es oro y todo puede quedarse en una simple anécdota con solución o en algo que te puede acompañar el resto de tu vida. Aún nos llegan personas con 40 años que sufrieron acoso escolar y todavía están traumatizados por ello. La Organización Mundial de la Salud es la que se encarga de controlar el acoso escolar en el mundo porque lo considera un daño psicológico, una seguridad psicológica que hunde a la víctima en o en un estrés postraumático tremendo. Debemos tomar ejemplo.

¿Crees que en la educación de los menores los padres tienen una responsabilidad que no está asumiendo?

Sin duda alguna debemos tener claro que los colegios están para enseñar y los padres y madres para educar. Nuestra asociación da charlas sobre la prevención del acoso y el ciberacoso anualmente. Por la mañana vienen los estudiantes, siendo estas obligatorias para ellos. Pero lo alarmante es que por la tarde realizamos la misma a los padres y suele venir un 10% del total. Por eso, rogamos a los centros educativos que implanten estas charlas obligatorias también para madres y padres. Además de crear una asignatura sobre Nuevas Tecnologías desde Educación Primaria hasta Secundaria a nivel nacional para que los menores conozcan cómo utilizar correctamente Internet.

Compartir el artículo

stats