Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La denuncia de un alumno por insultos saca a la luz anomalías en el Instituto Marítimo de FP

Profesores y ex sindicalistas del centro académico, ubicado en el Puerto de Alicante, arropan a este alumno y abundan, a raíz de sus denuncias, en las anomalías que se suceden en un instituto

En el Instituto Marítimo Pesquero faltan recursos y profesorado. | RAFA ARJONES

La denuncia interpuesta por un alumno del Instituto Marítimo Pesquero contra uno de los profesores por insultarle, por razón de su discapacidad, ante el resto de la clase, ha acabado sacando a la luz irregularidades o anomalías académicas que, a pesar de los sucesivos recursos tanto ante el Ministerio de Transportes, el Defensor del Pueblo, la Guardia Civil, Fiscalía de Alicante y la Inspección educativa, no se han abordado todavía ni por parte de la Conselleria de Agricultura ni por la de Educación.

Desde ambos estamentos, la respuesta remitida a este diario se limita a afirmar que están negociando el traspaso de competencias del Instituto Marítimo Pesquero de manos de Agricultura a las de Educación. No obstante, el Ministerio de Transportes da la razón en su recurso de alzada al alumno Jesús Solana, que además de recurrir por su derecho al honor, pone el acento en la falta de la titulación necesaria de uno de los profesores, «lo que pondría en peligro los estudios que ha calificado hasta ahora», recalca el estudiante.

El ministerio contesta que dicho docente no está capacitado para impartir certificados académicos, para lo que se exige el título superior de Marina Civil. Asimismo, desde el Ministerio de Educación responden a este estudiante que el título de Capitán de Pesca no equivale a ninguna diplomatura o grado universitario.

En funciones

Profesores y ex sindicalistas del centro académico, ubicado en el Puerto de Alicante, arropan a este alumno y abundan, a raíz de sus denuncias, en las anomalías que se suceden en un instituto cuya dirección sigue en funciones y en el que no se convoca a los organismos de representación tampoco, incumpliendo la ley, como subraya el ex docente Carlos Moreno. «Nunca antes la situación en el centro había sido tan grave», afirma.

De la treintena de profesores solo hay dos funcionarios de carrera, el resto son interinos «porque se van ante la situación, y porque tampoco ha salido oposición ninguna en años». Pero lo más grave este curso, recalca, es la ausencia de sustituciones, lo que ha llevado a la falta de un tercio de la plantilla, como corroboran profesores y alumnos consultados por INFORMACIÓN que prefieren mantenerse en el anonimato por el temor a posibles represalias.

Entre los docentes afirman que tras más de veinte años de ejercicio se han empezado a abrir expedientes con sanciones entre profesionales sin mácula que, de llevarse a cabo, contemplan el despido «entre aquellos que no acatan lo que marcan desde la dirección», lamenta Moreno, ex delegado sindical del centro que ha ejercido como profesor durante quince años.

El alumno ofendido, pendiente de que resuelva la Fiscalía, amplía su denuncia a la falta de titulación apropiada del profesor que le insultó por «intrusismo profesional, por si fuera constitutivo de delito penal al hacerse pasar por diplomado universitario sin serlo». Ha presentado requerimientos asimismo ante la Capitanía Marítima de Alicante y la Guardia Civil.

Medios

Ante la dirección territorial de Educación reclama que se le ha negado el acceso a otro ciclo formativo alegando una discapacidad del 33% que, en la práctica, se traduce en una prótesis que no le impide ir al gimnasio, como explica. «La inspectora no hace caso, la Conselleria de Agricultura no dota de medios al centro y este año no se han ofertado plazas en el primer curso», abunda.

Caros Bonet, ex responsable del sector del Mar en UGT, lamenta por su parte la dejadez de las autoridades con el único centro académico de la provincia que forma a los profesionales del mar.

«Mientras en otras comunidades se potencian y dotan de recursos estas titulaciones, en la provincia faltan profesionales en el sector pese a la demanda. Tienen que formarse con un elevado coste en la privada cuando estos estudios han sido siempre gratuitos en el Marítimo Pesquero de Alicante», advierte Bonet. Moreno calcula que el ciclo de buceo privado puede alcanzar los 8.000 euros.

Compartir el artículo

stats