Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Siete detenidos por «okupar» casas para «alquilarlas» a familias con pocos recursos

La Policía arresta a los implicados en Alicante, El Campello y Mutxamel tras descubrir viviendas donde residían personas que pagaron hasta 3.000 euros para vivir en ellas u El grupo también cometió estafas con la identidad de los inquilinos

La Policía Nacional traslada a dos de los detenidos por allanamiento de moradas. | INFORMACIÓN

La Policía Nacional ha detenido en Alicante, El Campello y Mutxamel a siete presuntos miembros de una red dedicada a la ocupación de viviendas a la fuerza para ofertarlas luego a familias con pocos recursos económicos, a las que llegaban a cobrar hasta 3.000 euros para entrar a vivir en las casas allanadas, según informó ayer la Comisaría Provincial.

La Policía de Alicante intervino en los registros cerraduras nuevas destinadas a cambiarlas por las de las casas que allanaban con el fin de alquilarlas de forma fraudulenta. La investigación también ha revelado que además del allanamiento de morada, los «okupas» robaban en las casas antes de ofertarlas a terceras personas y cometían estafas usando la identidad de los «inquilinos» a los que ofertaban las viviendas.

La Brigada Provincial de Policía Judicial de Alicante inició las pesquisas gracias a la información obtenida por los radiopatrullas de la Brigada de Seguridad Ciudadana sobre el incremento de ocupaciones de viviendas. Los datos fueron incluidos en una base de datos policial cuyo análisis posterior permitió a la Policía Judicial descubrir que había una trama organizada detrás de buena parte de las ocupaciones ilegales de viviendas que se estaban registrando en Alicante.

Los investigadores han localizado al menos seis viviendas ocupadas por la organización desarticulada. La primera de ellas era una casa ocupada en el barrio de Virgen del Remedio. En su interior residía una familia con escasos recursos económicos que había pagado cerca de 3.000 euros por el alquiler indefinido de dicho domicilio a unas personas que la allanaron tras forzar la puerta de entrada.

La Policía acudió a la vivienda con el legítimo propietario y procedió a su desalojo mientras seguían las pesquisas. Las indagaciones desvelaron la existencia de otras cinco viviendas más que habían sido ocupadas mediante el mismo «modus operandi» en la zona de la playa de San Juan y el barrio de Juan XXIII.

Los agentes identificaron a un ciudadano argelino con múltiples antecedentes por delitos contra la propiedad como cabecilla del entramado de ocupaciones ilegales, así como a otras seis personas que presuntamente también participaban en las actividades ilícitas de la organización desarticulada.

Los investigadores de la Brigada de Policía Judicial averiguaron que los sospechosos, además de los allanamientos de morada y robos en el interior de las casas que ocupaban, cometieron supuestamente otros delitos relacionados con estafas y usurpaciones de identidad.

Según la Policía, el cabecilla de la trama se ganaba la confianza de familias con escasos recursos económicos a quienes les alquilaba las viviendas. Para ello se servía de información que le proporcionaban otros miembros del entramado y en algún caso llegó incluso a usurpar posteriormente las identidades de estas personas para cometer estafas a compañías telefónicas o a agencias de crédito.

Los sospechosos fueron detenidos a principios del pasado mes de septiembre y se realizaron registros en San Vicente y Mutxamel.

Los detenidos, de entre 22 y 63 años, eran dos hombres y dos mujeres de nacionalidad española, un varón de origen cubano y otro de nacionalidad búlgara, además del mencionado cabecilla de la trama, un delincuente habitual de origen argelino. Todos ellos fueron trasladados a dependencias policiales para instruir las diligencias correspondientes antes de ponerlos a disposición del juzgado de guardia.

La Policía llevó a cabo registros simultáneos en San Vicente del Raspeig y Mutxamel e intervino gran cantidad de material especialmente diseñado para forzar puertas, así como cerraduras de puertas listas para consumar el allanamiento de las moradas.

A los arrestados les imputaron delitos de participación en organización criminal, robo con fuerza, allanamiento de morada, ocupación de bien inmueble, usurpación de estado civil y estafa.

Compartir el artículo

stats